Patricia Poleo y Daniel Lara Farías

Patricia a todo le encuentra un pero, para ella pareciera que no sirve nadie. Cuando la vemos entrevistar a Eduardo Bitar, coincidiendo con él. Pensamos si llegase a ganar notoriedad el hijo de profesor Víctor Bitar de Barcelona (Venezuela) y exdirigente estudiantil, seguramente comenzaría a criticarlo bestialmente. Realmente nos parece difícil que le paguen por destruir personas, más bien es un estilo de vida.

De repente es una rabia generalizada culpando a todos por su salida forzosa de nuestro territorio, instalándose en Los Estados Unidos, disfrutando de un éxito económico sin importarle para nada la herencia del papá. Se la juró a Capriles, Leopoldo y Guaidó. No ha descansado dando la impresión que quisiera salir de ellos antes que Maduro. Así se lo dijo una vez Antonio Ledezma.

Esa posición de gran analista política intentando superar sus dotes de periodista investigadora, intenta hacerse ver como dueña de la verdad y no buscadora de la verdad. Estuvo varios días fuera del aire, investigando el problema de Monómeros en Colombia. Uno se pregunta quién pagó esos viáticos, es tan fuerte esa vena investigadora como para mudarse a otro país a revisar una empresa, cubriendo los gastos de su bolsillo.

Ahora se cree heroína. A estas alturas no sabemos a quién apoyará al realizarse elecciones presidenciales o referendo en Venezuela, pues pareciera que para ella no existen lideres capaces, quizás si llene sus expectativas Daniel Lara Farías a quien le dio un espacio en su plataforma televisiva, pero Daniel no aguantó a la jefa, le gusta volar libre al ritmo del viento con sus blancas alas que un día fueron adecas.

Lara Farías se va de nuestro país de acuerdo a su versión, agredido físicamente por sus propios compañeros de partido. Le dieron con un bate al salir de Radio Caracas Radio, enviándolo al hospital. Escogió Alemania como residencia, allí estuvo seis meses viviendo en un refugio, cuenta que Patricia era una de las pocas personas que le enviaba dinero.

Hoy le va súper bien, a raíz de haberse independizado de La Poleo. Pero igualito piensa y actúa como Patricia, todos los dirigentes tienen defectos, Proyectándose él como el último refresco del desierto. Da la impresión que esta pareja conductores de programa de televisión se dividieran los nombres de los dirigentes a quienes van a descargar. Daniel, últimamente la tiene agarrada con Calderón Berti. No le perdona que a los 80 años siga siendo honesto e inteligente.

No tardaran mucho en hacerle la guerra a Manuel Rosales, se sienten con el deber de dispararle a cualquiera que alcance algún protagonismo contra los chavistas. Seguro dirán, que el gobierno está preparando a otro Arias Cárdenas y que de ser candidato no atendería la problemática zuliana, y por supuesto que nunca le ganaría a Maduro el referendo.

Por cierto que deben estar armando una estrategia para debilitar el referendo. A lo mejor el primer argumento será la imposibilidad de recoger el gran número de firmas. Atacan tanto a la oposición que te plantean la cuestión como si en Venezuela no existiera Maduro y el chavismo. Imposible creer que no quieren que el país vuelva a la normalidad, les interesa más aumentar el número de suscriptores y anunciantes que la tranquilidad y desarrollo de Venezuela.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1337 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor