Los opositores obvian una arista de la moneda

Es común ver en los diversos espacios donde frecuenta el pueblo opositor, diciendo medias verdades y medias mentiras, valiéndose de discursos altisonantes y repetitivos en contra del gobierno, para convencer a los asistentes, con el objeto de llamar la atención. En cualquier parte sueltan su verborrea: en las colas  de los bancos, de la gasolina, en las barberías, no pierden oportunidad para caerle encima al gobierno. Recientemente presencié a un  opositor de a  pie, en la medida que tomaba calor su monólogo, porque nadie más opinaba, se iba desequilibrando, echando sapos y culebras, lanzándole toda la culpa a Maduro; a sabiendas que también tiene su cuota de responsabilidad; la especulación, el acaparamiento la inflación, que son impuestas por el mismo pueblo.

Los opositores sufren de amnesia, en sus conversaciones obvian la otra arista de la moneda,  no  sale a relucir el papel que ha jugado la ultraderecha golpista, que se ha dado a la tarea de pedir a los factores de poder internacional la aplicación de bloqueos y medidas y sanciones criminales contra el pueblo;  que tiene la mayor parte de  culpabilidad  de la crisis que atravesamos los venezolanos, para nada el pueblo opositor le hace señalamientos, para ellos estas sanciones están  invisibilizadas. Es tan fuera de concepto esta disociación que se ha apoderado de ese pueblo que no bastaría con configurarle la cabeza, sino arrancarle el disco duro. Nuestra situación es crítica, pero no es comparable con otros países, que sin estar bajo el yugo de las sanciones, viven en condiciones infrahumanas, con altísimos niveles de pobreza; los que han abandonado al país a través de las diásporas, han sido objeto  de persecuciones, ataques de xenofobia, discriminación de todo tipo, donde el salario, que es menor que el de sus nacionales, solo le alcanza para cubrir los más elementales servicios; comparados con un país como el nuestro donde existe la gratuitidad de los servicios en las barriadas de bajos ingresos. Con todo esto que decimos, no es que desdeñemos que  no tenemos problemas, los tenemos y muchos,  no se dan cuenta que aún disponiendo de los recursos, no se puede adquirir nada en el exterior; la persecución criminal no da cuartel contra todo aquel que salga al mercado internacional.

Bajo ningún concepto, esa oposición reconoce ese esfuerzo que el gobierno hace para paliar la crisis. Venezuela  se encuentra dentro de los primeros países que ha superado con acierto la embestida del Covid, y eso se oculta; al contrario de otros países con mejores posibilidades, no han sido tan efectivas en su ataque a la pandemia. En el país  existen cerca de 9.000.000 de connacionales que están siendo beneficiados por el Clap`; otros 4.000.000 son favorecidos por los bonos que el gobierno regularmente entrega al ese pueblo. No pretenden ellos, que con todas las privaciones que tenemos puedan cubrirse el cien por ciento  de las necesidades de la población. La oposición en sus “análisis” se engaña así mismos, por lo mínimo deberían hacer un análisis de los avances del gobierno y de ese papel que ha jugado la ultra derecha golpista  que a través de sus escuderos imperiales, como verdaderos lacayos hacen lo que el imperio  norteamericano le ordena. Deberían no hacer caso omiso, sino aceptar el grado de culpabilidad que tiene la derecha golpista.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 551 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: