No lo podrán creer!: la doctora Gaby Arellano no tiene quien la reciba, pero…

  1. Gaby Arellano siempre soñó con que el Equipo Rectoral de Universidad de Los Andes EN ALGUN ÁLGIDO momento de gloria civilista, Equipo Rectoral de Universidad de Los Andes le llegaría a otorgar, de facto, el título de licenciada (en Historia) tal cual como se hizo con Nixon Moreno. En verdad, que al Equipo Rectoral de Universidad de Los Andes en esto sólo le faltó tiempo. El rector Mario Bonucci lo hubiera hecho encantado y muerto de la risa: ambos, Mario y Gaby, siempre, toda la vida, han tenido los mismos sueños. Ahora Gaby vaga por el Norte de Santander y ni siquiera la recibe el registrador del Puerto. Eso sí, consiguió todo lo que anheló desde que aprendió los valores morales y políticos que se le inculcó estudiando en la Universidad de Los Andes con tutores como Mario Bonucci, Lester Rodríguez y Vilca Fernández y todos los restantes y meritorios genios metidos en el negocio de la derecha: el grandioso sensualismo, de llegar hacerse inmensamente rica.

  2. Los bienes de fortuna de Gaby Arellano se miden en millones de dólares, en realidad, mucho más de lo que hubiese ganado en sesenta años siendo una simple licenciada en Historia. Ella supo cambiar muy bien su progenitura por un plato de frío de lentejas. ¡Bíblico! Ella escogió ese camino del hedonismo que cargan entre ceja y ceja los Guaidó, los Del Veccio, los Julio Borges, Ramos Allup, Leopoldo López,…

  3. Gaby, en nombre de la defensa de los Derechos Humanos en Venezuela, logró hacerse con bellos, y muy bien acondicionados, apartamentos en Caracas, Mérida, San Cristóbal, Cúcuta, Bogotá y Miami. Tiene bellas cuentas bancarias en relucientes billetes verdes. Puede viajar por el mundo sin que nadie le toque un pelo por cuanto es de las luchadoras que han buscado con grandes esfuerzos, restaurar la democracia en Venezuela con el apoyo de la Casa Blanca.

  4. Pero antes Gaby iba semanalmente a la embajada norteamericana en Caracas, y ésta ya no quiere recibirle, funcionando como está, a un cuarto de máquina. Pero tampoco la quieren recibir en la embajada de Estados Unidos en Bogotá, ¿por qué será?...

  5. Ella ahora se pasea por Miami, en pleno centro de La meca de los golpistas y terroristas de Venezuela con deseos de coger ánimo y volver a luchar por su patria: el DOLAR. Aunque piensa: ¿Para qué hacerlo si ya tengo lo que nunca imaginé en mi vida?

  6. Pero Gabys y Guaidoces tuvimos muchos en Venezuela; Betancourt y Raúl Leoni fueron también Gabys y Guaidoces, y anduvieron en su época en los mismos trajines que éstos: El golpe del 18 de octubre de 1945 se planificó en junio de 1945. Betancourt y Raúl Leoni, el 3 de julio de ese mismo año, hacieron una visita a Diógenes Andrade en Washington para proponerle la presidencia de la república y para que formara parte de la gran trama con que se iban a hacer con el poder en Venezuela.

  7. En realidad, dijeron a la prensa aquellos Gabys y Guaidoces que iban a Estados Unidos para "una visita de cortesía" al Departamento de Estado, para ponerles al tanto de cuanto habían decidido junto con un grupo numeroso de oficiales a la cabeza de Marcos Pérez Jiménez. Téngase en cuenta también que Pérez Jiménez estuvo en Washington en 1945, "en misión militar buscando armamento"; estuvo en el Pentágono, y cuando regresó al país dijo que su gestión había sido un éxito.

  8. Poco después, habrían de aparecer el panonaram político nacional multitud de Gabys y Guaidoces, entre ellos, Luis Herrera Camping y Rafael Caldera quienes también hacen sus visitas al Departamento de Estado, reclamando su parte, por haber apoyado el golpe del 18 de octubre.

  9. A finales de 1957, Betancourt y Caldera son llamados al Departamento de Estado, para informarles que se ha tomado la determinación de salir del gobierno de Pérez Jiménez y exigirle que monten el famoso Pacto de Nueva York.

  10. A partir de la década de 1983, políticos y militares hacen visitas al Departamento de Estado, con la idea de presentar horrores de lo que pasa Venezuela y los gringos les ayuden en sus criminales planes, a cambio de entregarles los inmensos recursos nuestros. Solicitan carta blanca para una acción militar y para que posteriormente el imperio les reconozca ante el mundo. Una vez obtenido el aval para un golpe por parte del Departamento de Estado, ésto les aseguraba la inmediata aprobación del mismo por parte de las potencias europeas. En aquella ocasión se les da el visto bueno en virtud de que la alternancia política con las mismas caras y los mismos negocios, ha resultado satisfactoria en todos los países latinoamericanos para los intereses económicos de EE UU, en nuestro caso, en lo relativo a la producción petrolera que les ha permitido a los países del primer mundo la adquisición de este rubro energético de manera muy barata.

  11. A partir del triunfo de Chávez, el Departamento de Estado se inundó de Gabys y Guaidoces: cada mes mes, salía una delegación al Norte para recibir instrucciones de la manera para derrocar el gobierno, de tal modo que se llegó a crear una sección especial para estudiar el caso Venezuela.

  12. Ojo, por demasiados arrastrados y asomados, a Ismael García nunca lo dejaron entrar… Ni a Pablo Medina, pero estuvieron, entre otros muchos, visitando esta central del crimen: Teodoro Petkoff, Pedro Carmona Estanga, Carlos Ortega, Carlos Fernández, Juan Fernández, el obispo Baltazar Porras ... Vayan cogiendo datos, señores venezolanos sobre la pasta moral de que están hechos los señores de la derecha venezolana… bandidos, asesinos, inmundos ladrones…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2481 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: