Los cómicos al ruedo

Habíamos decidido no desperdiciar espacio en aspirantes a candidatos que, francamente, no tienen nada que buscar en el ruedo electoral, como no sea una figuración en algún medio que les dé cabida.

Preferíamos ignorarlos para no caer en su juego. Pero como uno es humano, hay cosas que molestan y otras que dan risa. Por eso, y porque a veces también debemos encontrarle humor a lo que nos rodea, nos referiremos a la perla que soltó Leopoldo López en Maracaibo: Chávez está copiando sus ideas.

El exalcalde de Chacao presentó una propuesta que llamó "Muéstrame tu boleta", con la cual se beneficiarían aproximadamente 2 millones de niños venezolanos. Pero resulta que como quiera que el Presidente se la pasa hablando de la importancia de la educación y demás "minucias" y en esta semana volvió a tocar el asunto, pues L. L. jura y perjura que le robaron la idea.

A él se le olvida que el número de niños en educación primaria se multiplicó en estos años como no lo había hecho en 40 de la Cuarta República; ni que las misiones Ribas y Sucre han permitido que la matrícula en educación superior se haya triplicado en los últimos años; tampoco sabe de la cantidad de simoncitos, de escuelas bolivarianas, de universidades bolivarianas, de Unefas, de institutos tecnológicos, de escuelas de medicina, y un largo etcétera, que se han creado en el país. Para colmo, tampoco pareciera conocer que Venezuela es territorio libre de analfabetismo, certificado por la Unesco.

Menos luce conocer el exmiembro de Primero Justicia, y hoy líder de ese poderoso partido político que se llama Voluntad Popular, las notables mejoras en el índice de desarrollo humano del país, también avaladas internacionalmente, ni de la cantidad de compatriotas haciendo estudios de posgrado gracias a las becas de Fundayacucho. Para Leopoldo López, a Chávez se le prendió el bombillo en su cabeza rapada cuando lo escuchó hablar de "Muéstrame tu boleta" y decidió copiársela, porque debe ser que el Jefe del Estado no tiene nada original que inventar en materia de educación.

No es la primera vez que López nos provoca risas. Ya lo hizo hace unos meses cuando el TSJ no se había pronunciado acerca de la sugerencia que logró arrancarle a la Cidh, sobre la inhabilitación que le había impuesto la Contraloría. Se atrevió a decir que Chávez le tenía miedo a una confrontación con él. En ese momento nos acordamos de aquel episodio, también cómico, cuando Alejandro Sanz tenía una pelea unilateral con el Presidente y este contestó que ni siquiera sabía quién era el cantante, pero que con gusto lo recibiría en el país. Bueno, creo que algo más o menos parecido debe haber sucedido en este caso. Seguro que Chávez preguntó en ese entonces quién era ese tal López que mandó a hacer unas cuantas pintas en Caracas, asegurando que él le tiene miedo.

Definitivamente, la democracia es hermosa. Da para todo. Permite que una marca de ropa italiana haga propaganda irrespetuosa para llamar la atención colocando fotos del Papa besándose con un imán sunita, y a Chávez en similar ósculo con Barack Obama. Nadie compra su ropa, pero lograron el objetivo de escandalizar. Algo más o menos podemos decir aquí: Leopoldo López es el Benetton venezolano. Pura bulla y pocas nueces.

mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1999 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor