La oposición, los enterrados vivos y antejuicio a Maduro

Hoy un viejo amigo y colega, militante toda la vida de COPEI y, por supuesto, contrario al gobierno desde que Chávez entró a Miraflores, me expuso con libertad, para eso somos amigos, su opiniones sobre la actual coyuntura. Cree que a Maduro hay que sacarlo del gobierno. No tiene idea para qué; pareciera creer y, eso es como una pandemia, que la causa de todos los males está en éste y que de sólo hacerlo, todo cambiará para bien. Vaina que daría mucho por creer, porque siempre he pensado en eso, que en la inocencia "la vida es más sabrosa". Eso sí, ahora parece convencido, por lo menos hay un cambio en él, que la única manera de hacerlo es por lo dispuesto en la Ley. Eso que ahora hace la AN de abrirle un antejuicio de mérito, le parece otra "comiquita" más. Y por supuesto, la violencia la desecha, porque como dice él, en lo que es por demás asertivo, aquí en este país "estamos jodidos chavistas y no, a menos que estemos enchufados en una línea u otra". Porque no duda y lo dice que hay gente en el gobierno haciendo buenos negocios, recibiendo prebendas, pero en la oposición también hay mucho de esos en los distintos enchufes que existen, oficiales y privados y en el amplio espacio especulativo. De donde concluye que si vamos a unas elecciones donde todo el mundo vote, cualquier candidato opositor le ganaría "con alevosía" a Maduro. Pues está seguro que montones de chavistas votarían para salir de éste.

Pero, pese ese análisis, él no piensa votar. Sería una manera, según afirma, de "prestarse para una comparsa o convalidar unos resultados ya anunciados". Piensa que la abstención será abrumadora y en esas circunstancias, Maduro será reelecto. Y él, no está dispuesto a convalidar esos resultados. No es abstencionista pero lo que más odia es que Maduro vuelva a ganar y sobre todo en un proceso en el cual participó. Para él, aunque vote por Falcón, en estas condiciones sería como hacerlo por Maduro.

Pese piensa que "Henry Falcón, sigue siendo un chavista guabinoso", no dudaría en votar por él si tuviese el respaldo de la oposición toda. Es decir, si hubiese la certeza que la población mayoritariamente acudiría al acto electoral. Lo que significa que dejará de votar no por compartir la actitud del grupo opositor que llama a la abstención, sino contra eso.

Es difícil entender su posición, como lo es también entender la de quienes quieren salir de Maduro, pero por una vía que ya la vida le ha mostrado que es, por lo menos por ahora y lo ha sido por bastante tiempo, intransitable, la de la violencia.

Cambiar el estado de ánimo de un individuo de un momento para otro es difícil, a menos que se le drogue, se drogue él mismo, como meterse una curda para sacar el despecho o sobrevenga de improviso algo tan impactante como sacarse la lotería o ver de repente regresar el amor que se ha ido. Sacar del sopor de la abstención a un conglomerado que por años se le ha venido insuflando eso, odio y vendiendo una "salida" inmediata, atropellante, no es fácil. Pero si a eso se le une el interés reiterado de provocar una acto de fuerza que se lleve la constitución por delante, tarea y iniciada en el 2002, que no se fundamente en la sensatez sino en el rechazo al otro, el deseo de no hacer uso de las opciones legales, aunque sea la vía no sólo pertinente sino viable, la opción abstencionista aumenta. Ya no sólo se trata de cambiar al gobierno, aunque sea legalmente, sino de destruir al contrario y hasta hacerlo añicos y para eso la legalidad molesta. Aparte que, quienes manejan las clavijas desde lejos, quieren esa opción para evitarse los impedimentos estampados en la Constitución vigente. Es como haber unido "la necesidad con el hambre ".

Las catacumbas, subterráneos donde las culturas antiguas enterraban a sus muertos, que en la cultura de la izquierda se asoció a los espacios donde se movían los clandestinos, pues en ellas se escondían los cristianos perseguidos, creo haberle leído y escuchado varias veces esa palabra a Domingo Alberto Rangel, parecieran ser los sitios donde se mueve la oposición que fue la MUD, ahora dice no serlo sino una Plataforma, aunque parece seguir siéndolo, justamente por continuar estancada en los mismos espacios, en las catacumbas, donde hacen de vivos enterrados por su propia iniciativa y libre decisión.

La "Plataforma" es más bien un espacio elevado que se pone encima de un nivel determinado. Es decir, la plataforma está arriba y la catacumba abajo. Los de esa "Plataforma", que es lo que quedó de la MUD al explotar por los errores constantemente cometidos, por la torpeza resultante de la síntesis de la mezcla o confrontación de sus opiniones, más el catalizador que significa la presión gringa, siguen plantados en lo de la abstención. Pero no lo hacen porque estén unidos. Sino todo lo contrario. Saben a sus seguidores, por el trabajo de años, la constante inyección de odio, la prédica no a favor de nadie sino en contra y la oferta de violencia que a eso aparece necesariamente asociada, partidarios del abstencionismo. ¿Acaso no los han convencido que el CNE es una banda de tramposos? ¿Qué esperar de ese organismo? Y en esas circunstancias, quien cambie de posición de un momento para otro pierde ese trabajo, esfuerzo nada ejemplarizante, pero capital al fin, o esas simpatías forjadas conjuntamente.

Por esto, el haberse cambiado de MUD a Plataforma, no cambió nada, sigue siendo el mismo musiú. Tanto que no sólo llama a la abstención. ¿Para qué? Pues para intentar crear un caos y volver a imponer la violencia. Y se acompañan ahora, como quien viste ropa nueva, ensaya nuevo discurso e ideas distintas a las mohosas aquellas del pasado, con lo de un antejuicio de mérito en el cual la última palabra la tendría un TSJ formado por gente que vive fuera o lo que es lo mismo, en las catacumbas y enterrados vivos.

Mi amigo no lo expresó, porque pese todo tiene sus recelos, pero estoy seguro, pues le conozco, que pudo haber dicho, como se decía antes ante los fastidiosos y repetitivos: ¡Cambia papá!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 510 veces.



Armando Lafragua


Visite el perfil de Armando Lafragua para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Armando Lafragua

Armando Lafragua

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a261988.htmlCd0NV CAC = Y co = US