Los "intelectuales" i moralistas de la oposición

"Muchos hombres pasan sus vidas

observando sus propias sombras

y terminan convertidos en una sombra”

Augustus Hare


El discurso del ministro Rafael Ramírez, uno de los ministros i funcionarios más distinguidos, competentes i de firme personalidad ética, ha causado en una triste oposición en lo intelectual, una alharaca que solamente tiene por justificación, el no encontrar charco en el cual ahogarse. Me voi a referir en esta ocasión a dos abogados que van camino a convertirse prematuramente, en mediocridades que pasarán la vida observando sus propias sombras hasta convertirse en sombras. Uno, ya conocido por ser quien originó la denominación de escuálidos a los opositores de la revolución bolivariana, debido a sus deficiencias del bachillerato, en zoología i en el idioma materno; luego, porque mostrando una personalidad endeble, con carita de narciso lampiño, ya tiene en su currículo el haber participado en el más genuino golpe de Estado, donde aspiraba desempeñar en el gobierno de facto, el cargo de Fiscal General de la República, con una experiencia como abogado que debe ser bastante menguada; se trata de Gerardo Blyde, uno que, como el tránsfuga Teodoro, se escuda detrás de un apellido extranjero que le ilusiona como ser importante por ese detalle, cuando en Filosofía del Lenguaje admitimos que, tanto nombres como apellidos, no son otra cosa que “marcas” convenidas arbitrariamente en cognomentos para identificarnos, mezclados por la dispersión humana por el globo terráqueo.

Con las profesiones que ha creado el hombre i se aprenden los conocimientos básicos en las universidades –muchas veces pura teoría alejada de la realidad social o humana- si no se ejercen, sino se adquiere experiencia con el ejercicio, la responsabilidad i el estudio continuado, prácticamente se olvida i se corre el peligro de cometer disparates frecuentes. Eso pasa, sobre todo, a los que venidos de universidades aferradas a dogmas e ideas medievales, los convierten en opuestos rutinariamente al cambio social, a la dinámica de una humanidad que cambia a cada instante de manera inexorable. Eso sucede con universidades católicas en nuestro país, las cuales forman hombre con prejuicios e ideas contrarias a la ciencia i a la sociología i filosofía social contemporánea; eso sucede con egresados sobre todo de la Universidad Católica “Andrés Bello”, en manos de un rector que vive todavía entre ideas del siglo XIII por lo menos, i además es un violento energúmeno. Quizá se hubiese humanizado si hubiera pasado o estudiado por Lovaina (Leuven) Bélgica, la más antigua (1444) i principal universidad católica del mundo, pero la más imparcial i libre, donde se estudia libremente a Marx, el Centro de Estudiantes se llama “Camilo Torres”, las muchachas van a clases en minifaldas o pantaloncitos calientes, el cafetín vende cerveza, no se le pregunta a nadie que religión tiene, no hai discriminación racial, se estudia demografía i las tesis maltusianas, en moral demográfica el Padre Pierre Locht, decía no opinar sobre métodos anticonceptivos por no ser médico ni científico, aceptaba los mismos incluyendo el condón, adversaba la posición de Pío XII de que “la racontre conyugale” era sólo para procrear, sino “el momento supremo del amor”; la misa la decían en una mesa sin mantel i solamente un cristo, el sacerdote vestido de civil i en el mismo salón, al terminar la breve ceremonia, se encendía una rocola i se ponían a bailar. En fin, una universidad sin prejuicios i completamente libre. En cambio la UCAB, es un nido de formación de seres dogmáticos, de opusdeístas de uña en el rabo i como lo ha demostrado su rector, un centro de conspiración política.

De allí creo salió Blyde i también el otro a quien voi a referirme: Gonzalo Hamiob, los dos, principales protagonistas de un alboroto que amenazan llevar a todas las instituciones i cortes del mundo, incluyendo la Corte Celestial.

Se trata, pues, del discurso del presidente de PDVSA Rafael Ramírez, quien con recordar a los trabajadores de la empresa petrolera, sus deberes ciudadanos, de participar en la política i en la escogencia del destino de la patria, especialmente después de ser los salvadores de una empresa ABSOLUTAMENTE POLITIZADA EN EL PASADO RECIENTE, hasta hacerla participar en otro intento de golpe de Estado, sabotearla, destruirle su cerebro electrónico e instalaciones físicas, i ocasionar su casi total paralización, con pérdidas económicas incalculables, verdadera TRAICIÓN A LA PATRIA i daños terribles al pueblo venezolano, resulta que para estos “honestos intelectuales” como abogados de pacotilla, han descubierto hasta gravísimos delitos en un simple discurso lleno de verdades. ¿I lo que ellos hicieron, no fueron cientos de delitos que los ha debido llevar a todos los que participaron en el saboteo, a la cárcel i por muchos años de prisión? ¿Qué opinan de esto, los dos honestísimos abogados? ¿Por qué no llevaron este horror de agresión a todas las cortes i tribunales del planeta? ¿Dónde quedó como una sombra su ética profesional i su moralidad ciudadana? Sencillamente en el olvido; nada de eso sucedió i con la mayor desfachatez del mundo, vienen como diablos a predicar moralidad. No sé que tiempo de graduados tienen ni en qué han ejercido, pero a simple vista o son descarados embusteros o están pagados mui bien por el Imperio del Norte. O, finalmente, ¿tan brutos que piensan que el pueblo les puede creer una sola palabra? Con toda la razón del mundo, ahora no solamente PDVSA es del pueblo venezolano, sino principalmente para el pueblo revolucionario, aunque los beneficios que ahora otorga la empresa, sea por igual para todos los venezolanos, incluyéndolos a ellos. Basta ver las concentraciones i las marchas, no solamente para percatarse que la inmensa mayoría del pueblo está con la revolución, sino también donde impera el racismo, la rabia, el odio, i el furor por la venganza. Unas son numerosas, alegres, musicales, llenas de amor; las otras, de gritos, de gestos amenazadores, de agresiones, ridículamente pregonando democracia, seguridad i paz. Por algo se han dejado imponer al peor de todos los candidatos asomados. Precisamente la Casa Blanca lo escogió por ser el peor de todos: el más ignorante i manejable como un títere…entonces ¿Donde está la INTEGRIDAD, EL HONOR I LOS VALORES ÉTICOS DE ESTOS DOS ABOGADO, GERADO BLYDE I GONZALO HAMIOB, que se alarmaron tanto con un discurso justo, sincero i lleno de verdades? No lo sé; posiblemente tengamos alguna noción de estos valores, si contemplamos sus sombras, las mismas que ellos contemplan i que los convertirán en eso: SOMBRAS.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2815 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a27061.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO