Polar: " Sí se puede"

Desde hace ya bastante tiempo hemos venido especulando, sobre todo en conversaciones cotidianas, acerca de las posibilidades  de que en la oposición golpista, maltrecha y atomizada, surja de pronto un  outsaider como candidato a la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela. No hay dudas de que ese outsaider pudiera ser Lorenzo Mendoza.

Si analizamos, o mejor dicho, deconstruimos, para expresarlo  en términos de Jacques Derridá, todas las campañas “publicitarias” que ha venido lanzando empresas Polar  desde hace unos diez años para acá,  no es difícil percatarse de  que el mensaje de las mismas  es más ideológico que publicitario. Es decir  que lo que hace  Polar no es publicidad sino más bien propaganda.

Para explicarlo sucintamente. La publicidad vende las supuestas bondades de un producto comercial: Harina Pan, Cerveza, Malta etc. Mientras que la propaganda vende también  supuestas bondades,  pero desde  la perspectiva  ideológica: liderazgo, identidad, carisma.  Estas son básicamente las dos grandes diferencias entre la publicidad y la propaganda, aunque para el marketing político moderno,  sobre todo de  Estados Unidos, la imagen de un candidato se construye publicitariamente igual que las hamburguesas de  Mc Donald.

Lo que queremos resaltar con esto  es que la deconstrucción textual (Van Dijk)  y   semiótica de la publicidad de Polar, lo que  nos lleva es a inferir que la misma está siendo utilizada, como es lógico,  para vender las bondades de sus productos, pero, lo que es más importante,  para vender la imagen de los dueños de la empresa y especialmente de potencial candidato a presidente del país, Lorenzo Mendoza.

No es casual, además, que toda la “publicidad en la que  Polar  invierte sumas multimillonarias, incluso  con dólares preferenciales  del gobierno, este siendo  dirigida a enajenar y   posicionar un sentimiento de identidad (falso) entre los venezolanos y  los productos que comercializa dicha marca. Eso, por supuesto, que ha generado que muchos consumidores,  acondicionados, como los famosos perros de Pablov,  sientan  que no  pueden vivir sin comer harina Pan, aún  estando científicamente  comprobado que la harina Pan  es uno de los productos más dañinos de la dieta diaria del venezolano.

Basta con recordar  el  “Si se puede” que se repite en varios comerciales de Polar. Eso más que una ingenua frase, es un poderoso slogan político que apareció en momentos cuando el gobierno atravesaba una fuerte  inestabilidad política. “ Si se puede”  ¿ Qué?  ¿Tumbar al gobierno?. Por circunstancias de espacio no podemos deconstruir  una gran cantidad de cuñas publicitarias que tienen muchas lecturas, pero sobre todo la de potencializar a Lorenzo Mendoza como candidato del movimiento de ultraderecha conocido como “Polar”.

Para la reflexión les invito a recordar lo que ocurrió  con aquel famoso grito de guerra de  los tifosis del  equipo de fútbol AC Milán :  “ Forza Italia” con el cual Silvio  Berlusconi (presidente del Club) llegó por primera vez a ser  primer ministro de Italia.   

  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4361 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor