La parapolítica protagoniza las primarias de la oposición

El diccionario de americanismos define la parapolítica, como el movimiento político colombiano que apoya la ultraderecha y los paramilitares. Son políticos que apoyan a los grupos paramilitares, partidarios de la política de ultraderecha y de los grupos paramilitares. La oligarquía colombiana, sustenta su poder sobre la sociedad en una de las divisiones agrarias más desiguales del mundo; en donde, el uno por ciento de los terratenientes, posee más de la mitad de las tierras cultivables del país y el latifundio, es la norma que regula la propiedad de las tierras. Lo que hace, que la lucha por la redistribución de la tierra, que inició con la lucha por la independencia, se mantenga intacta hasta el día de hoy, como una reivindicación urgente para el campesinado colombiano. Una muestra de ello, es la hacienda «El Ubérrimo», propiedad de Álvaro Uribe Vélez, alias «matarife» como le llaman popularmente o el narcotraficante N° 82, como lo definió la U.S. Defense Intelligence Agency (DIA), en un documento desclasificado en 1991, revelador de sus nexos con el narcotráfico: «El documento sugiere que Álvaro Uribe Vélez tenía en ese entonces relaciones con el narcotráfico y el Cartel de Medellín, que su padre fue asesinado por sus relaciones con los narcotraficantes, que era amigo personal de Pablo Escobar y participó en la campaña que llevó a éste a la Cámara de Representantes como segundo renglón de Jairo Ortega, y que, como Senador, Uribe se opuso al tratado de extradición». Desde entonces, Washington tiene conocimiento de uno de sus empleados más confiables y fieles a la causa del imperialismo. Dicha hacienda, propiedad de Uribe, tiene una extensión de 1.500 hectáreas, un valor catastral de 8.600 millones de dólares. En 2014; Uribe, reportó 4 predios agrícolas, pero en 2020, ya eran 10 los predios de su propiedad reportados. El hoy presidente de Colombia, Gustavo Petro, se permitió definir la hacienda de Álvaro Uribe, en un tuit con fecha 02 de marzo 2019, dijo @petrogustavo: «El gran latifundio improductivo, camuflado como ganadería extensiva, es una herencia del feudalismo español y del narcotráfico, fuente de violencia extrema y de ideologías reaccionarias, es un gran destructor del empleo y de la industrialización», ampliando dicha información, con esta otra: «Si no sabe qué tan grande es la finca de Uribe Vélez, le cuento que mide: 123 mil hectáreas = 1.230 Km2 y Bogotá mide 1.587 Km2». Adicional a lo cual, desde hace varios años, existe una disputa legal por la apropiación indebida de lotes baldíos para su expansión, que la Agencia Nacional de Tierras, debió reclamar el predio que consta de unos 80.000 metros cuadrados y unos 3.400 de mejoras y anexidades. Pero el proceso, a la fecha, no tienen ningún avance para que el Estado restituya su dominio sobre tierras propiedad de la nación, que pretende Uribe apropiárselas indebidamente.

El –autoproclamado- jefe de campaña de la oposición, supuesta venezolana, Álvaro Uribe Vélez, durante sus gobiernos permitió y aupó, los nexos de grupos armados -al margen de la ley- de extrema derecha con funcionarios públicos de la rama ejecutiva, legislativa y judicial, es lo que se conoce como la parapolítica. Como consecuencia; los paramilitares, se convirtieron en el brazo derecho de los clanes políticos, para ostentar el poder a través del miedo, masacres, secuestros, torturas y desplazamiento forzado. Alcaldes, gobernadores, concejales y hasta congresistas, fueron señalados de recibir apoyo de las Autodefensas para llegar a sus cargos e impulsar el crecimiento de esas redes delictivas en todo el país. La Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía, abrieron varios capítulos judiciales por regiones de lo que se conoció como la 'Parapolítica', algunos de los cuales, hoy siguen abiertos. Salvatore Mancuso, fue el primer jefe paramilitar que empezó a dar cuenta detallada de hasta dónde se había extendido la criminalidad por toda Colombia.

El amplio prontuario criminal del autoproclamado jefe de campaña de las primarias opositoras, Álvaro Uribe Vélez, da fe –hasta 2013- de 276 investigaciones judiciales en su contra. Corrupción, vínculos con el paramilitarismo, intereses en el narcotráfico, asesinatos selectivos, matanzas masivas, y hasta espionaje electoral, son algunos de los delitos que se le imputan a Uribe Vélez. De las 1 mil 982 masacres, que registra el Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia para el periodo de 1980 a 2012, alrededor de 297, fueron cometidas durante las gestiones gubernamentales de Uribe. Comunidades negras, indígenas, campesinas, todas pobres, sobre las que se ensañó don Álvaro y sus paramilitares, con sus machetes, motosierras y fusiles de asalto. La masacre de Puerto Asís, para solo poner un ejemplo, ocurrida el 11 de noviembre del 2004, que tuvo como escenario la cancha de fútbol de la vereda de El Alfilador, en Putumayo, en que actuó el Bloque Sur Putumayo, en la que obligaron a la comunidad a reunirse en ese lugar y seleccionaron a quince miembros de dicha comunidad a quienes amarraron y torturaron; luego, los colgaron de los pies y los asesinaron con machetes, motosierras y armas de fuego, todo frente del resto de los habitantes. El reconocimiento de los cuerpos, fue casi imposible, muchos de los cuerpos fueron arrojados al río Putumayo. 400 personas, fueron desplazadas de dicho lugar. Esa era, una metodología para apropiarse de las tierras implementadas por Uribe y sus bandas paramilitares. Se estima, que los narcotraficantes-paramilitares, adquirieron así hasta 5 millones de hectáreas de tierras de pastoreo en Colombia, como un quince por ciento del total. Con sus haciendas, los narcotraficantes-paramilitares conformaron una «nueva élite rural», reemplazando por completo, en algunos lugares, a los antiguos latifundistas. Por eso, hablar de Uribe, es hablar de criminalidad, violencia, masacres, fraudes y drogas. ¡Mucha droga! Vaya perfil, más bien prontuario, representa el autoproclamado: jefe de campaña de la banda opositora.

El matarife, no desaprovecho la oportunidad de su asistencia al encuentro «Venezuela 2024: una oportunidad para el cambio», celebrado en la Universidad Internacional de la Florida, en abril del presente año para colmar de halagos a su pupila: «Tengo una gran esperanza de que Venezuela pueda empezar este proceso latinoamericano de reencuentro con la democracia. Toda la esperanza en María Corina Machado. Venezuela no la puede desaprovechar, usted es la gran oportunidad». Hasta un tuit personalizado le mando: «(@AlvaroUribeVel), expresidente de Colombia a @MariaCorinaYA: Usted es la gran oportunidad, Venezuela no la puede desaprovechar». «María Corina Machado es la esperanza para recuperar la independencia en Venezuela que perdió el pluralismo», expresó Álvaro Uribe desde Miami. La misma «independencia», que le permite mantener siete bases militares gringas, como símbolo del tutelaje que sobre Colombia mantienen los EEUU. Pero, el matarife no se aguantó y zozobró por su apuro de dirigir la oposición venezolana y teniendo ascendencia en la revista Semana o Se«mata» como la llama Diosdado, la utilizó para arrancar con mal pie la campaña electoral de la inhabilitada María Corina Machado. Utiliza Uribe, un verdadero Fake News, en su edición de esta semana. Con una foto de una fachada de una casa en Táchira, llena de pinta en spray negro con frases cargadas de odio, tal cual fueran haber sido escritas con ira por la propia María: «Muerte a María Corina», «Primarias sin María Corina», «ELN». Reseña la revista, como si se tratara de uno de sus editoriales: «La sede política en esta región de Venezuela se piensa inaugurar el próximo lunes 24 de julio y queda ubicada en la calle 5, en la esquina de la carrera 10 de la localidad de La Fría, capital del municipio García de Hevia, frontera con Colombia entre Norte de Santander y el municipio de Puerto Santander. Mercedes Ramírez, secretaria política de Vente Venezuela en Táchira, dijo que no se detendrán pese a las amenazas de este grupo. "Esto se traduce simplemente en miedo. Hagan lo que hagan, no nos detendrán, vamos por la libertad, vamos hasta el final con María Corina Machado", escribió en Twitter». De todas y todos, es harto conocido que el ELN, está enfocado actualmente en procesos de paz con el gobierno de Gustavo Petro, y un primer resultado de esos diálogos de paz, en La Habana, son la firma de un «alto al fuego» por un plazo de seis meses a partir del venidero 03 de agosto próximo. Obviamente, ni Vente Venezuela y menos el uribismo, no quieren la paz en Colombia y por ello, acuden a este falso positivo que intenta involucrar al ELN y al gobierno de Petro en una actividad que no es de su interés, como es el caso de las primarias opositoras. Por lo demás, la próxima ronda de negociaciones de paz, tendrán como sede Caracas, entre el 14 de agosto y el 4 de septiembre. Mal haría, el ELN, distrayéndose con amenazas a una fulana señora, tostada de la cabeza como está. Con sobrada razón, el gobernador del Táchira, Freddy Bernal, ha tenido que atajar la pelota cargada de virulento odio por la paz, tanto en Colombia como en Venezuela, y declarar para desmontar ese fake news: «En una entrevista concedida al medio El Fogón Informativo de Táchira, el mandatario local afirmó que se trata de "un show" de la dirigente opositora. Sobre este punto se refirió las supuestas advertencias pintadas por el grupo armado colombiano, en la sede del partido Vente Venezuela en la entidad. "La señora María Corina sigue con sus locuras", expresó Freddy Bernal. Seguidamente añadió: "Como pretende inaugurar una casa en La Fría, ordenó a su partido Vente Venezuela colocar amenazas por todas partes contra ella. Es el mismo show de siempre. No tienen vergüenza"». Después de lo cual, les envió un mensaje a los güarimberos de siempre, contundente: «Yo quiero decirle a la señora María Corina y a sus seguidores, que no se equivoquen porque el Táchira es un estado de paz y no vamos a permitir ninguna perturbación. Si yo, la Fuerza Armada o cuerpos de inteligencia llegan a detener a cualquier ciudadano, sean de la bandera que sea, pintando pintas de violencia, los vamos a pasar a la Fiscalía y los procesaremos por terrorismo». A buen entendedor, pocas palabras. ¡Si vienen por violencia, se van a topar con el brazo fuerte de la justicia!

LA NUEVA RUTA DEL POLVO BLANCO: Hunter, ha abierto un nuevo emprendimiento que, seguramente, será altamente lucrativo y dejará muy buenos dividendos para la famiglia. Se trata de una nueva ruta, que amenaza competir tenazmente con la Ruta de la Seda. Ya hizo, una primera aproximación desde la Biblioteca Presidencial, con resultados altamente positivos. Nada, que pudieron dar con él. Pese a contar con uno de los más envidiables sistemas de seguridad del mundo, un servicio secreto exclusivo que ofrece seguridad durante todo el día, con tecnología de última generación para el presidente, su familia y su personal. Con cámaras, en cada rincón de la fortaleza con sus 132 habitaciones, 35 baños, 147 ventanas, 28 chimeneas, 3 ascensores, su piscina cubierta, su jacuzzi, bolera, sala de cine, pista de tenis y un golfito, además de cancha de baloncesto y un gran jardín, fuente y un césped, lo suficientemente grande para que un helicóptero de la marina pueda aterrizar. Total, nada mejor para Hunter que crear en la Casa Blanca, la nueva ruta blanca de la felicidad. Ante el connotado fracaso del American Way of Life, nada mejor que sustituirlo con esta nueva ruta de la felicidad y el éxtasis americano…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1516 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: