El bobito de Adolfo R. Taylhardat

El tipo se cree una cosota, como todo bobito, y ya tiene desplegada su página Web, con teléfonos, su CV (en inglish y en frankais) y todas las bazofias de sus artículos; coloca su E-Mail: adolfo@adolfotaylhardad.net, por si acaso alguien deslumbrado por sus juicios, por sus escritos, decide solidarizarse con sus sentimientos. En esta página muestra su foto, muy bien trajeado, con la mirada « inmarcesible » en la que se aprecian rastros de haber libado recientemente buen licor y mejor manjar (como todo experto diplómatico de la IV).

Como vive enganchado a Globovisión, estructura sus temas en función de lo que analiza el Mata-Curas o el Roberto Giusti con sus invitados, y cuanto lee de gente como Patricia Poleo o Marianela Salazar. Pero al uno ver su CV, percibe que lo que ha hecho es darse la gran vida, porque escribir no sabe, carece de ideas propias y sobre el tema internacional balbucea como un verdadero papanatas imbuido sólo en el letargo de lo que oye de gente de su clase. Veamos cómo sustenta sus memeces sobre el asunto del uranio venezolano que puede ser llevado a Irán (en un artículo publicado en El Universal, el 11-10-06, titulado Venezuela Y El Uranio) : « En los últimos se ha venido hablando de una supuesta cooperación entre Venezuela e Irán que involucraría el suministro de uranio a este último país. Estas especulaciones se han visto alimentadas como resultado del manifiesto acercamiento de Hugo Chávez con el gobierno de Irán”. Bueno. Ya el tío tiene, pues, armado todo un tinglado para afirmar que “Diversos hechos y situaciones conducen a pensar que efectivamente algo se "está cocinando" en el ámbito del uranio entre Venezuela e Irán. Las principales manifestaciones de esta situación son, entre otras, las excesivamente comprometedoras manifestaciones públicas de apoyo que ha hecho el presidente Chávez al programa nuclear iraní”.

Así eran estos diplomáticos de la IV república, así pensaban, así sostenían sus tesis políticas sobre lo que ocurría en el ámbito internacional. Si a Blanca Ibáñez le dieron la Orden del Libertador en Primera clase, no nos extraña en absoluto que a este señor Adolfo R. Taylhardat lo hubiesen bañado de condecoraciones los mandatarios delincuentes de AD y COPEI, ostentando como ostenta, con gran orgullo: Grado Gran Cruz, Orden del Libertador. Grado Gran Cordón, Orden al Mérito en el Trabajo. Grado Primera Clase, Orden Francisco de Miranda. Grado Primera Clase, Orden de la Ciudad de Maracay, Orden de la Ciudad de la Victoria, etc. Estos currículo como lo que ofrece Adolfo R. Taylhardat, lo que dan es vergüenza y tristeza, y sobre todo el que quien lo difunda por la red no sepa el horrible ridículo que hace. Este señor ingresó al servicio exterior en 1955, en la época de la dictadura de Pérez Jiménez y se mantuvo en ese vivalapepismo infame hasta la llegada al poder de Chávez, en 1998. Toda una etapa en que Venezuela realmente no tuvo política exterior porque cuanto hacía no era sino copia de lo decidía EE UU en el mundo. Qué fácil era entonces se diplomático en este país. En este artículo “Venezuela Y El Uranio”, añade: “no se puede excluir que como resultado de las prospecciones que lleva a cabo Irán ese país esté obteniendo muestras de minerales para determinar la concentración de uranio en los lugares donde se ha detectado su existencia a fin de establecer si resultaría rentable su extracción. Esas muestras seguramente se transportan a Irán para someterlas a los análisis necesarios. Esta presunción pareciera tomar consistencia con las informaciones no confirmadas, según las cuales actualmente un barco de quilla plana (¿una gabarra?) de bandera iraní opera en el río Orinoco haciendo cabotaje entre sitios no determinados de esa vía fluvial.

Así es como analizan, propalan y se sostienen todas las calumnias, todas la “verdades”, todos los crímenes que por el mundo difunden y sostienen los medios poderosos de comunicación contra Venezuela. Cómo se aprecia que además de todos los títulos que le adornan el que más resalta sea el de Gh.P, es decir el de Gran hablador de Pendejadas. Qué vainas, la de estos expertos y sesudos de la IV, que todavía no entienden en qué mundo se mueven y que Venezuela cambió para siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4832 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a26085.htmlCd0NV CAC = Y co = US