Trincheras de Ideas

La derecha fascista y su montaña de errores y derrotas

Las primarias de la MUD fueron señaladas por analistas y sectores políticos como la más reciente de las derrotas políticas, en primer término por la evidente y manifiesta incapacidad para movilizar a las bases derechistas –no siempre fascistas como los jefes, por ejemplo, de voluntad impopular o primero injusticia o…– y presenciar aquel espectáculo de los centros de votación no sólo absolutamente vacíos en su inmensa mayoría sino los pocos y escuálidos votantes que asistieron no sabían ni siquiera por quién iban a votar ni como se llamaban.

Por supuesto el archipiélago de 40 partidos, grupúsculos que integran la colcha de retazos que es la mud sabían que eso iba a ocurrir, los dirigentes hicieron el apatuque mediático para guardar ante el país las apariencias de que estaban haciendo unas elecciones primarias, pero de alias en Chúo para abajo todos sabían lo que no era, que tenían sus cartas tapadas con los candidatos/empresarios –porque no hay ni un proletario, ni un dirigente comunal, ni una mujer y ningún joven– a diputados que se bajaron de la mula con 150 mil bolívares.

Un detalle con el que no contaban los derechistas eran las exigencias del CNE de tecnificar aquellas elecciones entre otros con las capta huellas, los cuadernos electrónicos, de manera de evitar que se repitiera aquella barbaridad de las elecciones primarias de la derecha de 2013 para que no se conociera la verdad de cuántas personas votaron entonces quemaron los cuadernos. Un acto típico de fascismo incendiario, mentiroso y además cínico.

Esta es la hora que nadie sabe, salvo los grupos políticos de la mud, cuáles son los nombres de los candidatos que supuestamente fueron elegidos. Todo en secreto de las pocas bases electoras, aprovechar una farsa de elecciones para mover sus candidatos como alfiles de una guerra por el poder a cuchillo limpio de una derecha dividida en cien partes. He allí otro significativo error político. Error que trata de ocultarse con la campaña mediática nacional e internacional presionando al CNE para que "revele" cuándo serán las elecciones para diputados.

La Malinche Machado –y su mampara de la CIA, Súmate– previo al proceso electoral enfiló sus ataques contra el CNE exigiéndole que no utilizaran las capta huellas, que "era ilegal". Sus gritos histéricos y necios, por supuesto, cayeron en el vacío, pero evidenciaron nuevamente el inocultable odio a esa institución que conforma el Cuarto Poder del Estado que la frustrada aspirante a la presidencia barrería ipsofacto de dirigir el país..

Esa derrota o autogol de la derecha activó de inmediato el dispositivo golpista que tomó la iniciativa y comenzaron a planificar otro nuevo gran error, la Guarimba II, dirigida desde la cárcel de Ramo Verde por el criminal López y el no menos criminal y cornudo de Ceballos, afortunadamente descubiertos al ser develados los dos diálogos donde, nuevamente, pretendían incendiar el país a partir de una movilización de unas inexistentes fuerzas donde el rol de vanguardia lo llevarían los grupos terroristas y paramilitares colombianos a los que se les asigna el papel criminal de francotiradores.

Como todo lo que hace la derecha la cuestión mediática es a la que le confieren mayor importancia, así a Leopoldo López le grabaron un video –que me imagino el gobierno estará investigando ese grave hecho, ¿quién lo grabó (dicen que su fascista esposa), cómo introdujeron la cámara (¿fue el teléfono de la Tintori?)? Bueno la breve y patética grabación anunciaba a través de la tv internacional yanqui (CÑM), que iniciarían él y Ceballos una huelga de hambre para presionar al gobierno a su liberación y a los demás terroristas presos, a que el CNE revelara cuándo serán las elecciones parlamentarias, y un llamado a las "masas" opositoras a tomar la calle.

Conocidas las verdaderas intenciones de los golpistas en los diálogos denunciados las fuerzas del movimiento popular se prepararon para una nueva arremetida golpista pero, oh calamidad, en Caracas por ejemplo una escuálida movilización que no llegó, en su mejor momento a unas 1500 o, a lo sumo, dos mil personas, y aquello lo que daba era pena.

Algo si llamó la atención, además de la ridiculez de Richard Blanco de anunciar que iba a mostrar la franela del equipo de futbol Vino Tinto, y tenía era la de España, el seudo imperio del cual es vasallo este traidor. Me refiero al simbolismo de los cabezas rapadas de los dirigentes del grupúsculo fascista voluntad impopular. Tratando de hacer una parodia política, con lo de cabello abajo, para tratar de agredir al camarada Diosdado Cabello por sus valientes denuncias, cuando el hecho de fondo es ocultar lo real, lo verdadero, que con ese gesto estúpido ratifican su fe fascista. No es una conducta casual. La tradición nazifascista europea, alemana, italiana, tiene el desprecio por el cabello como uno de sus símbolos más significativos y los grotescos miembros de aquellas criminales organizaciones lucían con orgullo las rubicundas cabezas rapadas y eso formaba parte de su imagen de gente fuerte, brutal, agresiva, invencible.

Las marionetas del fascismo criollo, en su afanosa búsqueda de un golpe de Estado, creen –pese a las muchísimas derrotas sufridas– que el momento de salir del réeeegimen ya está llegando y al dar este paso de ponerse la cabeza como una bola de billar, como en un acto de fe, dentro de su fanatismo y su mentalidad ultra conservadora, están dando un alerta al pueblo y las autoridades de que "vienen con todo". ¡Mosca!

(16/06/15)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1609 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: