¿Estamos preparados para ganar?



La oposición se prepara para desconocer los resultados electorales y a nosotros, solo no preocupa ganar las elecciones. La batalla que viene, no es solamente obtener una cantidad de votos "contundente" (de acuerdo a la mala utilización de la palabra de moda entre el triunfalismo bullero y dicharachero).

Menos mal que tenemos Chávez, que cada vez que puede, nos advierte sobre el triunfalismo y los planes golpistas de la oposición. Pero el comando Carabobo, como si no fuera con ellos, sigue hablando pistoladas, sobre la cantidad de casas visitadas, ojala fuera verdad la mitad de lo que dicen. Deberíamos aprovechar las elecciones presidenciales, para expresar nuestra posición con respecto al PSUV para que quede bien claro ante Chávez y ante la Dirección Nacional, que votaremos con lo ojos cerrados, por Chávez y la revolución socialista pero que: cuestionamos la forma, cuarto republicana y puntofijista como funciona el PSUV, donde se ha permitido una pugna interna, entre cogollos anarquizados, que impide desarrollar los planes y los proyectos socialistas, en la Empresas Básicas y la unidad de los revolucionario y de los trabajadores.

Creo que hay formas para expresar lo que pensamos enviando un mensaje a quien haya que mandarlo. Es cuestión de pensarla bien para no perjudicar el proceso revolucionario ni lo resultados electorales. Por lo que debemos estar muy atentos para no alentar divisiones y/o pugnas internas. Debemos tratar de romper definitivamente con la conducta anti socialista y divisionista de los cogollos internos. Sean del matiz que sean. Las amenazas contra nuestra democracia socialista están mas que cantadas, si nos dejemos sorprender es nuestra culpa.

Mientras el presidente encabeza una parada militar, en celebración del aniversario de la Batalla de Carabobo en el cual se mostró un pueblo disciplinado, bien armado y armonizado con su Comandante en Jefe, y en el discurso pronunciado, nuevamente le hace un llamado, casi un ruego, a la oposición, para que se comprometa respetar los resultados electorales.
Por su parte, el PSUV, no va más allá de una campaña electoral a punta de publicidad, mercadotecnia y poner sobre la mesa los resultados de las encuestas, para conseguir el voto de la gente, pero dejarle la conciencia al capitalismo: porque las visitas casa por casa no son para buscar lo votos mediante la educación política por lo que no son voto seguros...

Los resultados de las encuestas solo son huevos empollados que no han nacido y: “no se deben contar los pollos antes de nacer".
No sé si lo que estamos haciendo es lo que tenemos que hacer, para conseguir los votos. Pero si sé que para ganar debemos neutralizar al golpismo y a las fuerzas imperialistas estadounidenses. Honduras, Paraguay. Nicaragua, Rusia, Bolivia son advertencias que no pueden ignorarse.

Se me ocurre que, por nuestra parte, deberíamos estar preparados y el PSUV organizado, mínimo para un huelga de brazos caídos, o una huelga general activa en caso de un golpe de estado o una amenaza de invasión militar. La pequeña parte de pueblo armado, la cantidad y el poder de la armas en su poder no es suficiente para detener la contrarrevolución y su aliados imperialistas; es necesario poner en la balanza, todo el poder del pueblo. Como en abril.

José Machete
Yo soy como el espinito
que en la sabana florea
le doy aroma al que pasa
y espino al que me menea


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1397 veces.



José Machete


Visite el perfil de José Machete para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: