"El pollino"

Por razones familiares, y antes de las elecciones reafirmatorias para la presidencia de la Republica Bolivariana de Venezuela, de Hugo Rafael Chávez Frías, marchamos hacia el Estado Anzoátegui; pateando entre otras poblaciones a Uchire, El Hatillo, Clarines, Píritu, Puerto Píritu, San Mateo y Anaco. Es así, que dentro de este periplo, contacto con mi sobrino “El Pollino”, al cual le hemos todos en el circulo familiar bautizado así, -no por las cualidades y/o atributos que es natural intuir en un fornido solípedo y que en el no aplican suficientemente según la versión de Olimpia su compañera quien comenta, le ha visto en diversas oportunidades miccionar ( Recordar que no es lo mismo metro y medio de encaje negro, que un negro te encaje…..) ; sino por una militante aversión por los estudios; el cual entre rones, cervezas, comilonas de Lebranche frito, chistes de pésimo gusto a costillas de Hugo Rafael, y francas risotadas:

El, -mi orgullosamente sobrino- argumenta solamente tener segundo grado de instrucción primaria, y estar en capacidad de llevarse en los cachos al mas Docto, al mas listo, en eso de conseguir billetes y vivir “bien”; sin necesidad de estar en ningún plan de estudios puesto en marcha por el Gobierno Revolucionario. Mi sobrino, continuo: “El Pollino”, fue un joven captado por las huestes de Acción Democrática, comandadas otrora por los afables Pedro Barristas que señoreaban por los lados de Uchire, El Hatillo, La Cerca, Boca de Unare, etc. y/o tuteladas desde la Gobernación de Miranda ( si de Miranda ) para esos aciagos momentos de la Cuarta Republica; y/o por la Gobernación de Anzoátegui en manos de “brillantes y talentosos Gerentes Adecos” como es el caso de Otto Padrón visto por mi, repartiendo dinero en efectivo entre sus acólitos ( satélites) pre-comicios libérrimos Adecos; destacándose como herencial legado socio-económico- cultural, el adquirir mi querido sobrino, ese talentoso desempeño de regalar laminas de zinc, vender truculentemente terrenos del municipio a desprevenidos turistas habidos de construir sus casas de refugio playero, y disfrutar la apacible tranquilidad y sol regenerador de esos paraísos terrenales que solamente el oriente venezolano puede dispensar. Y asimismo, devengar salarios sin trabajar, acumular pasivos laborales de la alcahueta Alcaldía de Píritu- y repetimos- según el con un cinismo de marca mayor, vivir “bien”, y que el resto del pueblo, y/o los demás que no son adecos, se vayan muy largo a la mierda.

Durante una de esas “nutrientes conversaciones” y como testigo de excepción observar como el, y mis otros sobrinos de la misma camada presentes, literalmente devoraban la quinta caja de cerveza; a propósito de las inmediatas elecciones presidenciales del 3D., -un argumento devastador expuesto por el, asolo mi espíritu y- confieso me dejo perplejo: Mi Tío, no sea pendejo: Ud. es un hombre inteligente pero no “astuto”. Con sesenta y cuatro años de edad cumplidos, excluido del mercado laboral y solamente con la asignación mensual de la Pensión del Seguro Social; sin tener dinero para concluir las impostergables reparaciones de su casa; debería inscribirse para que le otorguen su Tarjeta Mi Negra, y así, con su tarjeta y su pensión sin trabajar; ya esta resuelto. Fíjese en mi: -No llego a cuarenta años, aprendí a carajazos sin tener que ir al puñetero INCE la albañilería, y recuerdo mi Tío, a cuanta gente estafe por trabajos mal hechos por carecer de estudios básicos sobre el particular. Hoy por hoy, tengo obreros que les pago una mísera por jornada; no me faltan mis buenos ingresos durante el año, y adicionalmente la Alcaldía mensualmente me deposita un salario mínimo en una cuenta Bancaria aperturada a mi nombre en un Banco en Puerto Píritu como obrero de limpieza-que no desempeño- al igual que su comadre Estilita, su compadres Chicho Bermúdez, y muchos mas.

No retiro de mi cuenta durante el año nada hasta Diciembre, donde en el mismo mes, me dan mis tres meses de Utilidades, y juguetes para los muchachos, donde me garantizo como dice Ud un paquete anual de varios millones, y de presentarse un peo y perder nosotros los Adecos, los Rosalistas, la Alcaldía, ustedes los Chavecistas que vengan tendrán que reconocernos y pagarnos nuestras Prestaciones Sociales, Intereses Sobre Prestaciones Sociales, Vacaciones Vencidas, y cualquier otra vaina que nos deban; y asimismo tendrán que calarse el tener que pensionarnos y garantizarnos entre otras cosas, la papa barata en Mercales surtidos y de fácil acceso, atención medica, lentes, y en casos extremos, remitirnos por asuntos médicos, a Cuba Comunista etc. No olvide mi Tío, que también nosotros somos venezolanos. La conversación me causaba un profundo asco y tratando de mantener la calma ante tanto desparpajo argumente: Caramba hijo (En ese instante enfrente un conflicto pater-existencial y no sabia como calificarle; -Como hijo mió, como hijo de mi hermana, o como hijo de pu…) esto es una inmoralidad, nada justifica “Pollino”, esta podredumbre; son muchos los parásitos como les endilga Rosales a Uds. que desangran el presupuesto de la Alcaldía, e impide en consecuencia y debes entender esto, -la eficiente atención de buenos servicios estructurales e infra-estructurales entre otros, al pueblo: - Paséate por el desastre de la carretera de Uchire al Hatillo, un verdadero monumento de hace cuarenta años a la desidia; al imparabolismo.

En el Boulevard que continua del Liceo Militar hacia abajo vía los negocios de empanadas y el mercado de pescado freso en Puerto Píritu que bordea la Playa; las calles son una porquería bombardeada de huecos; las cuales destruyen los trenes delanteros de los automóviles de propios y visitantes –Sobrino, carajo, -eso no puede continuar-, eso es una concomitante estafa al colectivo social. No me dejo continuar……Mi tío, mi tío, serénese, -Sea realista, no se tibie. Le solicitare su Tarjeta Mi Negra, y ya vera; deje que la vida continué; -nada cambiara y todos seguiremos viviendo en paz-. Quizás unos más jodidos que otros- Hoy, 14 de Diciembre, nuestra realidad política ha sido confirmada. Los chavecistas como nos llaman, hemos reafirmado en la Presidencia de la Republica a Hugo Chávez Frías, -un soñador, un hombre decente como la mayoría de los Venezolanos- un hombre sin odios, que no sabe cobrar, como dice la gente de los “modernos” que se debe actuar. Un hombre irrepetible al que debemos rodear de nuestro infinito amor, con nuestro afecto, apoyo y respeto. Un hombre que esta en conocimiento o debe estar en conocimiento, del profundo daño hecho a nuestra gente humilde y buena, pero inconsciente; - engañada y manipulada- por la asquerosa y preñada de odio aristocracia depredadora de la oligarquía venezolana. Por la otrora elite oportunista sin sentido del honor sindical pendiente solamente de lo crematístico, de la reivindicación economicista, divorciada de su sentido de clase, y miope ante el rol histórico que indefectiblemente ha de acometer en la conquista de otros estadios organizacionales de sociedad. -La Sociedad Socialista Venezolana en nuestro caso-. ¿Que Hacer, nos preguntamos, -como decía nuestro grande hombre Vladimir Ilich Lenin- ante estas miserias humanas heredadas de los gobiernos Adeco-Copeyanos?

julioc_br@hotmail.com

Cronista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2760 veces.



Julio Cesar Belisario Rodríguez

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: