Pildoritas 106 (año VI)

¿Será que va a quedar impune la acusación del orate de la Política Venezolana, contra la FAO de que fue comprada por el gobierno para que se le otorgara el reconocimiento?

Como es de conocimiento del mundo 38 países, recibieron por decisión de la FAO, prestigiosa Organización de la ONU, un reconocimiento por ser los únicos, Venezuela el primero, en cumplir una de las más importantes metas del Milenio como es la que tiene que ver con la garantía de una alimentación que incluya a la mayoría de los ciudadanos del país.

Se suma esta decisión, a otras tantas que sólo han sido logradas en Revolución como la de ser declarada Venezuela por la UNESCO, país libre de analfabetismo, o la de designar al los Diablos Danzantes de Venezuela como Patrimonio Cultural de la Humanidad, logros éstos que deberían ser aplaudidos por todos los venezolanos, sin distingos de ubicación política, es lo normal y lo que sucede en cualquier país que se haya destacado, como el nuestro para merecer esos honores.

Pero resulta que aquí hay un sector de la población disociada de tal manera y supuestamente liderizada por un individuo que ya se ubica entre los excepcionales personajes que en toda sociedad desentonan por sus desfachateces, sus carencias, sus estupideces, su inmadurez, su arrogancia, su personalidad plástica y que por razones que todos conocemos, pero que muchos no se atreven a expresar, dice tales barbaridades, que solo pueden salir de mentes perturbadas por influencias de agentes exógenos, cuyas consecuencias, para nada son difíciles de reconocer y más cuando el comportamiento del sujeto se sale de los parámetros de la cordura.

Es lo que ha sucedido, cuando este señor (lo de señor es un decir), sale como el 14 de abril, sin medir las consecuencias terribles que causó y que debe pagar más temprano que tarde, a estimular a sus también desquiciados seguidores y a sus bandas de tarifados, para que arremetan contra todo lo que le huela a chavista con los resultados trágicos que conocemos,

Esta vez, seguramente, bajo los efectos de esos agentes exógenos, da una nueva demostración de que para nada pueda ser la persona que por algún aborto de la irracionalidad, llegue a dirigir los destinos de un país como Venezuela, que no es cualquier país sino, nada menos y nada más que la Patria de Bolívar que ya es mucho decir.

Lo que afirmó, en uno de sus arranques a los que ya nos tiene acostumbrados, como reacción ante el reconocimiento de la FAO, que recibió junto a otros 37 países por haber cumplido, prematuramente las metas del milenio y en el primer lugar de ellos, es algo que no se puede creer de una persona cuerda, con al menos dos dedos de frenteM; decir que las FAO, fueron compradas por el Gobierno venezolano para aparecer en la lista y ser premiado, es tan grave que sin esperar nada, tanto el gobierno a través de la procuraduría y las FAO, a través de su Departamento Jurídico, deberían proceder de inmediato a solicitarle a las autoridades judiciales, obliguen a este orate de la política venezolana, a comprobar lo afirmado y de no hacerlo, cargar con las consecuencias por tamaña acusación.

Estas cuestiones son las que no se pueden dejar pasar impunes porque la sola duda, que pueden tener quienes la hagan suya, es ya un ingrediente que puede servir para minar la seriedad que tienen y se merecen, tanto el Gobierno Revolucionario como este organismos de la ONU, que a no ser porque aquí hay un personaje que perdió sus cabales, nadie habría cuestionado, en lo que atañe a asuntos de tanta importancia como es lo que en este caso especifico, significa un incentivo para que los países agoten sus esfuerzos por lograr mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.-

Así que esta es la oportunidad para darle un parao a este sujeto quien ya se ha coinvertido en el hazmerreir de quienes lo van conociendo, no sólo por su prontuario, sino por su casi diaria cantaleta al considerarse líder, sin tener las cualidades suficientes, ni intelectuales ni políticas, pero también porque no se aguantaría un estudio psiquiátrico imparcial, que definitivamente establezca, que por lo que le queda de neuronas, no se le puede permitir seguir haciendo tanto daño al país y al pueblo interna y externamente.-

Por como han venido sucediendo las cosas en nuestros organismos de justicia, que no han procedido contra este delincuente, que hace once años, violó flagrantemente media la Constitución y que el 15 de abril casi provoca una guerra civil, nada de raro sería que ahora cuando sus delitos trascienden nuestras fronteras para calumniar a un organismo Internacional de tanto prestigio como las FAO, tampoco pase nada.

Veremos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1591 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: