Recuerdos de discursos de la IV República para los críticos de Chávez

“Quien quiere mentir, engaña y el

que quiere engañar, miente”

Mateo Alemán



Jamás en nuestra historia republicana, después de la caída de Pérez Jiménez, a pesar de que se implantó una dictadura de partidos políticos, que cuadriplicó en tiempo, en desmanes i corrupción a los años del nombrado dictador, se había visto una larga cola de candidatos presidenciales, más mediocres o caricaturescos que, en esta desesperación de la oligarquía del dinero, de los vende patria i de una oposición más bruta i fanática, aspirar sin pueblo i sin votos, a la presidencia de la República. Para corroborar tales características –ser pasado deprimente, anti ético i corrupto, carente de líderes i tan entregados al imperialismo norteamericano como lo fue Juan Vicente Gómez- i previendo que de antemano están derrotados democráticamente, pero que pueden recurrir a la violencia entregando el alma al diablo, escogieron al candidato más incapaz, analfabeto cultural, vanidoso como pocos i capaz de arrastrar su personalidad (si es que la tiene) por figurar i por recibir dinero en dólares, para ayudar a desestabilizar, dar otro golpe de estado i retroceder al país, cambiando como nunca por los logros jamás vistos ni imaginados, obtenidos por la revolución bolivariana. Algunos de los otros candidato, previendo también el seguro fracaso eleccionario, i lo imposible que les será otra agresión armada, con los métodos violentos o sangrientos; después de alharacas como la de ese super mediocre de Teodoro Petkoff: “soi candidato para enfrentar a Chávez”; las estupideces de un aprendiz de brujo como William Ojeda, uno de los que más estupideces pregonó; las mentiras insulsas (bruto hasta para mentir) de Julio Borges, porque las palabras huecas se les enredaban en las cejas; o la maldad congénita i disfrazada de Cecilia Sosa o el antediluviano calvito de Tejera, con “sonrisa” de hiena i ojitos de serpiente, se retiraron i dejaron a este títere del señor Bush, el Primer Terrorista del Mundo (por encima de Posada Carriles o de su hijastro Bin Laden).¿I qué méritos o cualidades podía tener el Br. Rosales? Saber mentir con toda desfachatez i una incultura política de primera. No importó por lo tanto, la imposibilidad de “pedirle peras al horno” i se dejó arrastrar por “los cantos de ballenas” según dicen. Mister Bush, que es tan inculto como él, i la Cobra Negra de la Rice, que si toca el piano como hace política exterior, debe ser un martirio escucharla machacando a Liszt o a Chopin, escogieron un pelele embustero que, ahora se deben haber convencido que es “tapado” como decían los abuelos, hasta para mentir. Por eso, escribo estas cosas, porque indigna escucharle mentir i engañar a la vez, como dice el pensamiento de Mateo Alemán. I seguramente que, con otros eminentes asesores, equivalentes literarios al asesor que tenía en seguridad social (López Sisco) dirá: que le voi a hacer caso a lo que diga un “alemán” que ni es de aquí.

Este señor, empieza por descalificar todo, aunque de las misiones, como saben que “tocan” la sensibilidad del pueblo que nunca había sido tomado en cuenta para nada en más de cuatro décadas, especialmente por su partido Acción Desmadrada, dice que las mejorará; empero, en lo que se ha sido más exitoso que nunca, como es educación e instrucción i en salud, este señor que él mismo es un fracaso como estudioso, que desearía saber si realmente es bachiller, ataca al sistema educativo en el cual, por primera vez tenemos un ministro de Educación que, como excelente Maestro, sabe lo que está realizando. Ya en el programa de Ernesto Villegas, el ministro Izturiz le ha dado una respuesta contundente en cifras i posiblemente le veremos respondiendo igualmente en La Hojilla. I por otra parte ataca los sistemas o servicios de salud, cuando también eso ha sido uno de los más espectaculares logros, científicos, humanitarios i de atención a la salud del pueblo, desde los cerros i llanos hasta los más apartados rincones del país, hasta llegar a cosas espectaculares i únicas como el Cardiológico Infantil i la Misión Milagro. Si referirme a la Infraestructura, que también pretende descalificar este gaznápiro, vale la pena recordarle que, la mayoría de las cosas buenas que tuvo este país en la dictadura puntofijista, empezando por la Autopista Caracas La Guaira, los grandes Hospitales, los grandes Hoteles, Autopistas regionales, etc., se la dejó hechas Pérez Jiménez. La mayor que ellos hicieron fue el Puente sobre el Lago de Maracaibo, proyectado por el tirano de Michelena, i realizado por Betancourt, todo trasquilado, porque tenía hasta vía férrea i gran restaurante i centro de esparcimiento en los sitios de las torres. Debe recordar además que nunca realizaron trenes, que quebraron a Viasa, Conahotu i miles de otras empresas; que hicieron de PDVSA una falsa nacionalización i que regalaron desde Gómez hasta 1998, el petróleo venezolano “a mares” enriqueciendo solamente a un 5% de privilegiado, los sinvergüenzas autocalificados de “meritócratas”. La POBREZA en Venezuela, el déficit de viviendas, el déficit de todos lo que mejorara en lo social la calidad de viada ¿A quién se debe candidato lacayo del imperio? Todo eso ¿Comenzó acaso con Chávez? Al contrario, Venezuela se empezó a transformar en otro país próspero con Chávez i llegará a ser una potencia realmente soberana i autosuficiente en todo. Usted, bachiller Rosales sería el regreso a los peores tiempos de nuestra patria, porque en el siglo XIX fueron gobiernos malos o regulares, porque realmente era un país pobre; pero ya desde la aparición del petróleo comenzó a tener dinero (no a progresar mucho que se diga) i aparecieron los dos principales partidos de grandes ladrones del erario, lo que causaron la Venezuela empobrecida de todo el siglo XX, no por falta de riquezas, sino por exceso de ladrones.

Lo que tuvimos fueron puros presidentes de medio pelo; sumisos, cobardes, pantalleros i con una oratoria igualita a la suya. Betancourt jamás hizo un discurso trascendente i tenía una voz chillona, raspante, pronunciaba con altivez i con palabras rebuscadas, como "sicofantes", periclitados, obsoletos, i recuerde el chiste de: ¡ Mi amor, traeme el diccionario que voi a escuchar a Rómulo! Un comunista en la juventud que, luego, fue lacayo del imperio i murió precisamente allá, porque desconfiaba de nuestros médicos i al que pretender llamar ridículamente “el padre de la democracia, la cual no respeto ni dentro de su propio partido, cuando traicionó i desconoció el triunfo de un gran hombre honesto como Luis Beltrán Prieto Figueroa. Leoni, era el “buenecito” que desapareció más gente i que enredaba todo al hablar. Se dice que empezó un discurso: “Señores, sesenta monos”…el edecán le observó: presidente, se equivocó; corrija. “Señores setenta monos”; nueva corrección, hasta que al fin la “pegó”: “Señores, sentémonos a conversar…” En otra ocasión, después de conversar por teléfono, doña Menca le preguntó: ¿Mi amor, quién te llamó?

A lo cual respondió: ¡es este doctor, más feo qu’el coño! A lo cual Menca se contestó: Ah, sí…debe ser Feo Calcaño. Tales eran esos disparates que a la misma esposa se le contagiaron. Una vez sus compañeras de juegos de cartas, le preguntaron: ¿Meca, i Raúl? A lo cual ella dijo: allí en la biblioteca; ustedes saben que él es sifilítico; en eso momento salía Raúl i escuchó; entonces aclaró: sifilítico no, mi amor, filatélico. Jamás le escuchamos nunca un gran discurso i se dice que se los hacían.

Si fue Herrera Campis, tampoco nada importante; dicen que fue honesto, pero despistado i dejaba robar, pensando en la comida i llenándonos de refranes. Decía tantos refranes que, ya a veces los confundía i mezclaba. Por ejemplo: “Cuando el río suena, ni que lo fajen chiquito” i en una cena de navidad, con un cerdo asado en medio de la mesa, con una manzana en la boca i rodeado de lechuga i otros vegetales, se sentó frente al gran plato i lo atrajo hacia él. Un edecán le dijo al oído: Presidente…¿i se lo va a comer solo? A lo cual rápidamente respondió: ¡No, No, con yuquita! Además, afirmaba que su suerte era por una “pepa de zamuro” que cargaba siempre en el bolsillo de su paltó o “saco” como decimos algunos. Como se le mezcló con los torontos que con un lance de dedo pulgar lanzaba al aire i se los tragaba “faldeándolos” con la lengua, en una ocasión se tragó la pepa del zamuro que sabemos qué suerte corrió, se le opacó la suerte i vino el Viernes Negro. Menos mal que no había roto relaciones con España, cuando el rei Juan Carlos lo abrazó en una ocasión con mucha fuerza, i le aplastó el bolso de “pepitos” que cargaba en un bolsillo interno. Tampoco, ni en el que dijo, “recibo un país hipotecado”, fue un discurso memorable Hombres grises en oratoria, pero el peor de todos, el gocho degenerado de Carlos Andrés, cuya brutalidad oratoria, supera a los chistes que se puedan recordar. Le escribían los discursos i sin embargo los leía mal, les hacía agregados estúpidos i los degradaba. Son verdaderas anécdotas sus disparates, como cuando le regalaron la edición especial del Don Quijote de la Mancha, i propuso invitar al autor para hacerle un homenaje o alguno de su familia. Es una anécdota chistosa pero larga de contar. Este ha sido el peor de todos los presidentes i el que más daño le ha hecho históricamente a Venezuela; i por cierto, el único destituído. De Lusinchi, más que discursos o conversaciones, lo que deben recordar sus amigos, son los erutos alcohólicos i la una frase célebre, “usted no me jode a mí”. Mas, el que la gente señalaba como más ilustrado, profesor universitario, fundador de partido (COPEI), destructor de partido (COPEI), creador de Chiripero, i un discurso aprovechador de las circunstancias en 1992, fue Rafael Caldera, “criador” de delfines (algunos salieron toninas) quien tal vez con su oratoria con dólares, hizo la proeza de captar comunistas con la ideología marxista en el tuétano de sus huesos, como Teodoro Petkoff i Pompeyo Márquez, desde entonces Santos Patronos de los tránsfugas, buscando a Dios, al dios dinero. Tampoco destacó en la oratoria, ni siquiera cuando envejeció i parecía una morsa aletargada que la creíamos pensando, pero era algo parecido al Diente Roto. Del provisorio presidente el Historiador, tampoco escuchamos nada, pero si una buena firma para libertar a un delincuente…¡sin saberlo!

Como vemos, si en tantos presidentes de partidos i más de cuatro décadas en tiempo i espacio, casi nadie pudo hacer un discurso memorable, o defender ideas, presentar grandes proyectos, etc., i se consideran honorables ciudadanos e intelectuales en retiro (aunque algunos conspirando), ¿Qué podemos esperar de este politiquero de quinta categoría, que no sabe ni siquiera mentir bien? Aquí, recordando a Antonio Gramci, desde los tiempos de Bolívar, no habíamos encontrado hombres que practicaran la Gran Política, sino la Política cotidiana que mejor la llamamos, politiquería. Cuando al fin los pueblos de América i el mundo han despertado en su afán de gran política, sobre todo internacional, cuyo gran ejemplo viene de Cuba revolucionaria, de Fidel, del Ché Guevara i los presidentes que como Chávez van surgiendo aquí i allá, porque desde la historia, como lo expresó Pablo Neruda, Bolívar resucita cada cien años cuando despierta el pueblo. Los pueblos han despertado; los pueblos se están instruyendo, los pueblos que reconocen sus matrices indígenas, los pueblos están conociendo sus Constituciones i sobre todo el pueblo venezolano, ha tenido un despertar grandioso con la revolución bolivariana. El pensamiento del Libertador está vivo en el mundo i resulta casi un insulto a la inteligencia, al decoro i a la dignidad de estos hombres de hoi i sobre todo a los que vendrán mañana, el soportar a un candidato presidencial que MIENTE PARA ENGAÑAR I PARA ENGAÑAR MIENTE. Marchamos hacia un socialismo que podemos llamar humanitario o bolivariano, mui distinto del comunismo que realmente nunca ha existido de verdad en el mundo, no por malo, sino por utópico; pero quienes no saben nada de eso (ejemplo Oswaldo Álvarez Paz que no se ha tomado la molestia de estudiar más desde que graduó) i lo ven como un fantasma maligno, sin fijarse cosas peores como el imperio capitalista, ignoran que el socialismo lo que dice es “a cada quien según sus capacidades, a cada quien según su trabajo”. Por eso, nuestros libertadores del pasado lograron la libertad política, pero continuamos en el colonialismo económico del cual nos estamos liberando. Faltará en el futuro, la liberad de conciencia, de mente, de oscurantismo, liberándonos del colonialismo religioso, igual de malo que los otros.

Por todo esto, dudo que este embustero genético, diga verdad de que llegará al 3 de diciembre, como hizo con las elecciones parlamentarias. Para mí es un títere, dentro de una salida violenta del Imperio del Diablo Bush i las transnacionales. Alerta con una mentira de ese tamaño ¡Qué es una raya más para, no un tigre, sino una cebra embustera, o burro en pijamas!




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3621 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a25830.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO