De rancia estirpe adeca, firmó contra Chávez y coordina Moral y Luces

De tantas barbaridades con las que uno se topa cada día a veces nos encontramos con que no creemos ni en los Evangelios. Me invitan a un acto en Mérida para lanzar el Tercer Motor. El encuentro se realiza en una sede muy bella, la sala está atestada de revolucionarios; la Banda Marcial de la Guarnición del Estado se encuentra en el lugar para tocar el himno nacional. Llegan invitados y “coleados” (quizá yo sea uno de ellos) y se acomodan como pueden. La sala es muy pequeña y es difícil hasta aplaudir (una de las mejores cosas que solemos hacer). Reparten un cafecito, veo a comandantes Tupamaros; me encuentro con outsiders críticos del proceso y valientes líderes de barriadas como Maracara; la cosa debe comenzar a las 2 de la tarde y son casi las cuatro y nada que se inician los formales discursos. Está por allí el profesor Alirio Liscano quien entra y sale, sale y entra. Llega al fin la profesora Ángela de Vásquez, hay abrazos y aplausos, se forma el tren de los inauguradores del acto. Discursos que habrán de ser largos y tediosos: “Yo soy un luchador incansable que me he caracterizado por mis quilates en los duros aprendizajes de las batallas de cada día. Yo a donde voy digo que soy educador porque educador nací…” Nadie aplaude hasta que se nombra al hombre verdaderamente genuino de todos los grandiosos cambios: HUGO CHÁVEZ. Ahora ciertos oradores para que los aplaudan nombran al comandante con grandes aspavientos. No nos queda más remedio. De todos los que intervinieron solamente uno de ellos gritó al final: PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE, y fue un oficial de la 22 Brigada. Me agradó su determinación y la manera como lo hizo

Aparece entre los oradores el coordinador de Moral y Luces en Mérida, el profesor Cléber Albeiro Mora Peña, de pequeña estatura física, lleva lentes, muy bien vestido y de mirada como conturbada. También él se lanza un discurso de unos quince minutos y no dice nada. Hurgó en lo moral, rebuscó en lo ético, saludó a los símbolos patrios, felicitó la causa, y cerró con huecas y vagas palabras de lucha y trabajo sin descanso. El señor Cléber es profesor de la Universidad Simón Rodríguez y está en Comisión de servicio en Mérida para coordinar el Tercer Motor Moral y Luces. No sé que de Moral y qué de Luces nos puede transmitir, nos puede enseñar, siendo que firmó contra nuestro Presidente para que no nos siguiera dirigiendo con sus luces y con su moral (lo pueden comprobar, su cédula es: 11220015). El señor Cléber estuvo del lado del golpe del 2002, y a favor del Paro Petrolero y como guinda estampó su firma para que nuestro Presidente no siguiera comandando esta lucha entre cuyas banderas principales está el Motor Moral y Luces, y… allí, increíblemente, está Cléber muy orondo dirigiéndolo.

Está bien que el Presidente haya dicho que nos debemos olvidar de la Lista de Tascón, pero para estas cosas tan sagradas, como Moral y Luces. Este seño Cléber dirigía con gran pompa y mayor fruición el sector educativo de Acción Democrática en el municipio Alberto Adriani, y solía anexar en su currículo como gran cosa su ficha de inscripción en el fenecido “partido del pueblo”. Fue pieza clave del ex gobernador William Dávila Barrios en el Estado y su nombre está inscripto con gran pompa en una placa que habla de la “Entrega Primera Etapa Construcción de la Sede Universidad Simón Rodríguez, ....”

Valga un comentario anexo: Sin que Sant Roz moviera un dedo ni por asomo se encuentre en plan de buscar pertenecer al referido Tercer Motor, que bastante trabajo tiene, una profesora de la UNEFA (Universidad que en Mérida está convertida en una espantosa cueva de escuálidos), propuso su nombre, y ¡Ardió Troya! Ni por el carajo, ese tipo es demasiado radical. Hasta un comandante Tupamaro se opuso tajantemente “Sant Roz, la pinga”. Y la referida profesora fue echada por un tal Robert Ramos, quizá por proponer a Sant Roz como miembro de ese equipo, pero por sobre todo, esencialmente, por haber criticado la voluble posición “revolucionaria” del profesor Cléber Mora.

Una pregunta final: ¿Apoyan los Tupamaros de Mérida la presencia del señor Cléber en el Tercer Motor? ¿Quién entiende esta vaina? ¿Así andamos?, qué tal…

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4187 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a40253.htmlCd0NV CAC = Y co = US