Devuelvanos las trinchera


Si al Señor Romero Anselmi se le ocurriera con esa entereza y dignidad que lo caracteriza, entrar de nuevo en batalla como en aquellos días de abril y ayudar a este pueblo con la valentía que lo ha hecho siempre y sobre todo como lo hizo en 2002, cuando estos sanguinarios despatriados venían arremetiendo como lo están haciendo ahora, seguramente le traería un poco de tranquilidad a este patria que viene desesperándose más cada día con la arremetida que tienen planteada las gineteras del imperio en este año electoral.
Aquí no ha cambiado nada con relación a sus intenciones, lo único malo es que el tiempo a pasado peligrosamente sin que puedan cumplirse los objetivos, en unas mentes retorcidas que se han llenado de desesperación por su impotencia brutal y esta actitud lo hace tan peligroso como en abril de 2002.
La ayuda que pido en este caso en nombre del pueblo que no tiene voz, es que como director o presidente, dueño o lo que seas de ese canal del pueblo y que Usted tan dignamente se gano el derecho de administrar, oiga el clamor de el “dos por ciento” que seguramente le sabrá agradecer si llega el jinete que le hace falta a la trilogía de los mosquetero descompletos.
No es fácil aguantar tanto empuje diario de difamación sin contrarrestar un poco la cantidad de odio que expelen los inconcientes despatriados todos los días en nombre de unos dueños macabros que secuestraron la información.
Se supone que la mayoría es que manda en una democracia, yo creo que aquí no esta pasando eso, pero lo entiendo porque estoy en un proceso que me permite seguir esperando por la conquista de los derechos de todos, que están secuestrado por los dueños de medios que se resisten a entregar el poder que perdieron en unas elecciones limpias sin tener que quitarle la cabeza a ningún traidor.
Señor Romero Anselmi con todo el respeto que se merece y con la certeza que hará todo lo posible por entender que esto es una cuestión de estrategia de guerra y que sino lo conseguimos podríamos perder nuestro proceso y después tener que esperar doscientos años mas, para recuperar lo que hasta ahora hemos avanzado.
Señor Romero Anselmi, el esfuerzo tiene que ser más grande que los intereses políticos que hasta ahora se han manifestado, nosotros como revolucionarios no podemos tener intereses mezquinos que pongan en riesgo la patria.
Por favor dígale a Diógenes Carrillo que vuelva, oblíguelo si no quiere, porque es una cuestión de responsabilidad patriótica y junto a Mario Silva y Walter Martines devuélvanos las trinchera.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2366 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a21411.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO