La oposición está muriendo

Los síntomas son evidentes y por más ropajes que le pongan la oposición venezolana está muriendo y eso lo saben los sepultureros de la MUD. Desde hace algunos meses atrás, poco tiempo después de su magro triunfo en las elecciones para la Asamblea Nacional, en diciembre del año pasado, comenzaron a darse alguna señales de cierta tos seca en el discurso decadente de sus principales voceros, quienes escondidos en el insulto y la descalificación, empezaban a ocultar la evidencia de un diagnóstico a todas leguas grave para sus nefastos propósitos.

Apenas ganaron la Asamblea Nacional se sintieron los dioses del Olimpo y cual Rómulo resucitado, el payaso de la asamblea lanzó sus primeros dardos contra la figura de nuestro Comandante Supremo y líder espiritual, Hugo Chávez Frías. Igualmente, una vez tomado posesión del cargo en el hemiciclo, el señor payaso juró a viva voz y con gañote fundido que en menos de seis meses sacarían al presidente legitimo y constitucional Nicolás Maduro Moros. Luego al poco tiempo empezó la arremetida contra el TSJ, el CNE y el resto de las instituciones del Estado venezolano. No conforme con eso él y su consorte, la “payasa Copetina”, despotricaron de la mujer chavista, revolucionaria y venezolana, al considerarlas “sucias y feas”, Aquí pregunto yo: ¿Acaso será que ese señor payaso y su esposa defecan por el cerebro para no ensuciarse las manos?

Poco a poco y ante las promesas incumplidas de la oposición de liberar a sus políticos presos y ante sus prácticas perversas de saboteo económico, que también afecta gravemente a sus seguidores, comienza una desalineación “mudista” y una desconfiguración en las filas opositoras que comienza por quitarle la base de apoyo a la autodenomina MUD y dejar de creer en el discursos de los voceros opositores, por considerarlos mediocres, cobardes, de poca monta y pura bosta de vaca, como dicen por allá en el Páramos de los barriales, en Trujillo.

Envalentados y en su carrera contra el tiempo, empezaron a fallarle a sus seguidores. La presión sanguínea fue aumentando y como el cuerpo ya estaba infestado por el odio que sienten hacia la gran mayoría de los venezolanos, los primeros síntomas comienzan a manifestarse en sus filas y volverse virales. Fue así como ese gran descontento hacia toda la casta opositora se manifiesta en dos palabras: “Maldita MUD””. Y la misma fue pronunciada en el marco de la frustración que sintieron muchos escuálidos el primero de septiembre, cuando sus flamantes lideres de pacotilla, los convocaron a derrocar el gobierno y al final le salieron que volvieran a sus casas, porque el gobierno les había descubierto todo el plan y mejor volvieran sus casas.

Así han venido de fracaso en fracaso, cada vez más graves y más solos. Para este 12 de octubre también prometieron que sería el ultimo día del gobierno revolucionario, pero solo unos pocos escuálidos fueron los que salieron a protestar, mientras que el chavismo se desplegó por todos el país con sus cantos de patria y revolución. Por esos decía al título de este articulo, la oposición está muriendo y en su enfermedad, poca gente se ve acompañándoles. Que nadie se extrañe, pero pudiera ser que si no agarran aire este 26, 27 y 28 de octubre, ya para el 29 seria cadáver y habría que enterrarla el 2 de noviembre, día los muertos, con el perdón de los muertos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2086 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a235743.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO