El proyecto Guaidó, Ong´s y su necesaria regulación

Hugo Rafael Chávez Frías, es un hombre de todos los tiempos que supo conjugar el pasado con el presente y avizorar el futuro. Su pensamiento, diez años después de su partida física, mantiene tal vigencia como si fuera hoy, que le hablara al pueblo venezolano de los tiempos actuales. «El tiempo, es la sustancia de la que estoy hecho. El tiempo, es un río que me arrastra pero yo soy el río; es un fuego que me devora, pero yo soy el fuego», refiere Jorge Luis Borges en 1947 o como dijera San Agustín: «¿Qué es pues el tiempo? Si no me lo preguntan, lo sé; si quiero explicarlo, no lo sé». Agustín, llegó a la conclusión que: «no existe ni futuro ni pasado, y que tampoco se puede afirmar en sentido propio que existan tres tiempos, a saber: pasado, presente y futuro. Todo lo más que puede decirse, es que existen tres tiempos: el presente del pasado, el presente del presente y el presente del futuro». El presente del pasado es la memoria, el presente del presente es la intuición, y el presente del futuro es la espera, afirmaba. Dicho de otra manera, no existe tiempo en acto, sino en la conciencia humana. El hecho histórico, no es un hecho pasado sino un hecho pasado que penetra y se acumula en la conciencia del presente. La humanidad, marcha hacia el futuro con la mirada puesta hacia el pasado. Todo se ha experimentado tantas veces, que no deberíamos tener ninguna dificultad en reconocer los buenos caminos y evitar los peligrosos. «Todo lo que el ser humano hace, pasa previamente por su cerebro», afirmaba Engels. El pasado forma parte de nuestro presente; no obstante, el presente pergeña nuestro pasado atendiendo nuestras expectativas y necesidades según van emergiendo, como savia que nutre al mismo futuro. La nación, nuestra Nación, más que una estructura es producto de un proceso histórico, una construcción social de los hombres y mujeres que luchan diariamente por crear, con la fuerza de su trabajo, las condiciones materiales y espirituales que garanticen su pervivencia y continuidad como comunidad social. «Los hombres y las mujeres hacen su propia historia, pero no la hacen como ellos quieran (...) sino bajo las circunstancias donde se encuentran, dadas y transmitidas desde el pasado», nos recuerda Marx en su 18 Brumario de Luis Bonaparte. «Chávez no es pasado, Chávez es presente y es futuro…», nos recuerda también, el camarada Eduardo Piñate, hoy gobernador del Estado Apure.

Las Organizaciones No Gubernamentales (Ong’s), surgen durante los años ’90. A tal punto, que el ex presidente Bill Clinton, consideró dicho fenómeno como el más importante a nivel mundial, luego de la caída del Muro de Berlín. Para entonces, se reconstituía el espacio público y el neoliberalismo ingresaba con fuerza en la América, asumiendo la ejecución de políticas y programas sociales, estimulados desde el Estado. En Venezuela, será el propio Estado quien incorpore las Ong’s a sus planes nacionales (CORDIPLAN, 1990). La revolución de febrero del 89, alteraría los planes imperialistas de utilización de esta nueva forma de organización de la sociedad como mecanismo de control social redistributivo. Coincidente con el arribo de George W. Bush a la Casa Blanca y su plan de nuevo orden mundial, basado en la hegemonía unilateral de EEUU; hecho, que condujo a éste, a la ejecución de un evento sísmico mundial: la auto demolición de las otrora Torres Gemelas de New York, que justificaron el genocidio del pueblo iraquí, y la guerra contra el terrorismo. ¡O estás conmigo combatiendo el terrorismo o estás contra nosotros y, a favor del terrorismo, sentenciaba Bush! El omnipotente hegemón, George W. Bush (Republicano), encontró en Hugo Chávez Frías al pequeño David, que le enfrentaría a costa de un sangriento y fascista golpe de Estado (abril 2002) y le vencería. «Eres un burro Mr. Danger; un cobarde, un alcohólico, lo peor de este planeta», le decía Chávez a Bush en 2006. Desde entonces, acertadamente ubicó en Mr. Danger al jefe de la oposición supuesta venezolana y de allí en adelante, cada proceso electoral que le tocó enfrentar a Chávez; concientizaba al pueblo, en la disputa de Nación versus Imperio, consciente como estaba que el verdadero enemigo al que se enfrentaba –electoralmente- el pueblo venezolano, no era otro sino al gobierno imperialista de los EEUU. Tal dinámica, se mantiene intacta hasta el momento presente. Ya para entonces, EEUU, estaba obsesionado por derrocar al gobierno del Comandante Chávez. La Agencia Central de Inteligencia (CIA), en consecuencia, ampliaba la presencia de dos de sus filiales encubiertas: la Agencia del Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID) y la National Endowment for Democracy (NED), que financian y dirigen las actividades desestabilizadoras ocurridas entre 2002 y 2006. En Venezuela, invirtieron más de 50 millones de dólares para financiar los grupos de oposición y sus partidos políticos, además de promover la creación de más de 400 nuevas Ong’s. Según William Brownfield, entonces embajador de EEUU en Venezuela, el «objetivo estratégico» de desarrollar «organizaciones de la sociedad civil [sic] alineadas con la oposición… [Léase: Ong’s] representa la mayor parte del trabajo de USAID/OTI en Venezuela.» A finales de 2010, Chávez, alerta al país en un discurso público: «Cómo es que vamos nosotros a permitir que partidos políticos, Ong’s, personalidades de la contrarrevolución sigan siendo financiados con millones y millones de dólares del imperio yanqui», se acometía así, un primer intento de regular las actividades de las Ong’s. Por supuesto, dicha iniciativa contó con la negativa del Departamento de Estado de EEUU, al igual que la oposición de sus agentes de siempre: Provea, Súmate, Observatorio Venezolano de Prisiones, entre otras organizaciones golpistas. En marzo de 2015, la Administración Obama-Biden (Demócrata), emite una orden ejecutiva en la que impone una serie de sanciones y describe al Estado venezolano como una «amenaza inusual y extraordinaria» para la seguridad de EEUU. Se inicia así, la guerra frontal que, unilateralmente, viene librando el gobierno imperialista de EEUU contra el pueblo, FANB, Gobierno Bolivariano y Nación venezolana.

Destaca, en ese período, la campaña antinacional de la Ong financiada y dirigida por el narcotráfico colombiano: Fundaredes, que presentaba al país y en particular a Hugo Chávez como cómplice de las FARC y el ELN, en el claro propósito de presentarlos como promotores del terrorismo internacional y el narcotráfico, lo mismo harían con Nicolás Maduro, posteriormente. Llegando al extremo, Fundaredes, de suministrarle al entonces presidente Iván Duque, supuestas fotos de guerrilleros del ELN en territorio venezolano, quien las presentó ante la ONU, como evidencia no solo de la presencia del ELN en Venezuela, sino de la supuesta complicidad del Gobierno Bolivariano en la política de captación de nuevos combatientes para la guerrilla en escuelas venezolanas. Luego, se demostraría que las fotos en cuestión, fueron tomadas en el Departamento de Nariño (Colombia). Otra foto del dossier presentado por Duque a la ONU, también sería desmentida por el fotógrafo de AFP, Luis Robayo, quien afirmaría: «Esta foto la tomé el 20 de septiembre de 2018 en un viaje que hice a la región del Catatumbo para hacer un reportaje». Tal era, la obsesión antinacional de los directivos de esa Ong que el Fiscal General, Tarek William Saab, tuvo que actuar y encarcelar a los delincuente en cuestión: Omar de Dios García y Rafael Tarazona, directivos de Fundaredes, quienes hicieron acusaciones contra nuestra Nación, que pretendieron comprometer: «gravemente la seguridad del país», al afirmar sin pruebas que el Estado venezolano tenía nexos con el ELN y las FARC. Fue esa misma Ong, la que en la campaña presidencial colombiana, acusó –sin pruebas, ni evidencias- que el Presidente Maduro financió la campaña del hoy presidente, Gustavo Petro. Afirmaba Fundaredes: «Es la ficha visible de las FARC y el ELN en el juego político colombiano. No tengo absolutamente ninguna duda de que el régimen de Maduro financia a Petro. El régimen de Maduro financia la destrucción de Colombia», afirmaba sin pudor, Javier Tarazona, acompañado de la mediática internacional occidental en campaña para intentar desacreditar al candidato Petro. Los resultados de dicha perversa campaña, están a la vista de todos y todas. Pero, las provocaciones no terminarían en el ridículo que haría Duque en la ONU y la victoria de Petro. Las Ong’s, como afirma el diputado revolucionario Diosdado Cabello, ciertamente son una estructura de conspiración contra quienes no son afines al Gobierno de EEUU y del imperialismo en general, hecho que obliga a estar alertas contra estas.

En nombre de su derecho a hacer oposición al proyecto de Ley, conspiran contra las relaciones entre los pueblos hermanos de Colombia y Venezuela, destruidas por Iván Duque, para complacencia del gobierno imperialista de los EEUU. Es la misma actitud de soberbia y prepotencia con que actúa el bárbaro imperio del norte. Ejemplo claro de ello, es la comunicación que le dirigieran un grupo de Ong’s, el pasado 16 de febrero, al Presidente Petro. Algunas, colombianas y otras supuestas venezolanas, como es el caso de Provea, AC Anzoátegui Sin VIH y SIDA; AC Instituto Mead de Venezuela; Alerta Venezuela; Alianza de Familiares de Víctimas en Venezuela (Alfavic-Vzla); Asociación Civil Justicia y Paz OP Venezuela; Cátedra de Derechos Humanos de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado; Colegio de Médicos Monagas; Comisión contra la violencia de Género Universidad de Los Andes; Comisión Nacional de DDHH de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela del estado Táchira; Colegios de Abogados de Venezuela del estado Lara; Foro Penal; Fundación Juan Germán Roscio-Trujillo; Fundación de derechos humanos del estado Sucre, Incide; Fundación Linda Loaiza; Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes; Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS); Observatorio Venezolano de Prisiones; Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos, Provea; Red por los Derechos al Agua y Saneamiento del Estado Aragua, Sinergia Ciudadana Venezuela; SUMATE; además de un grupo de personas, todas de tendencia nazi-oposicionista, y todas protagonistas de cuanta aventura golpista haya puesto en ejecución la derecha imperial estadounidense en Venezuela. En dicha carta, emplazan al Pte. Petro a realizar injerencismo en los asuntos internos de Venezuela, tal si fuera Duque, y le solicitan su influencia para que el Gobierno Bolivariano: «desestime el proceso en curso de aprobación del proyecto de ley, incluyendo su reforma o cualquier otra norma legal en la agenda legislativa que vaya en similar sentido…». No creemos que el Pte. Petro, quien ha demostrado ser respetuoso de la soberanía de Venezuela, se atreva a tamaña insolencia. Las relaciones de paz y hermandad colombo-venezolanas se enrumban por buen camino y no será este grupete de Ong´s al servicio del gobierno imperialista de los EEUU, quien las trunque de nuevo. Nuestros pueblos, han decidido ser hermanos por siempre, y no serán los instrumentos serviles de las causas apátridas, quienes los lleven por los caminos del despeñadero nuevamente. Necesario es, no solo regular a las Ong’s, sino hacer el necesario seguimiento y control de sus actividades para que, no vuelvan a reincidir en el golpismo y terrorismo, que las ha caracterizado hasta el presente.

El proyecto Guaidó, es un invento de los laboratorios de la CIA para intentar procurar la destrucción del Estado-Nación denominado como República Bolivariana de Venezuela, cuyo solo nombre recoge la herencia libertadora que nos legó el Padre Simón Bolívar, el Libertador de la América. Dicho perverso proyecto, fue construido desde la Administración Obama-Biden y no sería sino hasta el ascenso de la Administración Trump-Pence (Republicana) en 2019, que se pondría en ejecución. Republicanos y Demócratas, valga decir: el Complejo Industrial-Mediático-Militar, alias Pentágono, consensuaron la política de cambio de régimen en Venezuela. Solo que, no esperaban que el «elegido» como supuesto líder de la Nación venezolana, les saliera tan pillo y delincuente, que en vez de propiciar el cambio de régimen sobre la destrucción del país, buscara primero hacerse de las riquezas nacionales, enriquecerse él, su familia y sus panas de Voluntad Popular, Primero Justicia, AD, Copei y Un Nuevo Tiempo, para luego cumplirle al gobierno imperialista de los EEUU. En la construcción del supuesto líder, jugó un rol estelar el complejo mediático imperial con el Washington Post, The New York Times, Bloomber News, Wall Street Journal, entre otras maquinarias mediáticas que lo presentaron tal cual fuera el Obama venezolano, como el hombre necesario para «restaurar» la democracia y con un «estilo refrescante y una visión para hacer avanzar al país», según dichos medios. Desde sus inicios, el propio imperio, le ató a las Ong´s como un elemento de supervisión para que cumpliera los objetivos que dicho imperio le había puesto como tarea a cumplir. Egresado de la UCAB, universidad opositora por excelencia y desde donde surgieran las ideas que llevarían al golpe fascista y sangriento de abril 2002, pensaron los imperialistas fascistas que eso sería carta compromiso suficiente de garantía del cumplimiento de la misión encomendada. Haber mostrado su trasero públicamente, en EEUU, lo tomaron como la carta de presentación indispensable del líder necesario para el cambio de régimen. A tal nivel de bajeza ha llegado la élite del otrora país que se proclama como «excepcional». Los hechos confirman, que el proyecto Guaidó se transformó en el mayor escándalo de corrupción y saqueo de los recursos nacionales después de la invasión española hace más de quinientos años atrás. Y en tal, actuación de destrucción y saqueo de las riquezas nacionales, imposible dejar afuera la colaboración prestada por las Ong´s que acompañaron a Guaidó y robaron tan igual que ese nefasto agente de la CIA. Nada casual, que en su campaña de descrédito al proyecto de Ley que regulará las actividades de dichas organizaciones privadas, que la expresión de apoyo de ese nefasto producto estadounidense en un tuit que va a quedar como evidencia, no solo de la connivencia y complicidad de las Ong´s en este intento fracasado de destrucción del Estado-Nación, República Bolivariana de Venezuela, sino de la fatalidad de haber sido los cómplices necesarios del saqueo de los recursos nacionales, que en algún momento deberán devolverles al pueblo venezolano. Necesario es, la creación de una instancia gubernamental que se mantenga a la caza de los recursos robados al pueblo venezolano y que hoy intentan lavar, reinvirtiéndolo en nuevas empresas de maletín y con recursos robados a Venezuela, para que las mismas sean devueltas al Patrimonio Nacional, sin fórmula alguna de expropiación sino que al ser detectadas todo el peso de la Justicia debe caer sobre sus posibles testaferros y esos activos devueltos a la Nación. ¡Basta ya de protección a la delincuencia internacional imperialista por parte del Ministerio Público!

Postscriptum: la guerra que provocaron los EEUU y la Unión Europea contra Rusia, está evidenciado que no por ser más contra uno solo son más fuertes. Rusia sola contra la otrora potencia hegemónica, ha demolido todos, absolutamente todos los sistemas de armas convencionales construidos por el complejo industrial militar de EEUU, y vendidos –mediáticamente- como lo máximo del armamentismo mundial pero, una vez puestos a prueba sobre el terreno ucraniano se vuelven papillas calientes, la nada pues; Rusia, lo desaparece así de fácil, como un simple juguetico. La superioridad militar rusa es más que elocuente, lo que los conduce a la realidad inobjetable de ser considerados la principal y primera potencia militar del planeta. Detrás de la cual, apenas se vislumbra a China en un segundo lugar muy distante. Es esa realidad, la que hoy le permite a Rusia redefinir con sus aliados el Nuevo Orden Mundial. Y mucho más abajo del nuevo liderazgo mundial, se encuentra EEUU, quien para poder ocupar dicha posición no tiene reparos en destruir y someter a sus caprichos lo que se conoce actualmente como Unión Europea. Es la imposibilidad de hegemonizar al planeta, que conlleva a EEUU a intentar llevar a Rusia al escenario de la guerra cognitiva, y es por ello que las Ong´s al servicio de la potencia declinante adquieren notoriedad en territorio ruso. En específico una Ong muy empleada por EEUU en Siria, llamada inicialmente como Al Qaeda, después Estado Islámico o Isis hasta llegar a Daesh, Cascos Blancos o cualquier otro nombre que se le ocurriera al aparato mediático imperial declinante. Lo cierto es, que derrotado militarmente en territorio ucraniano, EEUU ahora intenta llevar la guerra a territorio Ruso para lo cual están reactivando sus Ong´s expertas en cambio de régimen o golpismo, como es el caso de Daesh. Ya la CIA se activó su desplazamiento desde Oriente Medio en procura del resurgimiento de dichas células terroristas, como es el caso anunciado de los Cascos Blancos ya en territorio ucraniano ejecutando sus fake news…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1627 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: