Aventuras y desventuras de los “alegres” viajeros

Viajeros que  no son precisamente  referencia de alegrías,  de éxitos Se trata de  consecuentes  viajeros con maletas llenas de fracasos, derrotas, amargura no son otros que los maniáticos o disociados manipuladores que lideran, dirigen la absurda oposición venezolana  en su larga esperanza inútil por volver a gobernar en Venezuela. País que liberó Hugo Chávez y continua el Presidente Maduro.

 Viajantes en manada a países donde nutren sus planes  desestabilizadores, a dar cuenta de sus fallidas  propuestas alternativas, mediáticas,  guerra económica. ¡caos pues! .

Se fueron de rumba y armando su eterna conspiradera en unas fechas de profundo arraigo de índole familiar: Navidad,  Año Nuevo, y hasta  Reyes. En ese lote iban alegremente  unos viajeros funcionarios ellos., mas pantalleros, con trasero de paja pa rato, que no solo abandonaron sus competencias específicas en sus cargos de gobernaciones, alcaldías, sino  el compromiso de fomentar el ambiente humano, en fechas de esta naturaleza con las comunidades , con la gente  que les eligió  Deja mucho que decir de su vocación de servicio, de patria.

Saltan en defensa sus eternos asesores, expertos, sin responsabilidades ni con ellos mismos, en su descarado y cómico lenguaje: con mis gobernador caprichoso irresponsable, ni con mis alcaldes  mentirosos demagogos no te metas Entre ellos, una opositora a ultranza  de pretensión castrense, para rociar con sus manipulaciones, artículos de nuestra Constitución Bolivariana referidos a  la Vida Privada o Libertad de Expresión. .. pero esa habladera con firme contundencia refutó La ministra de Comunicación e Información Delcy Rodríguez: no todo lo  personal es  privado

Parecen ignorar estos lideres que en funcionarios de elección popular,  la responsabilidad pública, se impone, tanto como el deber de informar sobre  el origen de divisas para costear sus viajes y estadías en diversos países.

En su doble moral, esgrimen exigen el derecho a su vida privada cuando todos ellos, durante la enfermedad y fallecimiento, incluso, del Presidente Chávez no se detuvieron  ante el dolor de  sus  padres, hermanos, hijos, de los millones de dolientes del propio pueblo, dentro y fuera del país; estos  viajeros, y sus defensores pisotearon, con saña, los más elementales principios cristianos, de respeto y consideración.  ¡Hipócritas!

En conclusión:  los que tienen cargo  público no tienen vida privada. Si no  lo atienden, que:  ¡renuncien! o  el pueblo le dirá:  ¡exprópiense! en  el marco de la Constitución y  de la Ley electoral a  esos cargos que no se ejercen. Al alcalde del municipio Sucre que deja a habitantes  Petare, seguir viviendo  en  basura.

 En cuanto  al presunto gobernador de Miranda, que a falta de escaleras en embajadas, no sale de la  escalerilla de un   avión... 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1810 veces.



Carmen Castillo Travieso


Visite el perfil de Carmen Castillo Travieso para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: