Si van las primarias, la MUD se mete un autogol

No es fácil enfrentar al monstruo Chávez y menos con candidatos como los de la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática, quienes a medida que se acerca la fecha en lugar de ir creciendo en las encuestas van bajando como el queso fresco.

Sería duro para la oposición que en esas elecciones de las primarias en febrero, apenas acuda a votar algún 20 por ciento de sus electores. Se meterían ellos mismos un autogol, quedarían derrotados antes de ir a la pelea presidencial. ¿Con qué fuerza van a enfrentar a ese temible dictador que supera el 60 por ciento de aceptación hasta en las encuestas de los enemigos? Y no pueden culpar a la población, porque la verdad es que se necesita tener riñones –como decimos en criollo- para levantarse en la mañana e ir a votar por Henrique Capriles Radonski, Pablo Pérez, Leopoldo López o María Corina Machado.

Cómo pretenden estos candidatos gobernar Venezuela si como dice Chávez: les dan un minuto en televisión y les sobra tiempo. Carecen del conocimiento suficiente para profundizar en alguno de los temas fundamentales del país y extenderse en una exposición política explicativa y convincente.

Tienen un discurso vacuo, pobre, carente de veracidad y cuando se meten en lo hondo, como la gente espera, echan mano del proceso revolucionario y sustituyen algunas palabras por sus sinónimos para que no los acusen de chavistas.

Pero hablan de proyectos sociales de inclusión, de la importancia de la educación, de utilizar los beneficios de Pdvsa en beneficio de la población, de una policía humanista, de alimentación y salud para todos los venezolanos y muchos otros aspectos, como si estuvieran descubriendo el agua tibia. Con la revolución en las escuelas bolivarianas les dan los libros y la comida a los muchachos; cada vez son más evidentes las obras de la industria petrolera tendentes a mejorar la calidad de vida de las personas. La Policía Nacional arrancó y hace su trabajo; Barrio Adentro sigue atendiendo a la gente y Mercal y los bicentenarios continúan expendiendo alimentos a precios solidarios por encima de los acaparadores que quieren estrangular a los clientes, a fin de que reaccionen en contra del presidente Chávez en una vulgar maniobra política cada vez que hay elecciones.

Son innumerables los ejemplos en los que estos candidatos hablando para congraciarse con el pueblo, tienen que apelar a la gestión del Gobierno bolivariano con el terrible reto de no parecerse a Chávez, pero les es imposible. En esa dicotomía se enredan y ahí están los resultados. Vean sus mismas encuestas. No tienen chance. El único chance que tienen es el privilegio que les da enfrentarse a un líder de la talla de Hugo Chávez.

Por lo demás, no tienen ni la posibilidad de tener una derrota digna en las elecciones presidenciales del 7 de octubre, más si van a las primarias y ponen de antemano en el tapete la precaria capacidad de convocatoria de la MUD y sus candidatos.

albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2320 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a135616.htmlCd0NV CAC = Y co = US