Qué líder ni qué líder va a ser el filósofo zuliano

Causa risa el titular exhibido en estos días por el pasquín Tal Cual en relación con el Filósofo Zuliano: “El Hombre que se Atrevió”. Ahora, según las chismorrerías del defenestrado bando opositor, Rosales es un tronco´e líder porque reconoció su más que pre-anunciada derrota electoral: “demostró que es un hombre de palabra, capaz de asumir honestamente la adversidad, como debe ser un verdadero líder político.” ¿Hombre de palabra? ¿Honesto? ¿Líder político? ¡Por favor…! Eso sí que es pedirle peras al olmo. Resulta grotesco conferirle a Rosales talla de caudillo por haberse decidido a hacer lo que cualquier candidato decente hace cuando es derrotado en comicios: reconocerlo. En todo caso, a quienes sí sorprendió con ello fue a sus propios seguidores radicalizados, que esperaban babeantes el toque de clarín para salir a las calles a liquidar chavistas al son del estribillo “fraude, fraude”, y se quedaron con las ganas. Hay que poner de relieve, sin embargo, la buena dosis de valentía que debe haber requerido enfrentar la histeria homicida de sus propios acólitos con el presumible propósito de evitar inútiles derramamientos de sangre criolla. Se le aplaude el gesto. Pero de ahí a convertirlo en un héroe por ello… Qué va, qué va.

En cuanto a lo de hombre honesto y de palabra, también le queda graaaande. Desde el momento en que el auditor de ballenas cantantes refrendó con su firma aquella Acta que pisoteaba nuestro Estado de Derecho, quedó marcado para la Historia patria como un traidor al régimen democrático, y semejante mancha ni siquiera atenuó su pútrido olor durante los pasados comicios. En vez de reconocer su participación activa en la Carmonada y asumir su metedura de pata, lo que hizo fue escurrir el bulto y alegar que sus actos fueron producto de la confusión. ¿Confusión? Inconfundible fue, en todo caso, su abyecta manifestación de adhesión al gobierno golpista de Carmona, expresada públicamente aquel 12 de abril de 2002, según aparece hasta en close-up en el “extraviado” ejemplar del diario zuliano La Verdad publicado en dicha fecha, que, al ser dado a conocer a la opinión pública por el Prof. Samuel Moncada, puso al descubierto la pertinaz hipocresía del malogrado candidato opositor. La campaña rosalista se tornó, de punta a punta, en pura demagogia barata aliñada con mentiras malintencionadas antigobierno marca GoebbelsVisión, lo cual no viene a ser sino el fiel retrato del aspirante puntofijista… en razón de lo cual, como este pueblo se dejó ya de bolserías, se produjo el resultado electoral esperado. A las pruebas me remito.

Y en cuanto a lo de constituirse en líder de la oposición… habría que esperar a ver cuántos fieles seguidores le quedan, después de las insultadas, trompetillas, rechiflas y similares con que los antichavistas han acogido la confesión de derrota del candidato. Accese usted, lector, a cualquier página Web con tendencia opositora, y revise los comentarios escritos en los Chat: la furia desbordada con que injurian ahora a Rosales (perro inmundo, cobarde, etc.), deja pálidos en comparación los epítetos endilgados a nuestro reelecto Presidente Chávez. No quedan ya ni rastros del malogrado poder de convocatoria de Frijolito III. Si lo matan y se muere por estas fechas -es un decir; en lo personal no le deseo ningún daño-, ni siquiera publicarían su obituario. Los opositores que quieren lincharlo bastarían por sí solos, en número, para revocarle el mandato de íííque Gobernador… y ganas no les faltarían para hacerlo, por cierto.

Si los manipuladores mediáticos de oficio (léase: el partido político GoebbelsVisión y Compañía) pretenden seguir lavando el afiebrado cerebro del rebaño de antichavistas para mantener la precaria figura del “candidato unitario”, están muy mal encaminados tratando de fotografiar al Filósofo Zuliano como Conan El Bárbaro gritando, con la espada en alto, “¡we will come back!”. Si siguen por ahí, cometiendo error tras error, lo más que van a lograr es que, para diciembre del 2012, salgan a votar por él, si acaso, algún repele de los actuales cuatro millones y pico… contra los DIEZ MILLONES que, para aquel entonces, sumaremos para seguir apostando por la arrolladora continuidad de la Revolución Bolivariana.-

eddie_2000_ve@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3282 veces.



Ab. Eduardo Santana Gómez


Visite el perfil de Eduardo Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: