Un escuálido en el diván del siquiatra

Necesito saber por qué Rosales se ha rendido. ¿Por qué nos traicionó?, ¿por qué se burló de nuestras aspiraciones? ¿por qué estuvo fingiendo tanto, por qué estuvo disimulado con sus poses de anticomunista, de demócrata, frente a las cámaras diciendo que no se dejaría robar un solo voto, y sin embargo calló cuando se descubrió que la tinta indeleble no era tal? ¿Huyó a su región tranquilamente en momentos cuando SUMATE evaluaba más de tres millones de denuncias contra el CNE? Oiga, doctor, más de tres millones que son la más clara evidencia de que ese asesino no pudo haber ganado transparentemente, con la ley, ateniéndose a las normas como todos lo exigíamos para poder acudir a votar. Entonces a mí me engañaron, nos engañaron a todos. Como borregos nos prestamos para legalizar un crimen. Nos han usado para ahora hacer ver ante el mundo de que aquí sí hay un demócrata, y que nosotros somos todos unos perdidos golpistas y terroristas.

No, doctor, no hemos perdido porque nos volvieron hacer trampa, nos confundieron, nos manipularon y como pendejos otra vez nos condenamos a vivir oprimidos, silenciados; ¿cómo seguir en esta vida si no me dicen cada día, cada mañana que Chávez se puede ir pronto?; que sólo durará apenas unos pocos meses. Es horrible tener una enfermedad grave, pero saber que es incurable nos hace la vida invisible y desear y sólo pensar en la muerte. Ese es el sentimiento que me domina ahora, doctor. Esto para mí, es como resignarme a sufrir un cáncer. Podría darme un viaje, podría buscar una ocupación, entregarme a un entretenimiento, salir de compras todos los días, visitar amigos y autocomplacerme en las críticas a este comunismo, pero, doctor ,me falta el aire, me falta la paz, la tranquilidad y la conciencia y seguridad de que mis hijos podrán tener un futuro sano y libre en su propia casa, en su propio país. Qué espantoso ha sido reconocer esa falsa derrota. Rosales no tenía por qué caer en eso, pero fue obligado, impulsado por el guerrillero Petkoff. Fueron comprados. En cada elección tiene que metérsenos un traidor, tiene que colársenos un comunista. Primero fue aquel Arias Cárdenas que se hizo candidato a la presidencia recibiendo órdenes del asesino, y ahora han permitido que Petkoff se convierta en el asesor principal de la oposición. Son comunistas, siempre lo han sido y morirán comunistas. Dígame qué hago, a dónde voy, páseme una pastilla…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3681 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a28118.htmlCd0NV CAC = Y co = US