Capriles y los dilemas de la MUD

 Algo anda mal en los partidos políticos y sectores  opositores agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pues al parecer no encuentran el camino ni la forma de desprenderse de la candidatura de Henrique Capriles Radonsky.  A poco menos de cinco meses para las elecciones presidenciales del 7 de Octubre, la mesa se tambalea y el autobús tricolor, que supuestamente los llevaría hasta las cimas del poder, comienza a fallarle el motor y bota humo por el tubo de escape.  

 Para nadie es un secreto los dilemas que existen en la MUD sobre la candidatura de Capriles y sus reales posibilidades de garantizar el triunfo en las presidenciales de Octubre, cuando precisamente los números de las encuestas no sólo dicen que está muy por debajo del comandante Chávez, sino que va en retroceso. Precisamente, esos son los dilemas que atormentan a los partidos políticos y sectores opositores, fundamentalmente a COPEI y AD, desde donde surgen las grandes preocupaciones sobre si realmente vale la pena mantener una candidatura sin que ello signifique un  suicidio colectivo.

 Ellos lo saben y nosotros también. A través de muchas fuentes y lo que sale por algunos medios de comunicación, se nos informa que la ruptura es real y las bisagras de la mesa ya crujen, solo es cuestión de días para que se desarme totalmente. Por más que quieran disimular sus dilemas y sus conflictos de bajas pasiones, hay un quiebre en el ánimo, no sólo en los ejecutivos y gerentes de la MUD, también en los partidos políticos, en algunos sectores económicos, en la masa escuálida y majunche; inclusive el apoyo internacional se ha venido frenando considerablemente porque el candidato Capriles es como una estatua, parecida a la de Narciso.

 La falta de apoyo político y económico ha ido arrinconando la candidatura de Capriles, quien anda por allí cual llanero solitario, donde ni siquiera frijolito lo acompaña. Esa es la verdad y hay que decirla. Esa es la realidad sobre esa candidatura y los principales dirigentes opositores ya la vieron; de allí que analizan, investigan, examinan, observan, comparan y hasta razonan sobre dónde seguir con esa nefasta candidatura, sin comprometer algunos espacios de poder que han conquistado, como gobernaciones y alcaldías, fundamentalmente. De seguir por esa senda, posiblemente vayan directo al  cementerio puntofijista, donde reposan en santa paz los restos de la Cuarta República y todos los secretos de corrupción y pillaje que se cometieron esos gobiernos de la peste verdiblanca.      

 Pero el dilema no es sólo de la MUD, también el propio candidato anda sumido en un trilema existencial, que se agrava porque la realidad se le presenta cuesta arriba y al final el único sacrificado político sería él. De seguir sustentado en un apoyo etéreo por parte de la MUD y algunos partidos políticos esquivándolo, su derrota será estrepitosa. De allí que ante tamaño desespero acepte la asesoría y apoyo de Uribe Vélez, quien siempre ha sido relacionado con el paramilitarismo y el narcotráfico. 

 Ahora bien, el tiempo es implacable y lo que viene en estas semanas es crucial para la MUD, donde es posible que le quiten el apoyo a Capriles y nombren a otro candidato, tal como lo hicieron con Irene Sáenz y  Alfaro Ucero en 1998. 

 *Politólogo 

eduardojm51@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1912 veces.



Eduardo Marapacuto*


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a144265.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO