Sociedad Sambil: ¿Trastorno de Personalidad Múltiple?

Aclaro de entrada que no soy psiquiatra, psicólogo ni nada parecido. Lo que sé acerca del Síndrome de Personalidad Múltiple o Alternante (MPD por sus siglas en inglés), es por lo que he leído o visto en películas (¿recuerdan “Sybil, la Mujer de las 16 Personalidades” o “Las 3 Caras de Eva”?). El caso es que me parece inquietante que la actual Oposición venezolana parece sufrir de ese trastorno.

Tomado de una revista especializada en el tema: “Los defensores del diagnóstico de MPD describen esta enfermedad mental como un «estado de disociación», término que cubre una amplia gama de trastornos, desde sensaciones de irrealidad hasta la personalidad alternante declarada. En un caso típico de MPD, la personalidad principal no es consciente de las demás, que suelen emerger en momentos de crisis para «tomar control del cuerpo»”. Según los entendidos, cuando la víctima se ve objeto de una presión o abuso intolerable, se “desdobla” en otra persona que lo afronta o sufre, y entonces ese desdoblamiento origina una nueva personalidad, de la cual el enfermo no suele tener conocimiento, que aflora de pronto tomando el control del sujeto.

Supongamos que la increíble victoria electoral del Comandante Chávez en 1999 tomó de sorpresa a aquel sector de nuestra población que, por adolecer de racismo, clasismo, prepotencia congénita y otras taras, asumió (y aún asume) como inaceptable que un paracaidista zambo, llanero por más señas, más vernáculo que el pabellón con baranda y pueblo cien por ciento, se haya erigido en el Presidente de todos los venezolanos. Y, más inaceptable todavía, que ese Presidente se haya empeñado en desalojar de su trono a la “clase dominante” desde que Venezuela es Venezuela, impulsando una Constituyente que restituyó la Soberanía al pueblo en general, que así se erige en la verdadera y auténtica clase dominante, sin distingos sociales o económicos. Bajo esta aventurada hipótesis, la oligarquía nacional reinante hasta ese momento sufrió tronco ´e trauma, y, no queriendo aceptar la realidad como quien pretende tapar el sol con un dedo, se “desdobló” y se ha seguido “desdoblando” en la masa de frenéticos animales sedientos de sangre capaces hasta de ponerle una bomba atómica a la República Bolivariana de Venezuela y matar a todos sus habitantes con tal de sacar de Miraflores a Hugo Rafael Chávez Frías.

Uno ve hablando por televisión a los voceros de la Oposición Psicótica con esa decencia, haciendo derroche de buenos modales y con cara de yo no fui, afirmando que no existe la Libertad de Expresión en el país porque el Gobierno la ha secuestrado… mientras que, al mismo tiempo, le mientan la madre al Presidente y lo insultan soezmente día a día sin que les pase nada. Juran que son una mayoría aplastante, que el Presidente Chávez no tiene ya ningún respaldo popular, que por eso quiere tener el CNE bajo su control… ignorando una decena de arrolladoras e indiscutibles victorias electorales del Proceso Bolivariano, en menos de cinco años, como si nunca hubieran existido. Expresan su indignada inconformidad hacia el rrrrégimen totalitario contra el cual luchan a brazo partido para que se restituya la Democracia… refiriéndose al Presidente y al Gobierno más democráticos que se hayan visto nunca en Venezuela.

Hablan con conmovedora sinceridad de cómo elegirán un Candidato Único que, con total certeza, llevarán con sus 27 millones de votos a la silla presidencial en los venideros comicios del 3 de diciembre… cuando todo el mundo sabe que, a estas alturas, de repente ni siquiera cuentan con la masa de opositores que tan fatigosamente reunieron, de chiripa, para pedir el Referendo Revocatorio. Casi lloran por la cámaras televisivas día y noche porque “el país se está cayendo a pedazos”, porque “hay que salir de esta pesadilla”, como si la gente no tuviera ojos en la cara para ver la creciente bonanza socioeconómica (largas listas de espera para comprar carro nuevo, pasajes aéreos agotados a cada rato, nivel de inflación supercontrolado, repunte del poder adquisitivo en aumento, el comercio viento en popa, etc.) que es, precisamente, obra del odiado rrrrégimen. Y lo más increíble: todos esos voceros que hacen gala de las más brillantes virtudes cívicas y morales, tuvieron, como todo el mundo sabe, participación directa o indirecta en el Golpe de Estado de abril de 2002, en el subsiguiente Sabotaje Petrolero, en la formación de las guarimbas con que pretendieron incendiar el país, etc., etc. ¿Será que, cuando se sientan ante las cámaras de televisión, su personalidad se les disocia y se convierten en esos mansos corderos superpatriotas que quieren lo mejor para su país y para los venezolanos?

Ahí va el ejemplo más reciente: El de un Alcalde a quien tutti le mundi vio, en close up, capitaneando el asalto a una Embajada en pleno Carmonazo, violando todas las normas y principios internacionales habidos y por haber… que ahora sale por esas mismas cámaras de televisión, con mirada de asombro ofendido, porque ¡no sabe por qué lo están enjuiciando! Otra prueba la constituye aquel Gobernador, descarado firmante del infame Decreto de Pedro Carmona destruyendo el Estado de Derecho, que cuando le tocan el punto pone cara de inocente y dice que ¡no sabía qué estaba firmando! ¿Son disociados o no? De repente, no son más que víctimas del Trastorno de Personalidad Alternante a quienes se les disoció la personalidad por no querer aceptar que Hugo Rafael Chávez Frías ES Y SEGUIRÁ SIENDO EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, TRAZANDO EL RUMBO DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI.-

eddie_2000_ve@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 10210 veces.



Eduardo Santana Gómez


Visite el perfil de Eduardo Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: