María Corina: otra vez te la comiste con fruición

Doña Mari, usted, se ha convertido, en una politóloga terrible que cuando va de frente no mira a los lados y se lleva por delante, no importa ni le importa el contrario, aunque esté dentro de sus propias filas, y sí está aferrado a la MUD mucho mejor y, es más, no lo perdonas ni que se te arrodille de frente y si está ausente lo apabullas con un frenesí incontrolable. Y, lo patético a tu inconformidad es que te buscas confidente especial, y que, para hablar y, el otro apenas, lo que hace es balbucear retazos de conformidad a tus palabras.

Y, después, viene tu rabieta, metida o no de pata, la culpa es de la estaca. Es decir que, usted, amable enemiga: tiene el derecho de expresar lo que quiera en privado y como es privado, nadie debe repetir sin su permiso lo que haya dicho por bien o por mal, aunque tenga que ver con la soberanía del país que ese ha sido su plato favorito, cada vez que sale fuera a despotricar de Venezuela como mejor le parezca.

Y, como se oye en su grabación de la conversa que realizó, María Corina, con el profesor, Carrero Damas, es para coger palco sin pagar entrada, ya que la pillaron con las manos en la masa sin levadura que ayudara a estirarla un poco más y, se le percibe molesta, porque Ramón Guillermo Aveledo, no quiere que nadie dentro de la oposición se ocupe de la parte internacional que no sea él que es abogado constitucionalista e internacionalista y, tiene más habilidades políticas que cualquiera de ustedes, incluyéndote a ti, María Corina, en particular, para ejecutar esa función y, más cuando se trata de visitar al Departamento de Estado a solicitar apoyo a un golpe de estado o, a un autogolpe y, que lo solicite una dama se ve o le queda feo, dentro de la crisis que quieren provocar en el país y, de allí tu furia contra él –comprensible.

Poco te faltó, Maricori, para que con sabiduría temeraria lo llamaras jalabolas que, quizás hubiera sido de tu parte más elegante que a lo mejor él te lo agradecería por tu sinceridad y modestia argumentativa de interpretar, tal cual, su arrogancia de secretario ejecutivo de la MUD, al poner entredicho la capacidad discursiva de atención y propagación de lograr el fin que todos ustedes persiguen detrás del dólar que, a lo mejor tus rodillas no dan para más, como acercamiento de atracción entre los dos países involucrados en tu conversación, aunque hablas de unos bandidos donde entran colombianos y brasileros sin arte ni parte.

Lo que no entiendo de una parte de tu vídeo es cuando te refieres a Chávez y a los chavistas y, no a Nicolás y los chavistas, ¿acaso un lapsus linguae? Y tampoco nos das tu opinión de cómo salir de esto de la situación que estamos con un gobierno democrático que a ustedes no les gusta ni lo quieren y, por lo que se oye en el transcurso de él mismo de Capriles tampoco como presidente electo, como él dice que es, sin apoyo del pueblo como se sabe electoralmente. Y, lo otro es que le has perdido la sinceridad y el respeto que siempre le habías tenido a Ramón Guillermo Aveledo –entendible-, al no imaginar de tu parte, la mezquindad y la pequeñez con que actuó ahora en contra tuya al no dejarte hacer, lo que te diera la gana en lo internacional sin el permiso de la MUD y de él como su secretario, y al fin caíste en cuenta que entre ustedes lo que hay son grupos anárquicos que cada quien quiere agarrar el mazo de la confrontación como mejor le conviene y, a ti te dejaron con la manos estiradas y te pintaron pajaritos y piaste.

Molesta, María Corina, debes estar y bien molesta por deslenguada y trapacera y, si ustedes dentro de la MUD tienen el privilegio de presentar vídeos y grabaciones contra personeros del régimen con toda libertad de los medios audiovisuales y escritos que los difundan y, entonces, acepta con salivita amarga de contragolpe que te hagan a ti lo contrario, ya que no es tramposo, sino igual, por lo que inocentemente se te fueron los frenos de la cordura que como diputada y apátrida debiste considerar que no te dejara tan mal parada como has quedado con la oposición y con el gobierno y deberías más bien, refrescar el odio en la ecuación de tu pensamiento que te destroza internamente que cada día te aleja de la realidad plural de convivencia del país.

¿Entonces –María Corina- cómo te quedó el ojo, al no reconocerte la MUD como internacionalista por tu bajo perfil de chismosa?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1670 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a168878.htmlCd0NV CAC = Y co = US