Revoluciones de colores: gastos indecentes

Capitales distraídos (II)

Contamos con una chequera más fuerte que la del régimen..." dice literalmente uno de los correos electrónicos que el Alto Mando Político de la Revolución, presentó como prueba (entre otros elementos de carácter criminalístico), no solo de la configuración de esa entelequia que es para muchos opositores el golpe continuado, el que se desarrolla en la República Bolivariana de Venezuela como colofón de su vida pública, privada y secreta de estos días, sino de lo más grave aún, por sus inexorables consecuencias históricas (en un supuesto negado de llegar a concretarse), intento de magnicidio, comodín de todo camino inconstitucional tomado por la derecha, contra el primer presidente chavista, el Obrero Nicolás Maduro. Pareciera ser una descomunal exageración, lo de la chequera (aunque ésta mata todo, hasta galán), como aquella ridícula exageración que contaba veintisiete millones de firmas exigiendo el referéndum revocatorio en el 2003, contra el Comandante Supremo Hugo Chávez, las que Enrique Mendoza jamás pudo presentar.

Uno, que es un humilde mortal, que regularmente maneja cifras del conjunto de los números naturales, sencillos y silvestres, le cuesta aventurarse con alguna cantidad que contenga una macolla de tal magnitud, que supere a la de un estado petrolero con la mayor reserva de crudo del mundo, como el venezolano. Pero la exageración que presuntamente le atribuimos a la ex diputada, María Corina (cosa por probarse), cuando asegura contar con una pelota de billetes mayor a la del régimen, es también una herramienta literaria que nos permite especular infinitamente. Más aun, cuando hemos tenido que oír, alguna vez, las surrealistas cantidades de la deuda externa de los gringos: 114,5 trillones de dólares. No existe en este planeta, bóveda alguna que pueda contener en su interior, tamaña montaña de varajitas. Pero tampoco es necesario que exista esa  estrambótica cantidad de dólares ¡Por Dios! ¡Milagro de las  finanzas! Solo es menester contar con una pequeña gaveta de madera, a la antigua usanza, en la cual, guardar un recibo, quizá un poco más grande que un billete, es todo. Póngale usted la cantidad que quiera, al mejor estilo financiero.

El ejercicio de calcular el monto de la fortuna dispuesta para que la Machado y su compinches sufraguen los gastos operativos de la mencionada empresa, enclavada en la realpolítica (la ejercida bajo la presión del capitalismo financierizado), dejémoslo para el morbo capitalista. Por lo pronto, detengámonos a observar algunas sutilezas; por ejemplo: ¿De dónde sale tanta plata? Eligio está claro en lo que le toca... continúan insistiendo los correos electrónicos. Claro, la generosidad del común, obliga a pensar en la pichirres del individualismo: ¿De cuándo acá tanto real realengo en pico de zamuro, abandonado a los azares de la buena o mala leche de la capacidad administrativa de los niños y niñas bien de la ultra derecha? Cuando todos sabemos que esos capitales, entre más gruesos, más tímidos y cobardes. O es que Eligio, como en las malas rachas de los ludópatas, se lanza la parada de "el resto". Pero es que ¡Señoras y Señores! ¡Está comprando un país! El Gran capital sabe que el petróleo sigue siendo un excelente negocio, y lo seguirá siendo hasta tanto no tengamos que comérnoslo crudo. Aun así, eso es mucho camisón pa´ Petra. Hagamos de todas formas, para que de alguna manera tengamos una idea, mato grosso, como decía mi Comandante, o pelo a pelo, como decimos en el barrio, de la boloña por la cual se sienten imbatibles los conspiradores habituales. Venezuela: además de contar con la inestimable fortuna de su gente, donde habita el particular gen de la libertad bolivariana, y sus incuantificables y estratégicos recursos naturales; en materia de finanzas, cuenta con PDVSA (una morena), el Fonden, el Fondo Chino, Seniat, Fogade, las reservas internacionales, El Sistema de empresas y banca pública, etc. (una pelusa). Eligio Cedeño: ¿Con qué cuenta? ¿Con los fondos de ahorristas que se robó? ¿Con las divisas que obtuvo del contrabando? A veces la oportunidad no está en el precio del artículo sino en la desesperación del vendedor.

Con todo esto, no está nada claro de dónde mana esa extravagante fortuna, capaz de financiar tantas injerencias, desestabilizaciones, revoluciones de colores, golpes de estado. Eligio es apenas un testaferro de los Capitales distraídos, producto marginal de la financierización de la economía mundial.

Habíamos dicho en un texto anterior (Capitales distraídos: revoluciones de colores) que se habían descubiertos ciertos "nichos monetarios": localidades altamente comerciales, distritos financieros o paraísos fiscales, en donde aparecen, por razones casi que caprichosas, espacios ambiguos ("huecos financieros") donde deambulan, en infinitos laberintos, descomunales masas monetarias sin dueño (ni perros que les ladre), mejor conocidos como "capitales distraídos". No son más que "fondos perdidos", sustraídos del torrente económico mundial, por múltiples razones, algunas legales, pero en su gran mayoría ilegales. Son productos flotantes", sin ningún registro o codificación bancaria, fuera del sistema, en donde se les pierde la pista, hasta tanto aparecen como por arte de magia, cuando algún "buceador" (por lo general hacker), se los topa. Qué casualidad, el más célebre de estos nichos monetarios, el que pareciera ser el secreto de los secretos, desclasificado, está localizado en la populosa ciudad de Miami, allí donde tiene su centro de operaciones Cedeño, específicamente en su exclusivo foco inversionista: Brickell. Pero más que la suspicacia, la sensatez, dice que hay muchos mas, a los cuales se les ha arrojado convenientemente un oscuro manto de misterio.

Pero, como concluíamos el artículo anterior, el origen de estas fuentes de financiamiento es un problema imperial, allá ellos, al final tendrán que entenderse con sus mercenarios. Por allí reaccionó una mafia asiática que descubrió un inmenso hueco en sus cuentas por donde se le fugaron algunos dólares. Las trazas llegan hasta Miami (¿la misma casualidad?), Siria y Ucrania.

La indiciada, en otro correo dice: no me calo más esta espera, hay que limpiar esta porquería comenzando por la cabeza, aprovechando el clima mundial como Ucrania y Tailandia, Tal vez no sabe, o quizás sí, y desestima el escalofriante peligro que significa el hecho de que sea precisamente de Tailandia, la corporación delincuencial a la cual le distrajeron cierto capital. Resultado: golpe de estado ¿en donde? en Tailandia.

Lo cierto es que los dueños del circo, los que reparten y parten desde Washington, se quedaron locos y sin vista. De la bicoca que salió de la Florida hacia Caracas, ni el dos por ciento llegó a esta. De allí la pasmada revolución de color y el alargado golpe sin fin. No se sabe quiénes fueron, si los de Mami, o los de Caracas, o se quedó en cierto país del Caribe. ¡sape gato!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1071 veces.



Milton Gómez Burgos

Artista Plástico, Promotor Cultural.

 miltongomezburgos@yahoo.es      @MiltonGomezB

Visite el perfil de Milton Gómez Burgos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Milton Gómez Burgos

Milton Gómez Burgos

Más artículos de este autor