La MUD a las ordenes de la Casa Blanca

Diversas informaciones de prensa indican que la Asamblea Nacional, controlada por la derecha y extrema derecha venezolana, discutirá este martes 10 de mayo, como único punto en agenda, "la ruptura del orden constitucional en Venezuela". Este debate coincide con la gira de varios diputados de la MUD a Estados Unidos y Canadá para conseguir el apoyo de estos países a la aplicación de la Carta Democrática Interamericana contra el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro.

Sin embargo, la propia carta indica claramente que sin la aquiescencia expresa del gobierno concernido, es imposible su aplicación.

La Carta Democrática Interamericana establece en su artículo 17 que "cuando el gobierno de un Estado Miembro considere que está en riesgo su proceso político institucional democrático o su legítimo ejercicio del poder, podrá recurrir al Secretario General o al Consejo Permanente a fin de solicitar asistencia para el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática". Más adelante, el artículo 18 de la carta insiste en que cuando "se produzcan situaciones que pudieran afectar el desarrollo del proceso político institucional democrático o el legítimo ejercicio del poder, el Secretario General o el Consejo Permanente podrá, con el consentimiento previo del gobierno afectado, disponer visitas y otras gestiones con la finalidad de hacer un análisis de la situación".

En ninguna de sus partes la carta dice que el poder legislativo usurpará las funciones del ejecutivo para solicitar su aplicación.

Ante la imposibilidad de aplicar la Carta Democrática Interamericana como instrumento intervencionista, la Casa Blanca le ha exigido a la MUD que utilice a la Asamblea Nacional bajo su control, para que declare la "ruptura del orden democrático" en Venezuela. En este caso, de acuerdo al artículo 20 de la carta, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, tendría el camino despejado para convocar al Consejo Permanente de esta organización e iniciar el proceso de intervención política en el país.

Este martes, la oposición apátrida y entreguista congregada en la MUD seguirá las órdenes de la Casa Blanca y tras la pantomima de debate que tiene pautado realizar, emitirá una resolución que confirme la "alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático".

No deja de llamar la atención que esta misma oposición sea la que con tanto fervor ha pretendido en los últimos 17 años de Revolución darle un zarpazo a la democracia. Afirmar que hay un golpe de Estado para dar un golpe de Estado es realmente patético.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1281 veces.



Antonio García Danglades


Visite el perfil de Antonio García Danglades para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: