El golpe blando sigue su marcha sin tropiezos

La canalla fascista sigue desplegando sus tentáculos en el ámbito internacional, e imponiéndonos agenda en el país. Ya hasta están privatizando sitios, donde la entrada de los chavistas y comprometidos con el proceso queda prohibida, so pena de exponer la vida, como ocurrió con los camaradas artistas,Winston Vallenilla y Jorge Valero secuestrados en Puerto La Cruz y amenazados junto con su familia, con ser quemados vivos, por tener la osadía de ir a comer en un sitio, donde los fascistas están imponiendo su gobierno. Frente a estos atropellos y los once asesinatos cometidos hace un mes, por las huestes del candidato vende patria y derrotado, no hay ley de la República Bolivariana de Venezuela, mediante la cual se pueda imputar al autor intelectual y su pandilla. Nos negamos a creer que en la patria que nos dejó el Comandante Chávez, ser candidato presidencial o “líder” de un sector político, es una patente de corso para delinquir.

Parece que el Estado y el gobierno venezolano ignoran todo lo que ocurre. No queremos pensar que están subestimando el peligro que representa la falange amarilla para nuestro país y el continente. Mientras el gobierno revolucionario se dedica a quejarse por las tropelías que el fascismo comete en el país, su líder continúa trabajando en la subasta de la patria y fomento del terrorismo.

La MUD como franquicia en contra de la revolución bolivariana y de la patria, continúa su lobby internacional, clamando por una intervención militar en el país, tal como lo está haciendo Leopoldo López , con las presiones para que se aplique a Venezuela la carta Democrática de la Organización de Estados Americanos, que ya sabemos lo que representa, una punta de lanza que como el TIAR, la CIDH, responden a los intereses de quien les paga, Estados Unidos y Canadá, dos Estados ajenos a los tratados interamericanos, pero que paradójicamente son el sostén de los apéndices y parapetos que le sirven al imperio para maniobrar en contra de las democracias en el continente.

Pero a parte de eso, el señor Henrique Capriles Radonsky, lanza toda la artillería mediática internacional contra la dignidad y la soberanía de la patria. Desde Miami, su centro de operaciones para la guerra psicológica y el laboratorio para la creación de desestabilización, nos lanzan a través de los medios comprometidos con el golpe, nada más y nada menos que otra ONG, nacida en el corazón de la gusanera latina: “Justicia por la democracia”, esa asociación anti patria la integran lacayos venezolanos, mercenarios del derecho, con la finalidad de continuar abonando el terreno para la declaratoria de Venezuela, como Estado Forajido.

Los fascistas venezolanos, no son nada desestimables. Son maniobreros, que tiran la piedra y esconden la mano, pero mantienen la matriz de opinión, no dejan que se apague la llama y en eso nos están ganando. Están tomando la calle, mientras los órganos de la justicia permanecen pasivos. Debemos partir de aquella sentencia popular: No hay enemigo pequeño. Desde siempre hemos venido alertando a través de este medio y otros para los cuales escribimos, que el golpe de 2002, no ha sido suspendido, sino que continúa en desarrollo, con diferentes formatos.

La participación de Capriles Radonsky, como candidato presidencial, no fue más que un trampolín para fortalecer la corriente de opinión en el exterior sobre la existencia de una supuesta dictadura en Venezuela. En Estados Unidos, basta con que cualquier ladrón, terrorista o narcotraficante se declare antichavista y perseguido político del “régimen comunista venezolano”, para que le garanticen todos los beneficios que disfrutan los serviles del imperio y, les abren las puertas de todos los medios de difusión para atentar día a día contra nuestro país. Están aplicando la misma política que desde los 60 aplican contra Cuba. Otro tanto hace el gobierno de Mariano Rajoy en España, acompañado de los grandes medios franquistas, que fueron fortalecidos por el Caudillo de España por la gracia de Dios, para que lo atornillaran en el poder hasta su muerte, tal como ocurrió y ahora los inmorales dueños de esos panfletos son capaces de hablar de democracia y hasta darnos lecciones de tal cosa, a quienes con dignidad y coraje estamos construyendo la verdadera democracia, con el socialismo del siglo XXI, legado del Comandante eterno Hugo Rafael Chávez Frías.

El derrotado candidato se siente envalentonado, porque no tiene la respuesta requerida por parte del Estado Venezolano, que como señalamos en artículo anterior, pareciera que está engatillado y enculillao, frente a la arremetida de la falange venezolana.

Es hora de organizarnos y si la dirigencia del PSUV y demás líderes de la revolución no lo hacen, entonces hagásmolo nosotros como ciudadanos, como poseedores del poder originario, convirtamos en acusadores privados de los delincuentes habituales, que desde 2002, vienen atentando contra el ordenamiento jurídico nacional e internacional y obliguemos al Ministerio Público a actuar, aunque se nos venga la canalla mundial encima, pero hagamos justicia, para conquistar la paz.

Hasta ahora repetimos solo están imputadas las pistolas y las escopetas de donde salieron las balas asesinas, pero las manos y mentes que manejaron esas armas siguen en la calle, de manera solapada bajando la línea de no dejar desaparecer la violencia en las calles.

No hay nada más que ver la “arrechera” del fascismo por la salida de la Fuerza Armada a unirse al pueblo en la lucha contra la violencia hamponil. Claro no es para menos, el despliegue militar y de todos los cuerpos de seguridad en el territorio nacional, les neutraliza a los paramilitares, que desde Colombia y otras regiones del continente, incluso de lejanas regiones entrenados por el sionismo, han sembrado en Venezuela para asesinar sin piedad a miles de humildes en los barrios pobres, para alimentar la “información” de la necrofilia mediática, que desde que llegó el Comandante Chávez al poder, cambió su doctrina informativa. En vez de reseñar las inversiones, los avances, como lo hacía en la IV República, se dedica es a contabilizar los muertos del día, sin discriminar si son naturales, por accidentes de transito, laboral o de cualquier naturaleza, que nada tiene que ver con el hampa, porque lo importante es reseñar cuantos cadáveres ingresaron a la morgue, por culpa del gobierno.

Hemos sostenido y lo reiteramos, que un alto porcentaje de la violencia generada en el país, no es producto del hampa común, sino del hampa política. Nos hacemos esta pregunta: ¿Como se explica que de repente uno o varios ciudadanos llegan por primera vez a un lugar, a conocer, o a realizar una diligencia y, apenas bajan de la unidad de transporte o del auto particular, viene un, o varios pistoleros, los ametrallan, huyen y ni siquiera se detienen a ver si les dieron a todos? No es robo, porque no tocan nada. No es un sicariato por encargo, porque ni siquiera se detienen a ver si cumplieron la tarea. Pero, si es lo que esperan los medios comprometidos con el golpe blando para escandalizar y correr a entrevistar a los “líderes” del fascismo, que casualmente han hecho de la “inseguridad pública” un filón electoral.

Entonces camarada no podemos continuar respondiendo con retórica discursiva y con amor a quienes alimentan el golpe blando, que sigue su marcha sin tropiezos.

El autor es: Periodista

cd2620@gmail.com.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1772 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: