Moisés Naim vino a quemarse las nalgas

Moisés se sentía estresado, mareado y alelado. El ex ministro de CAP se ha hecho un visionario de la política regional de América del Sur. Da conferencias, cobra en dólares o en euros, hace turismo clientelar, da declaraciones y tiene una percepción cada vez más sutil y profunda del fenómeno Chávez en la región. En estas cosas le hace la competencia a Mario Vargas Llosa, a Carlos Alberto Montaner, a Plinio Apuleyo Mendoza y a otros sesudos neoliberales del mundo hispanoamericano.

Pero ahora llega entusiasmado con las “turbas inteligentes” (de estudiantes) que según él es un buen signo de que se está democratizando las luchas contra Chávez. Él, que es un ecocida por naturaleza, por cuanto que neoliberalismo y destrucción del ambiente van de la mano, supone ahora que los jóvenes (“incluso en los países más pobres”), tienen mayor nivel de conciencia ambiental, son más verdes. “Segundo, percibo mayor voluntad para buscar soluciones”. Como perfecto tecnócrata considera que estas turbas están actuando “más inteligente y coordinadamente gracias a que intercambia textos de mensajes a través de sus celulares, es un fenómeno que está transformando la política en el mundo”.

"Estamos viendo nuevas tecnologías de información que están contribuyendo con grupos que no son naturalmente políticos, pero que son expoliados por actuaciones indebidas de los gobiernos. Esos grupos son energizados, potenciados y movilizados hasta el punto que logran desempeñar un papel político muy bueno. El uso de Internet, Youtube, los mensajes de texto y nuevas tecnologías de comunicación son fundamentales para organizar las actividades".

Tenemos algunos textos que han transmitido por celulares estos estudiantes en sus manifestaciones: “Mam, I’am full, ok”; “xfa, q René me deje la moto”; “esto will finish about 5”; “claro, sude madre…”; “q me dejen helado”; “la poli esta cagada and we ar arrechos, me viste?”; “me cague en la bandera”; “vi al vecino y llevaba la misma franelita de ayer”; “no creo que el maldito caiga hoy”; “cogemos hacia el este a partir de las 4”; “Carla bailó bello”; “gozamos mucho con Pepeto, terrific”; “ahora si al gorila le bajamos los panta”; “finish, fin, end, rip, rap”

Moisés Naim es del sionismo positivista neoliberal. De los tontos que como el padre Luis Ugalde sostienen que a Chávez “se le dio un cheque en blanco para que hiciera lo que quisiera con el país y lo desaprovechó”. Ex ministro de Carlos Andrés Pérez y norteamericano de corazón. De la misma clase el gringuito de Gonzalo Sánchez de Losada, el ex boliviano, cuyo vocabulario en español no pasaba de dos mil quinientas palabras. Ha escrito sobre economía política, comercio e inversión internacional; sobre las organizaciones multinacionales, las reformas económicas, y globalization. Sus columnas regulares de la opinión aparecen en The Financial Times y en muchos de los periódicos más importantes del mundo.

Fue Ministro de ministro de Fomento de CAP en los años 90 y co-responsable del famoso paquete que condujo a la masacre del 27-F. Antes de su posición ministerial era profesor y decano en el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA). También se desempeñaba como director ejecutivo en el Banco Mundial y los proyectos presididos sobre reformas económicas en América latina en la dotación de Carnegie para la paz internacional. Igualmente presidente del Grupo de Cincuenta, una organización del CEOs de las corporaciones más grandes latinas de América.

Al mejor estilo de los trabajos de Jeremías Bentham (como “Defensa de la Usura”, por ejemplo) redactó un artículo titulado “La guerra contra la corrupción perjudica al mundo” de gran difusión en el mundo, en el que dijo como estas: “Creo que la guerra contra la corrupción ha causado enormes daños colaterales sin realmente disminuir la corrupción existente. La guerra contra la corrupción está minando la democracia, ayudando a que se elijan líderes equivocados y distrayendo a las sociedades de sus otros problemas urgentes... En cierto modo, Silvio Berlusconi en Italia, Hugo Chávez en Venezuela y Vladímir Putin en Rusia, llegaron al poder gracias al repudio público contra la enorme corrupción de los regímenes que les precedieron. Sin embargo, en cada uno de los tres países la corrupción ha aumentado y la democracia ha sido menoscabada por las actuaciones de los nuevos gobernantes "anticorrupción... No cabe duda de que la corrupción es un azote. Pero tampoco cabe duda de que no todos los países afectados por la corrupción están colapsando. Hungría, Italia y Polonia son sólo algunos ejemplos de países en los que la prosperidad ha coexistido con niveles importantes de corrupción. China, India y Tailandia no sólo no se están hundiendo, sino que prosperan, a pesar de una corrupción generalizada”.

Estos juicios de Naim sobre la corrupción han tenido réplicas como estas: “Naim afirma que la corrupción es consustancial con la humanidad y que oponerse a ella no solo es inútil sino perverso, porque genera efectos negativos sobre la sociedad. Naim insinúa que desplazar a los corruptos, lleva a que la sociedad los reemplace por funcionarios honestos, pero ineficaces, que causan efectos más dañinos que los corruptos. Con lo cual más o menos viene a predicar que la honestidad es una desaconsejable virtud para desempeñar la función pública. Con esta teoría, "blanquea" la gestión de personajes como Carlos Menem, Salinas de Gortari, Fuijmori o Sánchez de Losada, por mencionar solo algunos y acotándolos a Latinoamérica. Todos ellos, "caballos de troya" del neoliberalismo, y de la liquidación de empresas y recursos nacionales en sus respectivos países a favor de las grandes multinacionales. Y tiende un manto piadoso de olvido o de perdón sobre escándalos como los de la petrolera Halliburton - que dirigió el hoy vicepresidente norteamericano Dick Cheney - y que se quedó ilegalmente con decenas de millones de dólares por sus contratos y prestaciones en Irak, o el de Enron, que implicó una colosal estafa a los propios accionistas de la empresa estadounidense. Así como el gobierno Bush ha creado pretendidas teorías para justificar dictaduras, invasiones, guerras y atropellos contra diversos pueblos, es posible que las afirmaciones de Moisés Naim desde una de las publicaciones de mayor fuerza de propagación ideológica en Estados Unidos, constituyan una avanzada para legitimar a los corruptos. Siempre - claro está - que se trate de "sus corruptos". Y no quedan dudas que Pinochet es uno de ellos”.

Este genio de la política internacional dijo: “Es importante entender que Chávez y lo que representa tiene menos que ver con la ideología, con el enfrentamiento ricos y pobres, que con su incompetencia y la de quienes le rodean, gente que a duras penas sabe leer y escribir, gente sacada del lumpen a los que ha dado cargos para los que no tienen la preparación necesaria. El fenómeno Chávez tiene más que ver con la incompetencia y la locura que con dinámicas de clase”.

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4240 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a37151.htmlCd0NV CAC = Y co = US