Análisis en búsqueda de una salida

Ojo: he aquí lo que nos está hundiendo, y puede mandarnos al diablo

Los llamamos “hijos de papi” y aunque lo son, nos hundieron. También esos mismos hijos de papi derrocaron a Rómulo Gallegos, en 1948. Por ahí me dicen: “Pero es que Chávez no es Gallegos”. No lo será, pero ahí están los resultados. Los recursos de los hijos de papi son infinitos como veremos. Los hijos de papi tienen Robocops, Iglesia, Reyes, cantantes, mises, el tesoro de los Estados Unidos, CNN, Fox News, Univisión, la SIP, McDonald’s, Sambil, iphone’s,…

Los hijos de papi no son ninguna concha de ajo. En cada vidriera de los Centros Comerciales, en cada ropa de marca, en cada exuberante lola que se nos atreviese, o nariz artificialmente refinada; en cada culo apologético que reverbere de acuerdo con los mandatos de último grito de la moda, allí hay un hijo o una hija de papi, exigiendo libertad, que no se metan con sus pareceres, que no se le censure, que liberen a Nixon, que respeten a Urosa, que caiga ya de una buena vez el tirano Chávez.

No hay carta que en nuestro territorio el imperio no se haya jugado, y he aquí el análisis que he meditado largamente:

El deber de todo revolucionario es conocer en profundidad los planes del enemigo, y el principal en este momento consiste en hacerse la víctima para después atacar despiadadamente. Este es el método que le ha funcionado de maravillas a la derecha. Cuando tenían el poder, el truco era vivir alarmando al país con un supuesto proyecto de subversión en marcha de la izquierda. Así cometieron masacres, allanaron miles de hogares, torturaron, expulsaron del país a los políticos que quisieron y mantuvieron a la nación, desde 1959, en un permanente estado de sitio, casi todo el tiempo con las garantías constitucionales suspendidas. No olvidemos que los adecos en 1947 fueron los creadores del “Inciso Alfaro” para detener a todo del que se sospechara someramente...

Esta técnica la aplican desde la oposición, super-refinada ahora, con las experiencias de lo que ha pasado en Serbia, Ucrania y Georgia. El Estado y el propio gobierno tienen muy poca capacidad de defensa y de ataque, si consideramos que debe guardar las formas democráticas que en el mundo han venido siendo impuestas por el consenso de Washington. Ellos desafían de la manera más criminal, pertinaz y terrorista al pueblo, y si se les trata de meter medianamente en cintura utilizando las leyes, inmediatamente hacen aparecer éstas como expresiones de violaciones a los derechos humanos, vejámenes, torturas y represión. Lo irónico es que la única manera de defenderse de estas arremetidas es también aparecer como víctimas de los que nos asesinan y agraden. El mote de violentos que llevamos los chavistas no los quita ni el mismo Cristo. No se puede contraatacar echando mano de la legalidad y mucho menos con las mismas armas del enemigo, so pena de ser derrotados y aplastados sin contemplación.

Cada vez que el Presidente Chávez se indigna y lo hace como en el caso de las últimas intervenciones antes de cerrar la campaña por la Reforma y en la exposición ante el Alto Mando, nuestros enemigos se frotan las manos.

Queremos que los camaradas comprendan lo siguiente:

1- Desgraciadamente no se puede cerrar a Globovisión. Así, que olvídense.

2- Las marchas arreciarán, y sólo la lucha que puedan hacer los estudiantes bolivarianos podrán neutralizar o derrotar a la feroz campaña que los colegios y universidades privados iniciarán a partir de enero. Los estudiantes bolivarianos en este sentido tienen que diseñar una estrategia muy bien organizada.

3- Resistencia a la provocación, con una alta calidad humana y una paciencia infinita. Toda reacción para nosotros en el terreno de la provocación que ellos buscan, significará una derrota y una condenación brutal para nosotros. Téngase en cuenta que los pendejos del gobierno nuestro, ni una camarita cargan cuando nos atacan sin conmiseración, después tenemos que utilizar las propias imágenes de Globovisión para poder explicar los chuzo y medios que nos meten. ¡No nos joroben, coño!

4- Nosotros también podemos crecernos solamente desde el papel de víctimas. ¡Increíble! Que más dirigentes sigan cayendo. Que no podamos ni cargar una banderita ni una franela porque nos destrozan. Soportar todo, como franciscanos o de otro modo nos hunden a la revolución. Andar poniendo las mejillas. No hay otra salida.

La más patética (trágica) desolación de Bolívar, ahogado por la calumnia y el crimen, por los rumores y epítetos de los eternos vendidos a los poderosos intereses extranjeros, se resume en la siguiente frase: “DEBEMOS SER VÍCTIMAS PARA NO PARECER TIRANOS” (Carta al general Rafael Urdaneta, fechada en Popayán el 6 de diciembre de 1829).

Exactamente lo que le ocurre hoy al presidente Hugo Chávez Frías: acepta el papel de víctima ante una jauría de histéricas hienas porque, como nunca los ha tocado, precisamente por ello le tildan de monstruo, de asesino, bestia, tirano.

En este sistema, o se es “demócrata” o se es “tirano”. Si se es “demócrata” hay que aceptar las llamadas reglas del juego impuestas por los ladrones, por las mafias, por la cúpula eclesiástica, por los grandes dueños de las factorías traficantes de esclavos que tienen sus sedes en la Casa Blanca, o en las grandes capitales europeas o asiáticas.

A Chávez se le quiso dominar haciéndole entrar en el juego de los “retozos democráticos”. Algo, como se ve, muy arriesgado, dado que se ve obligado a compartir su revolución con muchos expertos en marramuncias del pasado. Al aceptar las reglas del juego, en muchas cosas debe procurar parecerse a aquellos que han diseñado dicho “juego democrático”. Por eso los medios en el 2.000 proclamaron que duraría muy poco. Fue ese el grito que profirió la llamada “sociedad civil” el día que él asumió el mando.

Fue así como sus ideas revolucionarias fueron siendo lentamente encallejonadas hacia un berenjenal, y ese berenjenal estalló este 2-D.

La manera de inventar conjuras en nombre de la libertad, y de esa cosa que se dio en llamar "meritocracia", es muy vieja. El primer gran dirigente de esa llamada "sociedad civil" que tiene su sede principal en el Este, fue Francisco de Paula Santander. Siendo todavía vicepresidente, Santander hizo provocar un alzamiento en el Perú contra las fuerzas venezolanas allí establecidas. Para ello compró al comandante José Bustamante, además de asegurarle que sería protegido por el Congreso de la República (donde el “vice” tenía muchos amigos).

La celebración de este alzamiento (¡insólito!) se hizo para defender la Constitución y desprestigiar al Libertador y la unidad de América. Téngase en cuenta que Santander fue enemigo acérrimo de Congreso Anfictiónico de Panamá, y el primero en protagonizar una gran marcha contra el Libertador en Bogotá. De modo que esas carnavaladas[1] cívico-militares que se dieron, por ejemplo, en la plaza Francia de Altamira son de vieja data y responden al mismo patrón.

Aquella marcha de Santander en Bogotá en 1827 con el "vice" a la cabeza produjo un gran desequilibrio institucional del cual la República jamás se repuso, y se hizo en nombre de la “Defensa de la Constitución”. Pero en verdad se trataba de un pretexto para salir de Bolívar con la ayuda de la propaganda internacional que él mismo hacía difundir en Europa. Hacer ver que el Libertador era un tirano, un aberrado militarista, y confundir con ello a muchos honestos patriotas. Fue tal el efecto de esta propaganda en el exterior que para EE UU, hasta el día de hoy, Bolívar sigue siendo un déspota de corazón. A Bolívar lo odia y desbordada locura el imperio norteamericano.

Así, camaradas, que si no entienden esto, estamos jodidos.

[1] Por cierto, que cuando el 29 de octubre del 2002, se cumplió una semana de encontrarse rebelados en esta Plaza de Francia un grupo de 14 altos oficiales, El Nuevo País, periódico golpista, publicó el siguiente titular: “Se celebró la octavita en Altamira.”

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2764 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a47026.htmlCd0NV CAC = Y co = US