Capríles tiene razón

En entrevista televisiva realizada al candidato de la Mesa de la Unidad Democrática MUD o Mesa de la Ultra Derecha, Henrique Capríles Radonsky, enfiló las baterías contra el gobierno revolucionario de los últimos cien días y contra el candidato de la patria Nicolás Maduro, con un cantinflérico juego de palabras, que unicamente pudo convencernos de darle la razón en algunos aspectos puntuales que señaló.

El candidato de la derecha se presentó light, alabando al comandante Hugo Rafael Chávez Frías, ahora sí, reconociendo la obra del Jefe de la Revolución Bolivariana. Señalando que un buen gobierno se hace poniendo como prioridad a los pobres y la solución de sus problemas, ofertó para todo el país reeditar su obra de gobierno en Miranda..

Que para que el país progrese hay que dejar de regalar lo que es de todos los venezolanos. Que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, merece respeto y debe ser garante de la defensa de la patria y su soberanía.

Que las misiones del Presidente Chávez, deben ser potenciadas hasta llevarlas a dar un salto superior a su estatus actual. Que los demócratas hacen su campaña sin insultar, sin descalificar y sin violencia. Que hace falta la seguridad para que cada venezolano, en el contexto de un gobierno responsable, se le pueda garantizar que se acueste con sus necesidades satisfechas y que duerma tranquilo y seguro. Aseveró de manera reiterada a lo largo de una hora de entrevista, que Maduro no es Chávez y que los chavistas no votarán por Maduro.

Aseguró que en Venezuela no funciona la justicia y que la impunidad campea y por eso la proliferación del delito

Empecemos enumerando donde y como nos convenció el conductor del BMW, que hace algunos años se aferraba a la palanca de mandos en una calle oscura de Caracas.

De Perogrullo, en la historia de Venezuela, no ha habido un mejor gobierno que el del presidente Comandante en Jefe de la Revolución Bolivariana Hugo Rafael Chávez Frías, que tiene como prioridad a los más necesitados y dar solución a sus problemas, de hecho misiones como: Robinsón, Ribas, Sucre, Barrio Adentro, Milagro, Negra Hipólita, Ché Guevara, Guaicaipuro, Saber y Trabajo, En amor mayor, Mercal y la Gran Misión Vivienda Venezuela, por mencionar algunas son únicas en el mundo y están erradicando la pobreza en todo el lato sentido de palabra a lo largo y ancho del territorio nacional. Y para tranquilidad de la población, antes de su viaje, el Comandante lanzó la Gran Misión a toda vida Vida Venezuela. Por eso decimos Capriles tiene la razón.

En cuanto a su su oferta de reeditar la obra de gobierno que ha realizado en Miranda, desde la presidencia de la República, para todo el país; ahí si que le decimos, muchas gracias, al menos en Bolívar no queremos esa pulcra y extraordinaria gestión, porque aquí todavía no competimos en homicidios con algunas regiones mexicanas, ni en

secuestros con Medellín y otras regiones de Colombia. Preferimos quedarnos con nuestros malandros marginales y la sustitución de ranchos por casa y no el programa especial que ha desarrollado en ese Estado central. Preferimos dejárselo intacto a quienes lo eligieron gobernador.

Que para que el país salga adelante hay que dejar de regalar lo nuestro. Eso fue lo que hizo el presidente Chávez, cuando se enfrentó al golpe de estado, que propiciaron, Primero Justicia, junto con el resto de los actores de la MUD, en aquel tiempo Coordinadora Democrática y puso bajo dominio del Estado a PDVSA y demás industrias básicas que la IV República de la cual es hija Primero Justicia, había regalado a los monopolios extranjeros.

El respeto y la dignidad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, es premisa fundamental en el proyecto de país socialista y de hecho por ese respeto y reconocimiento ha sido incorporado como factor importante al comando de dirección de la revolución, como garante de la soberanía de la patria.

Que Nicolás Maduro, no es Hugo Chávez, otra perogrullada. El propio Nicolás de manera reiterada le ha dicho a su gente que no se confundan, que el no es Chávez, que él es hijo del Comandante y responsable de junto al pueblo llevar hasta el final el proyecto de país socialista. Que los revolucionarios no votaran por Maduro. Claro, el voto revolucionario no es borrego, es consciente y no votaran por Nicolás Maduro, como individualidad, sino por el proyecto que encarna, que es el testamento político del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías y cuya ejecución le encomendó

Aseguró que la justicia no funciona y que la impunidad campea y por eso prolifera la delincuencia. Tiene toda la razón. Si en Venezuela funcionara la justicia, los delincuentes que el 11, 12 y 13 de abril de 2002, traicionaron a la patria y bañaron con sangre inocente las calles de Caracas, no estarían en gobernaciones, ni en alcaldías, ni en la Asamblea Nacional o paseándose tranquilos por las calles del país, sino que estarían tras las rejas con al menos 30 años de condena por el pecho. El delincuente habitual, que asaltó la embajada cubana y que junto a su su compinche, asaltaron residencias de honorables venezolanos, para sacarlos a punta de pistola y exponerlos al desprecio público, durante las 38 horas que tuvieron el gobierno en sus manos, estaría con mayor razón tras las rejas. Por eso decimos: Capríles tiene razón.

Periodista

CNP 2414 cd2620@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2291 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: