CAPriles no quiere convertirse en polvo cósmico después del 7Oct. Quiere ser líder único de la oposición

Cuentan que el Chayota le cuesta dormir sin ayuda de fármacos. No todo es color de rosa en su vida política. Las pesadillas de convertirse en “Polvo Cósmico” lo atormentan noche tras noche. Tiene sueños donde es perseguido por Irene Sáenz, Alfaro Ucero, Salas Römer y Manuel Rosales. Como sabemos todos esos personajes se enfrentaron una vez a la Revolución Bolivariana y, hoy en día están fuera de orbita. Irene en lo suyo, Alfaro retirado, y Rosales conspirando sin ninguna posibilidad de retorno y, con cuentas con la justicia venezolana. En fin convertidos en Polvo Cósmico si a política nos referimos.

CAPriles sabe muy bien los destinos de quienes han tratado de defenestrar la Revolución: Carmona, los generales felones, los Poleo, Los tecnócratas saboteadores de PDVSA, Ortega, Baduel, dueños de medios (Mezerhane, Zuloaga, Granier) entre otros. En fin, quienes han apostado a desestabilizar políticamente, económicamente al país, o están bajo rejas, o rumiando sus desventuras en otros países como prófugos de la justicia. CApriles no quiere eso para él. Se cree joven, y apuesta a ser el líder indiscutido de la oposición por muchos años y, ser el contrapeso de la Revolución en los próximos 6, 12, 18 y hasta los 24 años a futuro si el cuerpo aguanta.

Chayota no quiere ser uno mas de esa diáspora contrarrevolucionaria venezolana que apuesta a la caída de Hugo Chávez desde el exterior. El desea ser presidente de Venezuela, pero sabe muy bien que por ahora eso esta negado. Para ello debe erguirse como el líder de la oposición. Ese líder que no ha tenido la oposición y que no ha podido construir uno en más de 13 años. Radonski esta aprendiendo, en esta, su primera y verdadera prueba de fuego en política. Enfrentarse a un Gigante como Chávez no es cualquier cosa.

Quedar de segundo no es meritorio, ya que realmente son solo dos candidatos que más o menos concentran los votos. En Venezuela los analistas políticos hablan de una “Polarización de electores”. Esta definición es un error. Polarización es cuando existen dos polos iguales, es decir 50 y 50. Esto no es lo que ocurre en Venezuela. Estaremos en 64% vs un 36%, a favor de la Revolución Bolivariana. Esto nos demuestra que en Venezuela existe una mayoría a favor del Proceso Socialista y una minoría no tan pequeña de la oposición.

Uno de los grandes retos de CAPriles y sus adláteres (PJ, VP) es convencer a los partidos del viejo “status quo” político como son AD, Copei, Mas, CausaR y derivados, en colocar en sus manos la dirección de la línea opositora. Otra de los problemas que a futuro visualizamos, es la corriente contraria emergente de un sector de la Burguesía que no digiere al Chayota. Es así como no la tiene tan fácil el anodino candidato.

Los adecos y copeyanos quieren salir de una vez por todas de estas elecciones presidenciales. Tratan de ver como puede ser la afectación en las elecciones a gobernadores. Desean que CAPriles después de este fallido intento agarre sus maletas y se retire de la política como sus antecesores. Pero Chayota tiene otros pensamientos a futuro. Piensa que Caldera fue candidato muchas veces, hasta que logro sentarse en la silla presidencial. Quizás la variable que no toma en cuenta el “Tísico” es: Que el Proceso Socialista Bolivariano es irreversible e irreductible hasta el final de los tiempos.

Saludos Cordiales; RAS, SXXI

pedro2.patino@gmail.com

venezuelaeconomicaypolitica.wordpress.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1638 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a147418.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO