El pueblo está arrecho

El brutal ataque de la oposición derrotada tantas veces, elección tras elección, el cobarde manejo de la Constitución y las leyes, la manipulación desmesurada de los símbolos patrios en sus concentraciones, la caterva acéfala, tras la figura presidencial de Chávez y el irrespeto permanente a las Instituciones y órganos del estado, han llevado al pueblo bolivariano y chavista a arrecharse nuevamente, con la misma fuerza del 2002.

Son los mismos, que quemaban la Constitución en plena Asamblea, son los mismos, que luego utilizaban el artículo 350 para agredir a sus propios compatriotas en jornadas bizarras de desestabilización. Son los mismos, que se reían de la bandera, del escudo y luego los usaban para manipular a los compatriotas en plena efervescencia electoral. Son los mismos que vuelven a esconder la leche, la harina pan y el aceite para crear desabastecimiento, son los mismos catapultadores del Caracazo….son los mismos.

Lo que no entienden, ni entenderán estos dirigenticos de oposición, es que el pueblo es Chávez, un solo corazón, un solo sueño, un solo amor. No han logrado digerir este binomio perfecto entre un líder y su pueblo, no han logrado asimilar, que perder ese poder popular ratificado en tantas elecciones, es perder la visibilidad del ser humano, perder la oportunidad de tener vivienda, trabajo, salud, paz, esperanza, la alegría, la vida.

Ese hombre al que atacan en su convaleciente lecho, no es solo un hombre que lucha por su vida y su pueblo hace unos meses, es que ese gigante, allá en la tierra de gigantes, ha vencido las adversidades en todas sus formas y expresiones humanas o no hace más de una década y reposa altivo a las heridas de mil demonios, desde donde ilumina el sendero hermoso que junto a su pueblo ha construido hasta lograr consumirse entero, como siempre lo ha expresado en cada combate, hacia la victoria siempre.

La oportuna intervención del Tribunal Supremo de Justicia sobre la interpretación del Artículo 231 de la Constitución Bolivariana de Venezuela, garantiza la tranquilidad del país, presto a defender ante la malinche, el poder popular que se ha dado por ley, con la misma fuerza que lo haría la caballería en un campo de batalla, pero con la artillería del pensamiento de un Comandante Chávez a la vanguardia, que obliga…

¡Viva Chávez!



eliasmar@cantv.net

eliasmartinez02@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1999 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor