Venezuela, el botín que quieren los miserables

A pocos días del 8 de diciembre del año pasado, fecha en la cual lanza su última proclama al pueblo venezolano mi Comandante Chávez y quien fallece posteriormente  víctima de un cáncer inoculado y del terrible odio de sus enemigos más miserables, me atrevo a escribir este pequeño aporte a la justicia, desde nuestra República de Colombia, diezmada de igual forma por la tiranía que ha impuesto la oligarquía, desde el vil asesinato de nuestro gran líder el abogado Jorge Eliécer Gaitán Ayala el 9 de abril de 1948 a pocas horas de su reunión con el líder estudiantil cubano Fidel Castro y todo por el terrible pecado de defender a los más necesitados desde septiembre de 1929, cuando protagonizó en el congreso entre el 3 y el 6 de ese mes, un encendido debate por la Masacre de las Bananeras en la región de Ciénaga en el departamento de Magdalena por parte de la transnacional gringa (UFC) United Fruit Company.

Jorge Eliécer Gaitán se caracterizó durante toda su vida por su gran sensibilidad humana, hecho que le hizo transitar por altos cargos y en 1933 fundó el movimiento político   "Unión Nacional Izquierdista Revolucionaria" (UNIR)  y su órgano periodístico El Unirismo que poco tiempo después disolvió para vincularse al Partido Liberal, desde donde planteó la necesidad de una reforma agraria, esto lo saco a colación por la gran similitud entre Gaitán y mi Comandante Chávez, en cuanto a la sensibilidad humana y la visión política.

Gaitán en su tiempo histórico fue odiado por pocos y amado por muchos, mejor parangón con mi Comandante Chávez imposible, ello también surge por cuanto el odio infernal contra el Comandante Eterno, parece transmitirse a través de la sangre de sus enemigos alcanzando luego al predecesor de su legado Nicolás Maduro y todo a causa de dos cosas: el legado no se ha perdido y la Venezuela Revolucionaria representa un gran botín para los miserables, pues resulta imposible asignarles otro calificativo.

Venezuela no sólo es un país con enormes bellezas naturales sino además es poseedora de las reservas de hidrocarburos más grandes del mundo y para completar el botín que aspiran los miserables posee hierro, oro, diamantes, carbón para convertir el hierro en acero, bauxita para convertirla en aluminio, mármol, arcilla, agua dulce y miles de recursos más.

Es fácilmente comprensible entonces porque los odios desatados contra Venezuela, desde el mismo arribo a la Presidencia del Comandante Chávez hasta hoy con la Presidencia de Nicolás Maduro y quien a pesar de la guerra psicológica, desatada contra él y el pueblo venezolano ha salido un paso adelante, a los más despreciables planes urdidos tanto por la infectada oposición ultraderechista venezolano norteamericana en Venezuela, así como también a la ultraderecha internacional encabezada por el más devastador de los imperios, el imperio norteamericano.

El empeño tenaz de estos vende patria, de estos vendedores incluso de su propia alma si acaso les queda algo, es apoderarse a como dé lugar nuevamente de las riquezas venezolanas y en función a esto último y de cara a un proceso electoral en puerta, el próximo 8 de diciembre, fecha en que mi Comandante dirigió su última proclama, apoderarse del estamento político municipal para intentar desde allí, una acción combinada que les conduzca a decapitar la revolución venezolana.

Para lograr sus ultrosos planes, estos vende patria acuden a los más sofisticados planes y los cuales en su mayoría, han sido desarticulados por la Inteligencia Social desatada en Venezuela, no obstante aún y a pocos días de ese proceso, les quedan tres alternativas visibles: continuar su guerra psicológica de descredito y engaño a través de sus medios impresos y audiovisuales, proseguir con sus pseudo líderes una guerra sin tregua ni cuartel utilizando en sus medios de comunicación la palabra engañosa y dulce, para ocultar su verdadera esencia y la cual no es otra cosa que la tiranía, tal como lo demostró la cosa esa llamada Capriles, cuando mandó a matar a once venezolanos entre ellos niños inocentes aplastados bajo las ruedas de un camión y finalmente la más letal según estas especies infernales, desconocer los resultados adversos y querer montar otra escalada de asesinatos.

Es por todo este pequeño recuento, que el próximo 8 de diciembre esa revolución debe salir fortalecida, por cuanto está en juego el futuro de esa gran Patria y a la cual amo como a Nicaragua y a Colombia, no se puede permitir que las Misiones Sociales sean destruidas por esta jauría procedente de las tinieblas, por cuanto como dijo nuestro libertador Simón Bolívar: Un Pueblo Ignorante es Instrumento Ciego de su Propia Destrucción.

Lo anterior lo señalo por cuanto me consta por las indagaciones realizadas, que estas alimañas se han propuesto en primer lugar dar un trato denigratorio y despectivo a misiones sociales como la Misión Sucre o la Misión Barrio Adentro, a objeto de desarticular el desarrollo de la conciencia y de la salud del pueblo venezolano.

¡NI UN PASO ATRÁS NO VOLVERÁN CARAJO!

¡ABAJO LA TIRANÍA DE ESTAS COSAS EN SUS MEDIOS ANTISOCIALES!

 ¡QUE VIVA MI COMANDANTE CHÁVEZ!

¡MADURO DALES DURO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1235 veces.



Arturo Pradera


Visite el perfil de Arturo Pradera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: