Mendoza: De guerrerista a premio nóbel de la paz

Es sorprendente los caraduras que son los dirigentes del oposicionismo. Del Mendoza “yo estoy en la guerra” se ha mutado al Mendoza empresario preocupado “por la difícil situación económica que atraviesa Venezuela”, tanto que piensa venderla al FMI. Es la actitud propia del oligarca que se siente por encima de los venezolanos y venezolanas de bien, de alguien que nos ve por encima del hombro y solo le preocupa la “falta de materia prima, repuestos, empaques y otros insumos”, lo que, en definitiva se concreta en dólares subsidiados por el Gobierno Revolucionario a Bs 6,30. En su respuesta al audio hecho público, se limita Mendoza, a denunciar el supuesto ilícito de la ilícita conspiración que sobre todo un pueblo, planifica con sus socios en el norte y con una de las más fatídicas instituciones creadas por el imperialismo de EEUU: el Fondo Monetario Internacional, institución que lleva sobre sus hombros, pueblos arrasados por sus políticas de genocidios económicos. Dime con quién te asocias y te diré quién eres.

La respuesta de la Revolución al ahora empresario pacifista, ha sido develar los inmensos recursos que han sido transferidos en dólares desde el Estado venezolano a las empresas propiedad del otrora guerrerista Mendoza. El gobernador revolucionario del Estado Bolivariano de Aragua, Tarek El Aissami, ha informado que “Al señor Lorenzo Mendoza en los últimos años se le ha liquidado un monto superior de los 5.200 millones de dólares por parte del Estado venezolano”, cifra escandalosa si la comparamos con la inversión hecha por los EEUU en la reconstrucción de Europa, después de culminada la segunda guerra mundial; quien, mediante el Plan Marshall, empleó 13 mil millones de dólares en su reconstrucción, valga decir, la inversión del Gobierno Revolucionario en las empresas del señor Mendoza alcanzan al 40 por ciento de un Plan Marshall, para poner en operación esas empresas. Toda una considerable inversión, que ha hecho el pueblo venezolano en las empresas del pelucón mayor, para que ahora éste le responda declarándole la guerra y asestándole un duro golpe a su Buen Vivir, mediante el desabastecimiento de sus productos y su consiguiente encarecimiento de todos sus productos, pues, mientras el pueblo y su Gobierno Revolucionario le entregan un dólar subsidiado a Bs 6,30 para sus adquisiciones en el exterior, Mendoza le retribuye vendiéndole su producción a dólar Cúcuta, a un dólar especulativo que actualmente lo cotizan por encima de los 800 Bs, eso dice mucho de la canalla del personajillo opositor, quien no se ha perdido de participar en cuánta conspiración contra la Revolución Bolivariana y el pueblo venezolano, ha emprendido el imperialismo de los EEUU. ¡Así paga el diablo!

Hasta sus propios trabajadores y trabajadoras, han sentido la insensibilidad del Lorenzo Mendoza hacia lo social. Durante meses, estuvieron discutiendo un contrato colectivo que, llegado a las cláusulas económica se paralizó, al extremo, que tuvieron los trabajadores y trabajadoras de empresas Polar que recurrir a las armas que tiene la clase obrera: paros, huelga y movilizaciones, hasta que el Gobierno Revolucionario tuvo que intervenir por intermedio del MPPPST y ejecutar un Laudo Arbitral que favoreció –sustancialmente- a los trabajadores y trabajadoras de las empresas Polar, resarciéndole en algo, las inmensas ganancias que obtiene Mendoza de las inversiones que hace con los dólares que –generosamente- le otorga el pueblo venezolano, por intermedio de su Gobierno Revolucionario. 55 por ciento de incremento y 10 por ciento trimestralmente de ajuste salarial, lograron los trabajadores y trabajadoras de empresas Polar, mediante el Laudo Arbitral decidido por el MPPPST, además de otros beneficios que durante meses, se negó a otorgar el otrora empresario benefactor que nos presentan los medios de comunicación de la burguesía.

Ahora, Mendoza tiene otros retos, el imperialismo de los EEUU, como se puede constatar en el audio divulgado por Diosdado el pasado miércoles, además de negociar con el FMI el Plan de Ajustes que se aplicaría sobre el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, pareciera que Obama ha dado el visto bueno a la candidatura presidencial del señor Lorenzo Mendoza o en su defecto, ante un hipotético golpe de Estado imperialista victorioso, tal cual Carmona Estanga, Mendoza cubriría esa vacante. Como decimos en criollo, mientras más ricos, más reales quieren. La avaricia rompe el saco, también decimos en criollo Lorenzo. Has llegado a lo último que un pueblo puede aceptar de tus indecencias y eso, el Gobierno Revolucionario debe tomarlo en consideración a la hora de su conciliadera con este empresario-político en guerra. Si algo de afortunado tiene el audio hecho público, es que el pueblo, ese que intentas manipular con la millonada que gastas en publicidad para venderte como alguien decente, te ha podido ver en tu verdadera dimensión, como un delincuente que vende su patria al mejor postor y un golpista empedernido. Un empresario que heredó una fortuna hecha con dinero de los venezolanos y venezolanas. Don Eugenio, entonces ministro de Fomento del gobierno de Medina Angarita, como él mismo expresó en alguna oportunidad, creó su emporio empresarial sin capital alguno. Se trata, de una oligarquía que arrimada al cobijo del Estado venezolano y sus diversos gobiernos, fue amasando la inmensa fortuna que hoy nos muestran en revistas especializadas, que los presentan como si fueran personajes de los cuales debiéramos sentirnos orgullosos. Los Mendoza, se enriquecieron a lo largo de toda nuestra historia tanto en democracia como en dictadura, como en Revolución, sin importarles ideología alguna, el capital no tiene ideología, pregonan, sin importarles ni las penurias que pudiera estar pasando nuestro pueblo. Aplaudieron con rigor las verdes, las blancas y ahora las rojas, siempre y cuando les garantizaran su tajada en el negocio. También con las rojas comieron y degustaron el placer de los dólares baratos, aún conspirando. Marcos Pérez Jiménez y Pedro Carmona Estanga, son sus ideales de gobierno. En dictadura, se somete a la clase obrera con las bayonetas y es mayor las ganancias empresariales, no se negocia se impone el valor del factor trabajo, por eso es que les gusta tanto a los Mendoza, ese tipo de gobierno.

Nuestro Comandante Chávez, se las jugó rudo contra ese monopolio empresarial que es la Polar, propiedad de los Mendoza. Estando en vida, pudo percibir las ambiciones del pelucón mayor y nos alertó de su peligro: “parece que el dueño de la Polar (Lorenzo Mendoza), está incluido entre los presidenciales. Todos los ricachones que se metan para candidatos. Si yo estoy vivo y estoy sano, y ustedes lo quieren, le vamos a dar knock out a la burguesía, le vamos a dar en el hígado”. Es lo menos que aspiramos de usted camarada Presidente Maduro, no tanto en el hígado como en la mandíbula, para que coja piso el pelucón mayor. Declárese en guerra también, que este pueblo le acompañará para derrotarlos en el terreno que han escogido para derrotarnos: la guerra económica. ¡Hora ya de pasar a la ofensiva revolucionaria! Deje a un lado sus esperanzas de redención oligárquica. ¡Sólo el pueblo salva al pueblo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1785 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a215665.htmlCd0NV CAC = Y co = US