Quien no atiende las señales de peligro, incurre en riesgos absurdos

El audio del golpista sátrapa Carlos Osuna, en el cual proclama el golpe de estado previsto para ser efectuado el pasado 12 de febrero y que fue develado y contrarrestado por el gobierno revolucionario gracias a la actitud y trabajo patriótico de oficiales leales de la FANB, hecho que evidencia la unión cívico-militar venezolana, génesis de la Patria venezolana. Es una evidencia que da la razón a todos los planteamientos que hemos venido abordando, acerca de las motivaciones de la guerra total que nos perpetra la derecha fascista nacional e internacional financiada y aupada por el imperio gringo.

Cuando hemos expresado que esta agresión de la derecha es una copia del golpe que el imperio creó para derrocar y asesinar Al Presidente de Chile Salvador allende en septiembre de 1973, luego de agredirlo y destruir la economía de ese país durante un largo tiempo, durante el cual le aplicaron la misma receta que ahora nos aplican en Venezuela, para derrocar nuestra revolución bolivariana.

Una prueba de ello, es la lectura que dio el Jefe de Gobierno de Caracas, Ernesto Villegas, a la proclama que el golpista mayor Augusto Pinochet leyó al pueblo chileno y al Presidente Allende. Si cruzamos estos dos documentos, encontraremos una clara similitud que nos indica, que la factura de estos documentos es la misma inspiración imperial tan recurrente como nociva para los pueblos y gobiernos progresistas del mundo. Son señales que nos deben inducir a defender nuestra revolución como único recurso para alcanzar y mantener la independencia y soberanía absoluta.

Estas reflexiones las hacemos cuando pensamos acerca de los resultados que hemos conseguido en las últimas elecciones, en las cuales, si bien es cierto, hemos conquistado iguales victorias, también es bien cierto y, preocupante que la votación de la oposición ha aumentado de manera extraña. Si tomamos en cuenta que las concentraciones y marchas siempre nos muestran una convocatoria masiva para nuestra revolución y una exigua participación y convocatoria para la oposición, pero a la hora de las comicios electorales la oposición aumenta su caudal de votos, cabe preguntarnos, ¿Será, que nosotros somos muy participativos en las marchas y concentraciones pero a la hora de votar nos ponemos cómicos, flojos, o innecesarios y, no asistimos a votar? Mientras, los ciudadanos afectos a la oposición, si son disciplinados y, hacen honor a su odio por el pueblo, juntándose masivamente bajo la bandera de la rabia contra la revolución justiciera bolivariana y socialista, para ir a votar por los enemigos de la Patria y el pueblo.

Invoquemos al pueblo por el cual el comandante supremo dio generosamente su vida, para retribuirle el más sublime y formidable tributo, que no es otro que defender la revolución ejerciendo a plenitud el artículo 5 de las Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, que nos dice que "El pueblo venezolano ejerce la soberanía directamente mediante la Constitución nacional y las leyes, e indirectamente mediante el voto". Dejemos a un lado la flojera, la baja moral y el desamor y acudamos a votar masivamente para mantener la revolución y el pueblo venezolano en poder y control del pueblo. Pero asumamos de una vez el poder con todas las herramientas que el huracán restaurador del bolivarianismo, creó para realizar la justicia social para el pueblo venezolano.

Internalicemos qué es el modelo revolucionario, asumamos que somos el sistema diferente y único que se constituye en el mejor sistema de vida para la humanidad, empeñado en desplazar y eliminar el sistema depredador y oprobioso capitalista. Asumamos definitivamente el control de la patria con el desarrollo definitivo de las Comunas, seamos valientes y muy responsables, concretemos la transferencia de competencias en nuestras comunidades territoriales y, asumamos definitivamente la producción de los rubros en todas las magnitudes y calidad pertinentes, para satisfacer nuestras necesidades, sin temor y con la decisión que debe caracterizar al dueño de su destino y su Patria.

Tenemos Patria, nos la legó el Comandante Supremo, fortalezcamos la unidad del Poder Popular. Unidad de los Patriotas, Unidad y más Unidad, fue la última voluntad del comandante

¡Unidad, Lucha, Batalla y Victoria!

¡Independencia y patria socialista y soberana!

¡Chávez vive!

¡La Patria sigue!

¡Viviremos y venceremos!

William castillo Pérez (el indio)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1091 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a203846.htmlCd0NV CAC = Y co = US