Las burradas de la MUD

Mi abuelo Luciano, vecino de Guasdualito, tenía un compadre cuyo oficio era burrero, es decir, un comerciante encargado de criar burros para alquilar o para vender. En verdad, en aquella época tal negocio era floreciente, dado que eran los asnos los encargados de transportar las mercancías a diversos lugares próximos al pueblo. Me contó mi viejo pariente que, en oportunidades, el dueño del negocio enviaba un burro cargado con dos sacos de yuca con uno de sus empleados hasta una hacienda cercana al Mantecal. Por alguna que otra circunstancia el guía del jumento tenía que hacer otros mandados y no podía regresar con el noble animal. Bastaba con unas palmadas por lo ijares del borrico para que este regresara sin contratiempo al potrero de su dueño. El compadre le decía a mi abuelo: "mis burros son muy inteligentes, nunca se tropiezan con las peñascos que se le atraviesan en su camino y menos aún, si en algún momento habían chocado contra una roca. De seguro que nunca volverán a estrellarse con la misma piedra".

Esta historia me revela el mal uso de la palabra "burrada", para calificar a una acción o a un comentario que cause sorpresa y rechazo por ser especialmente torpe, equivocado o exagerado. Es decir, nosotros los humanos, "los animales superiores", le endilgamos a los burros conductas descalificadoras que no tienen nada que ver con su comportamiento. Cuando escucho a ciertas personas un reclamo como por ejemplo "deja de decir burradas" estoy seguro que no se refiere a los asnos, dado que esto fieles animales son más inteligentes que mucha gente.

Por lo expresado anteriormente voy a utilizar el vocablo burrada para referirme, no a un derivado de los burros, sino al mal comportamiento emanado de las personas en su manera de hablar o en su proceder.

Los integrantes de la MUD saben mucho de burradas. Estos se conducen como dirigentes de grupos humanos que, sinceramente, no entiendo como los pueden secundarlos, simplemente porque sus propuestas son inentendibles y contradictorias.

El origen de MUD es muy triste, plagadas de burradas, no solo las propias sino también de las heredadas de la Coordinadora Democrática, una coalición de 24 partidos, asociaciones civiles y ONG fundada en el 2002. A estas organizaciones los unificaba, no una doctrina o una ideología política, sino que su único interés era derrocar a mi comandante Chávez. Por esta razón era imposible que la Coordinadora coordinara algo, lo característico de los rectores de esta sociedad antichavista era el odio hacia Hugo, los intereses económicos y los egos personales.

Las burradas cometidas por los dirigentes de la Coordinadora Democrática fueron de antología, faltarían páginas para escribir un prontuario para referirme a todos los dislates en los que incurrieron sus asociados. Entre sus desatinos debo resaltar la infausta huelga petrolera; la malhadada huelga general; las transgresiones continuas a la Constitución; la violación de los derechos humanos de los venezolanos; la asociación descarada con los agentes del Departamento de Estado de EEUU; las falsedades difundidas a través de los medios de comunicación de masa para engañar a la llamada "sociedad civil", la misma que los acompañó en sus desafueros; la desvergonzada asociación con los centros financieros e industriales internacionales, al recibir financiamiento para derrocar a Hugo; las mentiras malintencionadas conque la dirigencia pretendían romper el hilo constitucional…entre las numerosas burradas que a CD consumó en un corto período desde su aparición.

Después del fracaso del golpe de estado contra mi comandante Chávez quizás, por vergüenza ajena, los integrantes de la CD decidieron disolverla (2004) y en un futuro muy próximo le cambiaron el nombre a la organización que había perdido todo tipo de credibilidad.

Pasado cuatro años de pusilanimidad los mismos fundadores de la CD decidieron crear una organización similar (2008) pero con otro nombre. La llamaron MUD o Mesa de Unidad Democrática que agruparía, en un principio, 18 partidos, con el mismo principio unificador (el odio a todo lo que huele a pueblo). Lamentablemente la cosa no sucedía tal como se comportaba la reata de los onagros del burrero de Guasdualito quien afirmaba, según mi abuelo Luciano: "los burros de mi compadre después de tropezar con una piedra, más nunca chocaban contra esta. Tienen buena memoria, son muy inteligentes".

Parece ser que las experiencias anteriores de la CD no les sirvieron de nada a sus antiguos integrantes, hoy militantes en la llamada MUD. Juzgo que, si las experiencias (buenas o malas) no dejan aprendizajes, estas no pasan de ser un episodio más en la vida de las personas. Cuando observo por televisión y escucho a los antiguos dirigentes de la CD, hoy bautizada como MUD, tengo la certeza que las burradas de ayer se convirtieron en las burradas de hoy. Debe ser que el tiempo es un continuo sin presente, ni pasado ni futuro. Es decir que lo que ayer fue presente mañana será pasado y el futuro cercano, pronto será presente. Por tal razón las burradas de la MUD son permanentes en el tiempo y en el espacio, por lo que estas nunca pararán. Permanecen incrustadas en el cerebro de sus dirigentes.

Por lo general cuando opinan los dueños de varias pensadoras sobre un mismo tópico en especial, es posible que entre todos coagulen una idea brillante con cierta factibilidad. Indudablemente, la sesera de la gente es un depósito de ideas, malas o no, pero al final, deben poseer alguna visión que sirva para rellenarlo. Imagino una reunión de Ramos Allup, María Corina Machado, Capriles Radonsky, Freddy Guevara, Gabi Orellana, Julio Borges, Chulo Torrealba (perdón por el error de imprenta)…con sus asesores Rajoy, Asnar, Obama, John Kerry, Uribe, Toledo, Almagro, Fox…entre tantos "pensadores". No entiendo la razón del por qué de estos cenáculos no salga una idea esplendente. Sus burradas no resultaron contra mi comandante Chávez y tampoco trascenderán contra el presidente chavista MM. Lo único que despuntan son las mismas burradas cometidas en años anteriores y hoy repetidas con un nombre diferente, pero al final, son las mismas burradas sobre las que no se casan de insistir. Supongo que la culpa es del pueblo venezolano, del pueblo chavista que si aprendió con el golpe de estado del 2002 y no va dejarse despojar los logros de la revolución bolivariana.

La MUD, al igual que la CD, lo único que mantiene en su agenda es la violencia hoy solapada con artificios constitucionales. Como no pudieron derrocar al presidente MM con las acciones terrorista de la guarimbas, hoy pretenden destituirlo con una aberrante interpretación de la Carta Magna. Los que ayer pisotearon descaradamente la constitución (el golpe de estado) hoy aspiran sancionar al presidente MM bajo el estúpido argumento de su doble nacionalidad, del abandono de cargo (ayer vacío de poder de Hugo) y mediante un juicio político que no está contemplado en ningún artículo de la Constitución Bolivariana de Venezuela.

En verdad, el domingo 23 de octubre se pretendió romper el hilo constitucional, pero el culpable no fue el presidente MM, fue la AN capitaneada por el adeco, gamonal y senil Ramos Allup, en su pretensión de asumir la presidencia para satisfacer su ego personal. La MUD no aprendió ni de sus burradas viejas ni de las nuevas, pero el pueblo de Venezuela si asimiló sus tramposerías, su terrorismo y de los golpes de estado. Por lo tanto, así como truncó las aspiraciones de la MUD en la fecha referida, hoy está preparado para darle una contundente respuesta el días 3 noviembre, en su afán de derrocar la Revolución Bolivariana.

Yo en lo personal debo haber cometido muchas burradas (no las de los burros) y de seguro que en lo que me resta de vida cometeré unas nuevas, no las viejas. Puedo aseverar que la gente de MUD comete las mismas burradas (no las de los burros) de la CD y a estas le agregaron otras más novedosas, la de Honduras, la de Paraguay y la de Brasil, con la certeza que van a salir triunfantes. Por fortuna estamos en la tierra de Bolívar y sus burradas no pasarán. El único interés que mueve a los integrantes de MUD es llegar al poder para repartirse, junto con las grandes corporaciones comerciales, industriales, financieras y energéticas transnacionales un rico pastel llamado Venezuela. Las burradas no las cometen los burros, las perpetran los dirigentes de la MUD. Lee que algo queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1612 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a236230.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO