A falta de talento, caminar, brincar, chapotear…

Los escuálidos se creen chic, pero no leen un coño. Los escuálidos se creen una elite pero no paren una sola idea y para completar se quieren robar las de los “asquerosos y hambreados chavistas”.

Ayer se desvivieron por lanzar de candidata a la presidencia a una reina de belleza, Irene Sáenz: No les resultó; entonces se buscaron a un nazi como Henrique Salas Romer y el tipo se desbarrancó; luego entre tumbos si saber qué hacer en sus desvaríos acabaron apoyando al malandro de Manuel Rosales que nunca en su vida se ha leído un libro.

Pero así son de chic.

Estuvieron desojando al margarita durante tres años para ver a quién encontraba para enfrentarlo a Chávez y han acabado por descubrir al Chayotismo más preclaro e insulso que quepa imaginar.

Pero así son siempre ellos de muy, pero muy chic.

Ya no les interesa un pensador, un luchador social, un estadista, un verdadero dirigente político, sino una especie de galgo que sea capaz de caminar diez kilómetros con una manada igual a él.

Más nada.

La mancheta de “El Nacional” del día 12-06-12 fue: “A falta de ambulancia lo llevaron en camión”.

Los majunches, pues, pusieron a su jefe a caminar diez kilómetros ya que estaban segurísimos de que no les iba a decir un carajo, no les iba a hablar de un programa de gobierno ni de ideas; así como Leopoldo López ridículamente se puso a saltar pupitres porque es lo único que sabe hacer políticamente, el otro se poner a caminar para llenar los espacios de su campaña.

Lo cierto fue que el acto del 11, de la inscripción del Presidente ante el CNE, les dio verdaderamente en la madre y han quedado sumamente turulatos.

¿Con qué cara nos podrá salir ahora el Majunche después que el Presidente (tan mal como dicen ellos que se encuentra) fue capaz de hablar tres horas, con brillantes y profundos argumentos políticos?

Realmente que este Majunche no encontraba qué decir ante aquel mar de escuálidos el día domingo: vacilaba, reía, majuncheaba, chapoteaba, baboseaba, divagaba, y repentinamente dijo que él era un flaquito. Que votarán al flaquito. Que él era flaquito y seguiría siendo flaquito. Que había caminado diez kilómetros y que en fin en estas cosas estaba resumido todo su programa de gobierno.

Cualquier perro camina diez y hasta cien kilómetros, and so what?

Cualquier galgo salta veinte o treinta pupitres como se puso hacer el asesor superior del Majunchismo., and so what?

Manuel Rosales en cambio no podía hacer ninguna de estas dos cosas, y sin embargo el mar de escuálidos lo encontró genial, supremo, profundo y espectacular.

Pero esto revela algo muy grave que vuelve trizas a la oposición. Ciertamente nuestro Presidente se está enfrentando a un cáncer, pero el Majunchismo no llega siquiera a la posibilidad de una enfermedad pavorosa, sino que sencillamente no existen, son nada, vacuidad, esterilidad y bostezo total y absoluto.

Y en el editorial de hoy de Bobolongo vemos una histeria desbocada y bestial en el que estampa ridiculeces necrófilas como estas: “Mientras el futuro político del país depende de un hombre joven que llega al Consejo Nacional Electoral luego de caminar a paso fuerte más de diez kilómetros, ahora el Gobierno saca su gallo tuerto y lo lleva en un camión, entre olores de cebollas y pimentones, componentes fundamentales de un guiso, hasta la sede del máximo ente comicial. No les queda otro remedio, desde luego, porque sin la imagen del líder, aunque sea cojo, el partido de la revolución no tiene sustituto para enfrentar al candidato de la oposición unida.”

Fíjense cómo Bobolongo todavía con su monstruoso racismo sigue llamando al pueblo mierda. Y se lanza con la misma bestialidad necrofilica de Rayma con el siguiente párrafo:  “Es una lástima que entre tantos civiles y militares que han lucrado sin cesar a la sombra de la revolución no exista un cínico que, al menos, se atreva a elaborar un discurso alternativo por si acaso se le presenta la muerte al jefe y le toca la puerta de repente a medianoche. Existe entre el oficialismo un temor a tener ideas, a mirar al futuro, a pensar una Venezuela diferente, que los venezolanos no saben si atribuir al miedo que existía cuando el general Juan Vicente Gómez o a que en verdad son unos verdaderos tarados, estériles e incapaces de imaginar otro país.”

 El Presidente Chávez durante tres horas habló de su programa de gobierno, de los logros de la revolución y de su proyecto esencial que son tres: Independencia, Socialismo y hacer de Venezuela una Potencia y lo explicó clara y pedagógicamente.

Pero Bobolongo continuó con su asqueroso desprecio al pueblo al agregar: “Exceptuando a tres civiles mediocres y oportunistas como Maduro, Alí Rodríguez y Aristóbulo, a la revolución bolivariana no le queda sino borra de café. Aristóbulo fue adeco gritón de cabilla en mano para arremeter contra los sindicalistas de izquierda en los años sesenta, miembro del MEP para aprovecharse de la figura honesta de Luis Beltrán Prieto Figueroa, de la Causa R para sacarle jugo a Maneiro, del PPT y ahora de PSUV para que lo nombraran ministro de Educación. De Maduro sólo se puede decir que llegó a donde jamás pensó y que sobrevive porque no sólo aguanta los insultos de Chávez en el Consejo de Ministros, sino porque respeta los informes de sus ayudantes para no meter la pata. De Alí Rodríguez da pena hablar: un diente roto que se ha promovido como "experto petrolero". ¡Por el amor de Dios! No tiene idea de la complejidad del problema petrolero mundial y mucho menos del mundo futuro de la energía más allá del petróleo.”

Cuáles serán las genialidades que tienen el majunchismo, ¿acaso Leopoldo López y su Capriles? ¿acaso Ramos Allup y Antonio Ledezma? ¿acaso Maria Corina Machado y Briquet? ¿acaso Julio Borges o Mariquina?

¿Quién carajo, Bobolongo?, dinos.


jsantroz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2489 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a145001.htmlCd0NV CAC = Y co = US