Aspirantes a diputados preparan golpe electoral contra Nicolás Maduro

Mientras cazafortunas y aventureros con camisa roja organizan la repetición de viejas estafas políticas contra la unidad chavista y bajo la denominación de Otra Izquierda preparan una traición electoral contra Maduro y así saciar la sed y el hambre de llegar a diputados, muchas cosas pueden pasar y los planes divisionistas podrían fracasar porque el pueblo se puede rebelar contra los traidores y buscavidas de siempre.

Insisto, que nadie crea que en todos los partidos o movimientos las bases aceptan mansamente los errores y abusos de sus dirigentes, pues en todo colectivo hay diversidad de opinión y rebeldía, incluyendo en corrientes con jefes cuasi-chavistas y en los partiditos chiquitos.

Advertimos que el venidero 2015, la ambición y prepotencia de ciertos personajillos y mini cogollos que dicen ser aliados del Presidente Nicolás Maduro podrían impedir la unidad perfecta y así poner en peligro la mayoría bolivariana en la Asamblea Nacional, la cual es herramienta indispensable para preservar la gobernanza en el país y prevenir un golpe parlamentario.

Como intransigentes defensores de la unión de los revolucionarios con Chávez y ahora con Maduro, conocemos el derecho de corrientes y partidos a preparar o proponer sus candidaturas propias, pero advertimos, al mismo tiempo, que ese derecho es de orden grupal partidista aecundario y, por lo tanto, es de rango inferior al derecho principal del pueblo a fortalecer su estado mayor o alto mando revolucionario, cuya base primordial es la unidad de todos los factores chavistas.

El legado de Chávez representa un patrimonio político y moral para los venezolanos que se proyecta en dimensiones superiores a cualquier partido o corriente por ello lo que decida el Gran Polo Patriótico y el chavismo en general no podrá ser para favorecer a divos pseudo revolucionarios con hambre trepadora, ni vedettes afanadas en ser diputados sectas demagógicas, ni a oportunistas jefes de cúpulas que no practican en sus propios partidos o corrientes esa democracia interna o dirección colectiva que tanto le reclaman a Maduro desde los comandos unitarios.

Jamás puede una corriente o partido revolucionario alegar su independencia o el "merecimiento de cuotas políticas" como derecho principal, en perjuicio de la unidad estratégica y la victoria electoral del pueblo chavista contra la burguesía y el imperialismo.

Condenada por la historia será la acción calculadora de los grupos y cogollos aliados, al insistir en errores divisionistas que hasta sus propios camaradas podrían cobrarles mañana.

Incorrecto es aspirar a cargos sin considerar la reducida ascendencia que se tiene sobre el pueblo y pretender inflar liderazgos cibernéticos, falaoa apóstoles de la autocrítica socialista o nuevos divos mediáticos en paralelo a los candidatos del PSUV y la alianza.

Ante la vista de los millones de venezolanos que no militan en corrientes ni partidos políticos, el electoralismo de este "chiripero del siglo XXI" y las falsas izquierdas alternativas pudiera ser tan dañino como el oposicionismo radical.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2401 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: