El arado y el mar

Pescando en las aguas revueltas de la fantasía, Allup invoca un golpe

Está pasando lo que tenía que pasar, las élites políticas, las de allá y las de acá, se embriagaron de poder, construyeron su propio Disney World y en esa comodidad se desligaron de la realidad; confundieron llenar cuatro cuadras de obligados con el apoyo de millones de corazones, el odio genético con razonamientos y argumentos, mezclaron unas frases ingeniosas contra el adversario con victorias épicas; montaron sus mojigangas y se creyeron perennes, unos chupando desde adentro los otros tragando desde afuera. La realidad les toca las puertas de la opereta: ¡fin de fiesta!, gritan los cielos encapotados.

La realidad real, esa que no ven los encorbatados,  es cada momento más difícil, todas las soluciones fracasan, se complican, la crisis se alimenta a sí misma, describir el cuadro de penurias nos ocuparía mucho espacio, no es necesario, todos las conocemos. Las élites políticas siguen su juego como actores pasados de moda, sin el afecto del público se empeñan en interpretar el papel que ya a nadie convence: los gobernantes no gobiernan y los opositores no se oponen.

Así, al garete, pasan los días, la realidad siempre tenaz produce sus propias soluciones. Veamos.

Agotada la democracia burguesa, incapaz de resolver en su seno las tensiones políticas, de justificarse, impotente para garantizar gobernabilidad, no tiene futuro, es  incapaz de dar respuesta a los intereses políticos de  los capitalistas (los nuevos y los viejos) de contener las tensiones políticas y menos las tensiones sociales, la realidad busca sus propias soluciones, a pesar de los deseos de las élites.

Cuando la democracia burguesa se agota, cuando es incapaz de justificarse, de resolver sus tensiones, de hacer creíble sus símbolos de poder; cuando gobernantes, oposición e instituciones, no engañan llegó la hora de la renovación, de reconstruir la gobernabilidad burguesa y eso sólo lo pueden hacer con represión. En estas condiciones los militares entran en acción protagónica.

El tema del golpe se habla con sordina, a veces trasfunde un poco, alguien dice “no hay golpe porque no tienen militares”, como si los militares fueran una barajitas de un álbum: “la tengo”, “no la tengo". Otros arguyen que los militares están muy bien acomodados y no se moverán, como si los militares se movieran como el “mono del organillero”. Es difícil saber lo que se mueve en el mundo militar, es hermético, tiene su propio lenguaje, sus tradiciones, sus jerarquías. Sin embargo siempre hay señales que pueden medir la temperatura ahí adentro.

Agotada la democracia burguesa, la burguesía es experta en romper la legalidad burguesa, los cándidos permanecen en ella, el fenómeno es asombroso, pero es una verdad respaldada por la historia. Aquí entre nosotros, agotada la democracia burguesa entramos en territorio de golpe, el que golpee primero gana. Veamos.

Recientemente, allup lanza un mensaje al mundo militar que es muy claro, lo hace en medio de la rabia que produce la impotencia: el CNE, pospuso la divulgación de la fecha de la recolección de firmas, en esas condiciones allup sentencia:

“El gobierno debe entregar el poder que ha usurpado violentando derechos y delinquiendo sistemáticamente. Los militares están tan de acuerdo con nosotros en revocar a Maduro…” ...“Este gobierno que sigue negando la CRBV, debe entregar el poder que ha usurpado violentando derechos y delinquiendo sistemáticamente”.

Claro llamado a los militares, confesión de impotencia en el campo de la democracia burguesa que ya desconocen. Si a esto le sumamos las declaraciones de otros voceros invocando al 350, debemos estar con el oído atento.

Las preguntas son ¿seguirán paralizados los chavistas auténticos, los socialistas?, ¿dejarán que estos tontos con su ambigüedad entreguen el legado de Chávez?, ¿no pasarán de gritos destemplados, juramentos de resistir cuando ya el agua les llegue al cuello?, ¿o por fin asumirán su papel de dirigentes y defenderán la Constitución en el terreno del 350 que ellos invocan?


 La consigna debe ser
 ¡Parar el golpe para volver al Socialismo!
 ¡Sólo el Socialismo detiene el golpe!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3480 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a234337.htmlCd0NV CAC = Y co = US