Pildoritas 31 (año VII)

Todo comenzó por el Táchira

San Cristóbal, este lunes, amaneció de guarimba, más de 40 focos, con obstrucción de vías, cauchos y bolsas con basura incendiados, alcantarillas destrozadas, aceite con gasolina en las vías con la clara intención de provocar algún accidente, todo lo cual impidió a muchos asistir a su trabajo y a colegios y escuelas, motorizados con el rostro oculto en sus cascos, obligando y logrando que casi todo el comercio cerrara sus santa marías, el intento de incendio de una estación de servicio de las más grandes de la ciudad, el secuestro, saqueo e incendio de un camión repartidor de gas que gracias a Dios no incendiaron con las bombonas dentro algo altamente preocupante pues todos sabemos qué uso hacen los paramilitares con una bombona de gas como arma de guerra etc., etc., es decir un caos total y como consecuencia el Táchira tomado por la ultraderecha y sin gobernabilidad pues al estar paralizada buena parte de la entidad y la capital en manos de facinerosos sin respuesta en contra como por ejemplo velar porque el transporte se restituya garantizándole la protección a conductores y usuarios, que escuelas y colegios abran sus puertas, que el comercio reinicie sus labores etc., porque mientras ello no suceda estamos perdiendo esta guerra, al menos en este estado, emblemático y presa apetecible para los enemigos de la Patria.

A ello se suma lo que ya en cada vez mayor número de vehículos escriben en sus vidrios traseros con consignas como: “ART. 350 YA”; “LIBERTAD, LIBERTAD”; “TODO COMENZÓ POR EL TACHIRA”, etc., luces de vehículos encendidas, cornetas, cacerolas todo el día, lo cual es lo más parecido a una película de terror.

Es verdad que la Guardia Nacional Bolivariana actuó pero de manera espasmódica, el alto número de focos simultáneos, algo fríamente calculado, fue activado con premeditación y alevosía precisamente para dificultar la acción de la autoridad, pero además una vez que la Guardia, lograba despejar la vía para que circulara el tránsito, y daban la espalda, la guarimba se volvía a montar y lo significativo es que son los mismos vecinos del lugar escogido, quienes se encargan de todo, desde los cauchos, bolsas con basura, y demás obstáculos hasta la logística y entonces se pueden ver señoras mayores, más de allá que de acá, que seguramente deben estar beneficiándose con la pensión de vejez pero que son de las que no agradecen y a quienes menos les pasa por la mente que tamaño beneficio que la revolución les otorgó, en un gobierno que no sea revolucionario va a ser simplemente un recuerdo.

Esa es la situación que ya han anunciado que esto va a ser el pan nuestro de cada día, quien sabe hasta cuando; aquí en el Táchira ya no cabe la menor duda que buena parte de los guarimberos y asesinos en potencia, porque son sicarios profesionales, son paramilitares contratados, de esos a quienes según el audio de Pérez Pirela les están pagando 3 mil bolívares diarios, son quienes poseen armas y las han mostrado cuando ordenan a los comerciantes cerrar sus negocios.

Por ello este Estado es una caso especial, el sicariato paramilitar es un insumo que está a la mano de los fascistas y que está siendo utilizado con el mayor descaro, por aquí comienzan las acciones que desde Colombia, el narcopara Uribe Vélez está ejerciendo abiertamente contra nuestro país.

A todo ello se agrega que la mayoría de los alcaldes son nada menos que del partido fascista del loco de carretera Leopoldo López, como lo llamaron los interlocutores del audio de PP., que sobre todo San Cristóbal, la capital esta siendo gobernada por uno de los más feroces fascistas que hayamos conocido en su época de estudiante (¿?) en la UNET y que por supuesto está dirigiendo toda la subversión que hemos vivido hasta ahora.
Hoy amaneció esta capital, con los sitios de guarimba casi que intactos, escasamente un boquete abierto por alguien para que a duras penas pase un vehiculo ayudándoes econ parte de las aceras, es decir el escenario está montado para que sin tener que esforzarse como lo hicieron, quienes montaron los obatáculos sigan en su empeño de subvertir el orden y nuestra querida ciudad continúe tomada y asu merced.

Este es el panorama que aquí está en pleno desarrollo y se hace imperioso que el gobierno revolucionario le dé al Táchira un trato especial por, entre otras cosas, ser frontera, tener al lado a los proveedores de mercenarios que es una categoría puesta de moda en otros países y que aquí el fascismo los tiene a tiro de escopeta y además tienen allá nada menos que a un experimentado truhan de siete suelas, ex presidente dos veces y quien como sabemos le ha declarado la guerra a nuestra Patria cumpliendo el encargo que le han dado su jefes del Norte, lo cual hace con marcado gusto.

Que no vayamos los tachirenses a sentirnos desamparados, como ya se lo hemos oído a algunos compatriotas en quienes cunde el pesimismo y el desánimo. Es lo que esperamos quienes creemos en esta revolución y defendemos el legado de Chávez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1654 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: