La Columna del Guerrillero

Estamos ganando una batalla pero falta ganar la guerra

Una vez más los factores oligárquicos han subestimado la voluntad expresada por la mayoría del pueblo Venezolano, cuando acatando el mandato del Comandante eterno, decidió entregarle al compatriota NICOLAS MADURO la responsabilidad de cumplir su legado.

Más de una vez se ha dicho por esta página de APORREA, que era impostergable que este gobierno profundizara sus acciones contra la voracidad de los sectores capitalistas, que silenciosamente estaban devorando el sueldo y salario de los trabajadores, con el fin de llevarlo a la desesperación y colocarlo contra el Gobierno democrático del Presidente MADURO.

En sectores revolucionarios estamos seguros que los grupos del golpismo no han agotado todo su plan desestabilizador. Y que no van a renunciar a sus pretensiones de acabar con el proceso revolucionario.

Pues bien en esta instancia, viendo los resultados de las acciones emprendidas por el gobierno contra la Guerra económica, adoptando medidas contundente contra el alza desmedida de los precios por parte de los comerciantes, refleja que MADURO SE DEJO DE CUENTO y comenzó a aplicar un precepto de guerra LA MEJOR DEFENSA ES EL ATAQUE.

Y de allí el apoyo que ha encontrado en el pueblo, que se sentía indefenso ante ese monstruo que le estaba devorando su paciencia, la cual no lograron desbordar por que aprendieron la lección del 2002 y la siembra de conciencia que le inculco el Comandante CHAVEZ.

Después de esta primera batalla y sus consecuencias, que se encuentran en pleno desarrollo, el gobierno no tiene más alternativa, que agudizar esta crisis ocasionada intencionalmente por el Departamento de Estado y sus lacayos venezolanos. Nuevamente las cosas no le han salido bien a la trilogía del mal. Se dieron tremendo culazo con MADURO, a quien subestimaron y que gracias a su decida actuación le torció el brazo a la conspiración, logrando que la guerra económica se le haya convertido en un Boomerang.

Por eso hay que acentuar las medidas contra la especulación y la usura para pulverizar su plan y revertirlo en una gran cruzada por la independencia económica , profundizando las políticas productivas del país, introduciendo verdaderos cambios en el manejo de las divisas y acciones revolucionarias en todas las empresas del Estado para hacerla más productivas y competitivas.

En este capítulo quiero decirle al compatriota NICOLAS MADURO, que estamos ganando una batalla pero no hemos ganado la guerra, por lo tanto no podemos dar tregua al enemigo y corresponde al pueblo, que se ha visto beneficiado con las acciones del gobierno revolucionario empoderarse de esta victoria para defender sus logros y para no permitir que el imperio vuelva a clavar sus garras en nuestra economía.

De allí que la unión pueblo-gobierno es inevitable si queremos convertir esta victoria en la derrota definitiva de la derecha apátrida.

Con los resultados obtenidos en esta confrontación entre los agentes del capitalismo y el pueblo expresado en el gobierno del Presidente NICOLAS MADURO, se ha puesto en evidencia hasta para los mas incrédulos, que cuando un gobierno actúa en sintonía con su pueblo, no hay poder económico que valga y menos cuando ese pueblo, observa la diferencia que hay entre la practica capitalista y las bondades del socialismo.

Mientras el capitalismo explota, roba y desangra al pueblo, el socialismo practica la solidaridad, la igualdad y el beneficio colectivo.

Por eso digo bienvenida la crisis inducida por la oligarquía contra el pueblo, por que ha sido un ejemplo esclarecedor y por qué ha puesto a prueba la capacidad de aguante de este pueblo valeroso y la reacción oportuna del gobierno Bolivariano.

Después de estas parciales victorias, viene lo más importante que no es otra cosa, que la organización del pueblo para resistir el contraataque del imperio Y de la Burguesía representada en esa casta de comerciantes que llevan la cultura de la usura sembrada en el alma.

No es un secreto para nadie que la cadena de distribución de alimentos y productos de primera necesidad, se manejan bajo el esquema de redes que operan como mafias, que se articulan en todas las áreas del comercio, lo que le permite cartel izar los precios y controlar todo el proceso productivo y de importación.

Incluso los buhoneros, se han convertido en operadores de esas mafias en los niveles más bajo de la perversa cadena de comercialización de alimentos.

La oligarquía parasitaria, ha logrado construir una estructura organizativa con la cual maneja el 80 % de la economía del país, cuyo control le da capacidad para impulsar una Guerra económica contra el pueblo, con fines estrictamente político, para ir por la cabeza de la revolución hoy representada por el Presidente NICOLAS MADURO, por lo tanto el pueblo y sus organizaciones sociales, los partidos políticos afectos al proceso, agrupados en el Polo Patriótico, los movimientos sociales, entre ellos el MBR-200 base originaria del proceso revolucionario, deben conformar una coraza alrededor de las medidas que ha tomado el gobierno, y blindarlo contra todo ataque que vendrá contra las acciones que saldrán de las Leyes habilitantes, con las cuales el Presidente MADURO, radicalizara las actuaciones del gobierno, para consolidar en su máxima expresión el golpe de madre que de aquí en adelante le propinara a la Burguesía apátrida.

El pueblo debe estar preparado para librar la batalla de las batallas. Ningún cambio se ha producido, sin sacrificios, máxime si dichos cambios, implican arrebatar bajo el mandato de La Constitución y las Leyes, los privilegios de una clase que no ha conocido otra forma de hacer fortuna que no sea mediante la explotación de la clase trabajadora, el robo, la especulación, la usura y la trampa.

Clase constituida por cipayos, lacayos y vende patria, a los cuales les importa un comino incendiar el país, para no perder los privilegios o entregárselo al imperio para que arrase con todas nuestras riquezas y con la independencia que con tanto sacrificio nos dejo el Comandante eterno.

Esto dijo el Comandante eterno el año 1999” Una revolución económica tiene que partir de una reactivación del ser humano y del aparato productivo, el primero impulsando al segundo. Ese es uno de los elementos de una revolución económica, de un proceso económico endógeno, que se fundamente en las fuerzas internas de los venezolanos”

QUE LA LEY HABILITANTE SE CONVIERTA EN EL PUNTO DE PARTIDA PARA PROFUNDIZAR EL PROCESO REVOLUCIONARIO, NO HAY VUELTA ATRÁS.TODOS AL LADO DE MADURO.

“VACILAR ES PERDERNOS” VAMOS POR LA VICTORIA DEL PUEBLO CONTRA LA GUERRA ECONOMICA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2230 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a176979.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO