Las aventuras del inescrupuloso “Chivo Negro”

Dijo Oscar Yánez, alias “Chivo Negro”, lo siguiente: “Inventaría un sistema educativo y moral que permita erradicar del alma venezolana la viveza criolla: una de las grandes tragedias de este país. Y es que en 99.5% de los hogares venezolanos existe el mito de que el héroe es el `vivo´, es decir un sujeto inescrupuloso que no vacila en echarle vaina a cualquiera, porque él es más vivo que los demás. Este es un problema tan grave que el ilustre Arturo Úslar Pietri, el cerebro más organizado de Venezuela, fundó la orden de los pendejos para reivindicar a los honestos y a los buenos, porque ser pendejo en Venezuela es ser honrado, trabajador y anticorrupto. Este sistema educativo debe tener sólidas bases pedagógicas, tanto en la escuela como en el hogar. El día que se invente este método se eliminarán muchos males de este país, como por ejemplo la corrupción”.

Resulta admirable que quien esto diga haya sido y siga siendo uno de los seres vivarachos de Venezuela. Recuerdo que cuando Oscar Yánez comenzó una serie de reportajes periodísticos en Venevisión, para dárselas de valiente, atrevido y de aventurero, comenzó a difundir por este canal que se iría a recoger información desde el propio campo de batalla en Vietnam. Aquello llamó mucho la atención, y en verdad que el rating de este canal se proyectó por los cielos. “Chivo Negro” con su proverbial calidad de jodedor estaba en su interior muerto de la risa. Tenía un plan muy genial, del típico vividor, del sujeto más inescrupuloso que sea posible imaginar y de los que se empollan admirablemente en los medios de comunicación modernos: se fue para un aeropuerto nacional y comenzó a perorar por un micrófono: “Estamos, pues, ya en plena guerra de Vietnam. Desde aquí, en territorio de grandes combates, donde se baten las fuerzas del General Williams Childs Westmoreland contra las del temible comunista Ho Chi Minh y los generales Vo Nguyen Giap and Van Tien Dung…” Y uno que se mantenía frente al televisor supremamente atento y no apreciaba nada de la fulana guerra sino una pista de aterrizaje y por allá al fondo, las alas de un avión. “Chivo Negro” nos estaba contando una vaqueros, y hacía sus tomas aquí mismo en Venezuela. Así es la catadura de este tipo, un gran y protuberante farsante y sinvergüenza de toda la vida. Un hombre sin cultura alguna, además, de pertenecer a la misma clase de equivalencia de los bebedores de whisky como Omar Lares, Laureano Márquez o Claudio Nazoa (lo cual tienen a mucha honra. ¡Que les aproveche!).

En la época de Pérez Jiménez, ciertos connotados adulantes de la dictadura acudían cada año al palacio de Miraflores donde eran atendidos con excelentes condumios y bebidas, y no faltaban a estos saraos, entre otros periodistas, el señor Freddy Muller (director de Políticas Económicas), el señor Jean Maillé de Travanges (director de France Press), Francisco Salazar Martínez (jefe de Redacción de El Heraldo), el señor Isaac Benarroch (jefe de información de El Universal) y sobre todo Oscar Yánes (jefe de redacción de La Esfera). Casi toda estas gentes más tarde pasaría a ser fervorosos aliados y serviles del señor Diego Cisneros, cuando éste monte su poderosa empresa de televisión.

Tenemos los datos de que Oscar Yanes nació en Caracas el 25 de abril de 1927, y que estudió periodismo en una tal Universidad Libre de Agusteo de Caracas. Esto debe ser otra mamadera de gallo, porque la Escuela de Periodismo de la UCV fue fundada, entre otros, por Héctor Mujica y la doctora Gudrun Olbrich a principios de los años 60. Si “Chivo Negro” está cumpliendo 80 años no puede ser que desde muy joven haya entrado a la brega reporteril. Era un empírico y no está mal, pero que lo diga y no esté inventando pendejadas. Eso sí, “Chivo Negro” fue un gran amigo de ese connotado manipulador y mafioso llamado Miguel Ángel Capriles, y por ello fue fundador de los diario “Últimas Noticias” y “La verdad”, secretario general de la Organización Capriles y adjunto al presidente del Bloque DEARMAS. Ejerció la dirección de la revista “Elite” y de los diarios “Últimas Noticias” y “La Esfera”.

Como Carriles y Diego Cisneros estaban unidos por oscuros intereses en el poder mediático, “Chivo Negro” dirigió el Departamento de Prensa de “Venevisión” y de la Televisora Nacional —TV5— y la Oficina Central de Información, bajo el gobierno de Luis Herrera Campins. Como diputado al Congreso Nacional, presidió la Comisión Permanente de Medios de la Cámara Baja, desde donde coordinó e impulsó la Comisión para elaborar el Anteproyecto de Reglamento de la Ley de Ejercicio del Periodismo, que nunca sirvió para nada.

Ha sido, como hombre perfectamente aliado a este sistema de mentiras y manipulaciones escabrosas, reconocido en tres oportunidades con el Premio Nacional de Periodismo. Ha escrito libros que han resultado éxitos editoriales como Amores de última página (1991), Memorias de Armandito (1992), Los años inolvidables (1992), Del Trocadero al Pasapoga (1993), Hoy es mañana o las vainas de un reportero muerto (1994), Pura pantalla (2002), la colección Así son las cosas (1992-1999) y Cosas de Caracas, escrita en 1967 y reeditada por Editorial Planeta en 2003.

El 12 de abril de 2007, Oscar Yánez presentó ante los medios de comunicación su nuevo libro "A mi nadie me quita lo bailao! Un reportero cuenta su vida, y el fiestón fue en el Eurobuilding, con jodedores de su calaña como Pedo León Zapata, Wilmer Ramírez, Laureano Márquez, Claudio Nazoa, El Ché Gaetano, Carlos Rodríguez, Amílcar Rivero y Rolando Salazar.

Oscar Yánez, por todas éstas y otras razones dice que Chávez es un iletrado, “un malandrín, perturbado mental, hampón y delincuente, saldrá de la presidencia de la República por rebelión del pueblo o por un golpe militar”. Y no queriendo aceptar el veredicto de las urnas -que ha promovido limpiamente Chávez en siete ocasiones y los cuales ha ganado contundentemente- Chivo Negro agrega: “Este malandrín llegó a la presidencia porque nuestro país es así por naturaleza”. (Reporte, 18-2-03).

Todo por que Oscar Yánez ya no tiene un Presidente miserable al cual jalarle. Esa es la pura verdad de este redomado malandro.

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7503 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a33616.htmlCd0NV CAC = Y co = US