La oposición en la encrucijada, en un callejón sin salida

El mundo al revés, la oposición vive una encrucijada sobre su sostenibilidad como organizaciones legales y pasar a las acciones ilegales de lucha, de nuevo tocan las puertas las guarimbas, ya se aprecian escenarios catastróficos desde el triunfo electoral Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, la quema de un camión de medicamentos en el Zulia, y otro en el Táchira, sectores de la oposición están muy violentos a causa de la escasez de bienes esenciales, la corrupción de los bachaqueros y el contrabando, el acaparamiento de bienes y la inflación inducida, al punto de que ya hablan de salir a la calle, a derrocar la presunta “la tiranía” del gobierno legítimo de Maduro, hablan de una renuncia voluntaria, otros forzosa a punta de violencia y caos. Pero nada que el pueblo los apoya.

La oposición pasa en consiguiente por sus peores momento después de su implosión política, el descredito de los EE.UU por ineficaces políticos al punto que ha tomado las riendas de la batalla política y diplomática contra Venezuela, exacerbados los ánimos a causa de la detención de Leopoldo y ahora de Ledezma, con ello pretenden desatar una “ola de protestas” en manos de los estudiantes, de un sector de la población estudiantil, para provocar al gobierno, buscando muertos, represiones, y un sinfín de procesos judiciales que denigren del chavismo y su gobierno, pretendiendo con ello, suspender las garantías constitucionales y justificar la violación de los derechos humanos.

Se pueden apreciar un sinfín de ataques al presidente Nicolás Maduro y su malestar frente a las críticas irrespetuosas tales como “el cubrimiento critico de los medios de comunicación españoles”, además de las publicaciones humorísticas de SEMANA así como las maneras de criticar al gobierno venezolano inmiscuyéndose en los asuntos internos, faltando al derecho a la autodeterminación nacional, por parte de gobiernos como EE.UU., Colombia y España, aparte del Parlamento Europeo quien se pronunció por discutir los asuntos internos de Venezuela.

Un verdadero complot se maneja desde el exterior con sus representantes en el interior. Empresarios atacan con la artillería de los precios (inflación), los bachaqueros con el contrabando (la escasez), los bachacos internos comerciantes informales con la especulación, los políticos opositores mediante llamados a la desestabilización social y política (guarimbas), además el ataque a los precios del petróleo hacia la baja de los EE.UU. en el mercado internacional. Por si fuera poco, la corrupción del sector público inducida por empresarios y ciudadanos (as) a funcionarios civiles y militares, todo ello se resumen en problema de mercado e importaciones para los consumidores, tratando de golpear a Maduro, con una inflación desatada por ellos, además de tumbar la producción, a tener un pésimo funcionamiento empresarial en reacción a los controles públicos para imponer un capitalismo salvaje.

La oposición política pretende continuar con el capitalismo, dado que la burguesía “nunca construyó un aparato productivo y vive de la compra de bienes en el exterior con las divisas provenientes del petróleo”, desean continuar con el modelo rentístico petrolero privado, rematar la faja petrolífera del Orinoco, Hugo Rafael Chávez Frías, privatizarla y expandir dicho proceso al resto del sector público, seguir con una línea de ajustes dependientes del Fondo Monetario Internacional, financiar el proyecto opositor, recortes sociales, privatizaciones y regionalización (descentralización regional), desmontando el Estado nacional.

La oposición sueña con un Caracazo II, apenas dan la cara los estudiantes por ellos, en protestar al gobierno de Maduro, la oposición le tema al proyecto socialista bolivariano, teme que continúe el Plan Socialista, le tiembla el alma de que se consolide el proyecto chavista, por eso no dejan pasar oportunidades para sabotear el proceso, la oposición en sim misma está en crisis, han apelado a todos los medios pacíficos e ilegales, con tal de “tumbar a Maduro”, de “enrumbar al país” al desgaste social, al caos económico, a la desestabilización política. La oposición y su aparato “no ha logrado capitalizar el malestar” en las colas, desarticular los controles públicos, entre los miembros de la oposición no hay claridad, unos desean la renuncia de Maduro, otros, ganar la legislativa, otros, un referendo, y los mas tenebrosos, un golpe de estado, continúa profundizándose sus métodos de luchar contra Maduro, al parecer Maduro les ha demostrado ser más eficiente en su lucha contra los opositores.

Pese a los pronósticos apocalípticos de la oposición, la salida contra Maduro está empantanada, la salida (Anti) democrática devino en un callejón sin salida, sin salida legal sobre todo luego de descubierto el golpe de Estado, el Plan Jericó, la salida ilegal.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1179 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a203436.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO