Por qué mi prima Leticia, de dulce mujer de su casa se ha vuelto arrebatada y loca

Mi prima Leticia era un encanto de mujer. Trabajó en El Paraíso en un centro de telares de unos judíos, y jamás le oí, en 40 años, hablar de política ni de partidos. Una señora de su casa, como se dice. Madre soltera, tiene dos bellas niñas a las que se dedicó a cuidar con esmero y pasión.

Hoy mi prima Leticia tiene 67 años y sus hijas son dos profesionales.

Cuando Chávez provocó la rebelión de 4 de febrero, mi prima Leticia me llamó emocionada: “Qué hombre más valiente. Al fin alguien que da la cara frente a los corruptos. Qué alegría, contamos con un patriota…”

Mi prima Leticia comenzó a soñar con una revolución, y seguía con atención los discursos y las declaraciones de Chávez.

 Mi prima Leticia se hizo chavista.

Y comenzaron los ataques cerrados desde los medios de comunicación, en el 2000, contra el gobierno. Y mi prima Leticia sintió que el mundo se le venía abajo. Entonces le abrasaron dudas, temores y pesadillas.

En el 2002, el golpe la cogió por sorpresa, ella seguía palmo a palmo los acontecimientos por Venevisión y no le quedó ninguna duda de que el gobierno había intentado masacrar a la pobre manifestación opositora que decentemente llegó hasta Puente Llaguno.

Mi prima Leticia desde entonces nunca más quiso saber de informaciones provenientes de otra fuente que no fuese de Globovisión. Entonces mi prima quedó tocada de la cabeza y por lo menos diez horas al día se la dedica a hablar de política, llamando a familiares, amigas y conocidos, y sólo para decir que:

- En Venezuela gobierna un dictador.

- Chávez regala la plata a otros países.

- Nuestras fuerzas armadas están controladas por los cubanos.

- No tenemos libertad de expresión.

- La inseguridad es producto del odio creado por los chavistas.

- Todas las elecciones han sido un fraude.

- Evo Morales es el chulo de Chávez.

- La Afiuni es una pobre jueza presa por Chávez, y éste lo hizo porque ella no está de acuerdo con el gobierno.

- Hay demasiados presos políticos en Venezuela.

- Ya los exiliados venezolanos no caben en Miami.

- Tan bello y tan dulce resultan Yon Goicochea, Ricardo Sánchez, Julio Rivas, Nixon Moreno, y por este gobierno los odia.

Mi prima Leticia vive pegada las 24 horas del día a Globovisión. Cómo se ha transformado. Es una mujer amargada e intratable. Mi prima Leticia quisiera ser otra Dama de Negro y hacer huelga de hambre, pero huelga de hambre de verdad verdad. Ella dice que sería capaz de morirse enfrentando a este rrrrrégimen.

Lástima, prima, lástima.


jsantroz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2765 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a130408.htmlCd0NV CAC = Y co = US