¡Los MAMIENS!: los Macabros, Miserables y Enfermos…

  1. Bien echados en una poltrona, los MAMIENS, con un celular en la mano, con una tablet o con su computadora, obtusos, vacuos, incultos e ignorantes, muy narcisos de sus propias estupideces, esperan mensajes que les colmen sus odios y sus enfermizos fervores, para entonces inmediatamente reenviarlos por twitter, instragram, facebook, … Eso es todo lo que hacen en sus vidas y todo lo que tienen en la cabeza.
  2. Un MAMIEN (Macabro, Miserable y Enfermo) jamás se partiría el lomo trabajando de sol a sol para producir en el campo; a un MAMIEN le da lo mismo arrastrarse ante a un gringo que ante un cerdo oligarca colombiano. Es decir, un MAMIEN carece de personalidad, de sentido de patria, de noción de dignidad, de especificidad de lo propio, del sentido ni del destino de su vida ni de pueblo alguno. Los MAMIENS, por lo general, viven en las grandes ciudades, bostezando y viendo televisión (y caceroleando cuando se les va la luz). ¡Malcriados y estúpidos por naturaleza!
  3. Los MAMIENS sienten que han recibido un gran aliento en sus batallas contra el "régimen" con los hechos lamentables ocurridos al capitán retirado y a un joven en San Cristóbal: ellos gozan con los muertos propios y con los ajenos. Cuando asesinan y queman chavistas bien chévere "porque se lo merecen", cuando mueren por causa de sus propios desmanes opositores también lo celebran porque eso significa que el mundo "se enterará que vivimos en dictadura". En el fondo les da igual la muerte del que sea.
  4. Cuando quemaron vivo a Orlando Figuera, los MAMIENS callaron olímpicamente pero en el fondo se sentían recompensados, se sentía felices, porque cuentan con que con estas acciones están realizando una obra regeneradora de la especie que debe gobernarnos. Son, en clave menor, mensajes de amor a los racistas como Trump, John Bolton, Mike Pence, Elliot Abrams y Pompeo. Ningún opositor vio en ese horrendo asesinato de Orlando Figuera un crimen. La cúpula eclesiástica, la CEV, todos se hicieron los suecos. Y les gustó tanto quemar chavistas, que luego, cual desaforados Torquemadas, incendiaron a otros 22 negros. Y siguen soñando con quemar y matar muchísimos más…
  5. La cultura de un MAMIEN no llega más allá de lo que lo que difunde por las redes una María Corina Machado, una Patricia Poleo, un Jaime Bayle o un Leopoldo Castillo. Hasta ahí les llega todo lo que saben sobre política.
  6. Los MAMIENS son escabrosamente incultos, insisto. Desconocen nuestra historia, no leen sino historietas del Capitán América, Batman, Mickey Mouse o la Mujer Maravilla. Ellos tienen toda una ideología formada sobre las estupideces del imperio gringo, y con eso les basta para defenderse en el mundo. Ellos aman a Trump porque éste es experto en certámenes de bellezas. Hasta ahí la cultura que poseen.
  7. Cuando el animal Iván Duque llamó Padres Fundadores de Colombia refiriéndose a Benjamin Franklin, Thomas Jefferson, Alexander Hamilton y George Washington, todos los MAMIENS aplaudieron en el mundo a rabiar. Para los MAMIENS, está muy bien que Colombia sea el mayor productor de coca del mundo y que los gringos sean los mayores consumidores de esta mierda.
  8. Hoy, está bien claro y más que evidente, que los MAMIENS aman sobre todas las cosas a Trump, a Álvaro Uribe Vélez e Iván Duque, a Bolsonaro, a Macri y a Piñera, al presidente peruano a quien nadie conoce su nombre; los aman tanto como ayer amaron con locura a los Bush y a Obama; como amaron a Alan García, a Alejandro Toledo y a Pedro Pablo Kuczynky. El amor eterno que sólo cabe en unos desalmados.
  9. Los MAMIENS esperan echado frente a un televisor el milagro de una repentina invasión a Venezuela como aquella que vieron cuando destrozaron a Panamá y a Irak. Los MAMIENS imaginan que con esa invasión se acabarán sus pesadillas y en un santiamén volverán los Betancourt, los Caldera, los Lusinchi, los Carlos Andrés Pérez. Y volveremos a ser felices como cuando éramos unos cerdos esclavizados a los negocios gringos.
  10. Última cuestión, que me viene a la mente, viendo una nota que aparece en Aporrea sobre un joven de 16 años, Franco Antonio Sifontes Martínez, que fue acuchillado y lanzado a un barranco por sus propios compañeros en los alrededores del colegio Josefa Irausquin, ubicado en El Cafetal, municipio Baruta. ¿No van a decir nada por las redes (los que lanzan mares de lágrimas por la muerte del ex capitán Acosta y el joven de San Cristóbal) sobre este joven que estudiaba en ese sector residencial dominado por opositores al gobierno, un abominable acto evidentemente del tipo de los cultivados en los malditos valores del capitalismo?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1651 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a280245.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO