Guillo! Aquí está clarísimo, por qué sería horrible estupidez poner preso a Guaidó

  1. Los Guaidó son inagotables, abundan como la manigua, como las piedras, como la basura en los vertederos o como los excrementos en las letrinas. Son flores de un día. Si usted mete en la cárcel a uno de ellos, de inmediato le montarán otro en menos de lo que espabila un loro. Y a ese otro lo ensalzarán en sus poderosos medios la civilización occidental y quedará consagrado para la eternidad como lo que es, como otra gran nulidad. Pasará a otro plano de la grandeza súbita e inesperada, y brotará otro títere de las, insisto, de las mismas cajitas felices, de la noche a la mañana, muy bien confeccionado en esos tubos de ensayo gringos (leer Aldous Huxley), con revelaciones sorprendentes en los que se dirá que descienden directamente de Simón Bolívar o son luchadores al estilo de Nelson Mandela. Listo.

  2. ¿Entonces, realmente, para qué poner preso a un muñeco de torta, o a una barby (como la Jeanine Áñez o la María Corina Machado) que se fabrican al gusto del cliente de la Casa Blanca, y a los que se les dan cuerda, desde el Departamento de Estado y del Pentágono, a fuerza de cientos de millones de dólares que ellos mismos nos roban? Sería estupidísimo, compatriotas.

  3. Guaidó preso, pasaría, para la civilización occidental, a otro plano, a la dimensión de los ya consagrados por Wikipedia, Google, Facebook, Twitter, Instagram,… Y la civilización occidental, lo repito, de inmediato se abocará a construir para nosotros otro precioso muñeco de torta. Y a este nuevo espécimen, lo echarán a las calles, lo pondrán a recorrer las decisivas urbes, a estrechar manos, a escribir libros y a dar conferencias, a recibir premios pavorosos (el Sajarov, el Príncipe de Asturias o Rey de España, el Ortega y Gasset,…), y hablaría sandeces y pendejadas inextricables que aparecerían luego con titulares de oro en el TIME, en el THE WASHINGTON POST, THE NEW YORK TIMES, FOX, CNN, ABC, NBC,…

  4. ¡OJO!: fue Franklin Delano Roosevelt el que los definió de esa manera cuando refiriéndose a Anastasio Somoza sentenció: "Será un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta, y por lo tanto debemos ayudarlo, protegerlo y entregarle todo nuestro amor posible". Y se expandieron la cadena de estos "hijos…", a través de la historia de América Latina. Y hay que aclarar que ahora no son sólo "hijo de p…" de Estados Unidos sino también de la Unión Europea.

  5. Otro de esos "hijos de …" tan necesarios, tan esenciales y claves para la subsistencia de la maquinaria superior del imperio fueron en su momento: la saga de los Somoza, Strossner, Duvalier, Juan Vicente Gómez, todos los presidentes neogranadinos desde Santander para abajo, Rafael Leonidas Trujillo, Manuel Antonio Noriega, todos los presidentes peruanos desde Gamarra para abajo, casi todos los presidentes de Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Bolivia, Guatemala, Honduras, …

  6. Debe entenderse, muy claramente, que Guaidó es un clon de Leopoldo López, así como éste lo fue, a su vez, de Capriles Randonsky. En cada etapa de un proceso de reestructuración en sus cadenas de mando, los gringos tienen reservas inmensas para reponer a cada uno de sus idolatrados hijos. Y si ustedes, queridos compatriotas, supieran, cómo tantos de estos hijitos de… en ciernes, sufren, lloran, se retuercen para que allá en el Norte les escojan les seleccionen. "-Yo, pueda que sea el próximo", suspira Edgar Zambrano o William Dávila Barrios, o el Marquina o el Stalin González, pero misses al fin, que deben pasar por la lupa de Osmel Sousa de la Casa Blanca que es el Pompeo o el Pence, y que no calan dentro del modelo "establecido", porque… son "feos", "descuadrados", "chucufletos"…

  7. Esos patrones son realmente inagotables para ellos. Porque, como el pensamiento dominante en el mundo lo rigen los dueños del poder económico y comunicacional del planeta (ese reino que le impone sanciones hasta a los más poderosos como China y Rusia), por ello mismo deben ser "lindos", "preciosos", "geniales", "buenos", "profundos" y consecuentemente todo lo coño de madre que quepa imaginar…

  8. Esta cadena, por tanto, nunca se detendrá. Si a Guaidó hoy, lo pusieran preso, mañana los gringos escarbarían dentro de los bellos detritus de la oposición e inmediatamente encontrarían a otro hijo de… con las características del modelo necesario para la caterva de imbéciles que aman los gringos.

  9. El que no conoce la historia de América Latina siempre será un pobre diablo que nunca entenderá por qué vivimos en tensiones terribles, en inestabilidades económicas permanentes, sin poder tener control de nuestros recursos, con miserias abismales en los pueblos, con migraciones pavorosas hacia el Norte en busca del aberrante sueño americano.

  10. Entiendan esto queridos compatriotas, esta es la realidad absoluta, total, neta, formal. Me ha llevado casi un siglo entenderla…


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6667 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: