Algo sobre Barrio Adentro

Se está notando con gran preocupación la gran afluencia de pacientes a los CDI, los médicos cubanos hacen malabarismos para poder atendernos a todos los que allí concurrimos, trabajan con las uñas, pero muchas veces se ven en la obligación de devolver a pacientes que tienen cita para ser operados, por la carencia de insumos y biopsias, los cuales deben ser suministrados por las autoridades del Ministerio de Salud y que siempre llegan a destiempo. En el modulo referido especialmente, operan semanalmente un promedio de 10 pacientes de diferentes patologías, tiene siete camas de recuperación, pero también reciben pacientes de emergencia niños y adultos, sobre todo en las noches, y los fines de semana, ya que esta abierto las 24 horas con personal de guardia. La calidad y el calor humano con que tratan a los pacientes en este CDI, bien lo quisiéramos tener en nuestros hospitales públicos, donde laboran médicos venezolanos que tratan a los pacientes a las patadas, como si fuéramos alimañas. Señor Ministro, le están pagando a estos servidores de la salud una miseria de salario y para más castigo les llega a destiempo, con varias semanas de retraso. Hay una doctora en ese CDI que hace siete meses que no le llega su paga. (Corríjase esta anomalía) No cree usted señor Ministro, que los reales que se les envía a los “médicos reposeros y guarimberos” de los hospitales públicos, no estaría mejor empleado, enviándoles estos recursos a los médicos cubanos, que sí nos prestan un mejor servicio a todo el pueblo venezolano, y más todavía, nos están sacando una cantidad de problemas a nivel nacional, con un servicio de primera calidad, en cuanto al factor humano.

Sabía usted señor Ministro, que en un hospital de la zona, dejaron abandonadas en el quirófano estos “médicos” a tres mujeres que estaban para dar a luz un nuevo ser, cada una de ellas por medio de cesárea y que el director de dicho hospital, tuvo que mandar a buscar a los médicos cubanos del mencionado CDI, para que trajeran al mundo estos nuevos seres que gozan de buena salud, para felicidad de sus padres, ¿sabía usted que a estos médicos cubanos los tuvieron que meter por la puerta de trasera del hospital e igualmente sacarlos por el mismo sitio, para que los “médicos” guarimberos no se enteraran? Hace falta una persona con los cojones bien puestos, para meter en cintura a estos médicos delincuentes. Señor Ministro, ¿sabe usted que, en dos apartamentos de dos habitaciones y un baño cada uno del edificio donde se encuentra este CDI, viven 35 profesionales cubanos de la medicina? Es necesario hacer justicia con estos galenos, que tan buen servicio de salud nos prestan a las clases que no tenemos riqueza de la sociedad venezolana.

Es urgente la socialización del sistema de salud, la eliminación de clínicas privadas y consultorios, donde hacen negocios lenocinios los “médicos” guarimberos, en compinchados con los dueños de estos antros de explotación que son las mencionadas clínicas; debe ser obligatorio que estos médicos trabajen ocho horas diarias en los hospitales públicos, para suministrarles atención a todos los venezolanos sin distinción.

Los escuálidos burgueses que quieran una atención particular y personalizada que la busquen fuera del país. El mal trato en las instituciones hospitalarias del Estado, son causadas por las permanentes huelgas generadas por estos “médicos” inhumanos, irresponsables, reposeros politiqueros y apátridas al servicio de los más oscuros intereses.

Las clínicas privadas deben ser confiscadas y quitarles este medio de explotación que nos tienen estos pulperos sobre los hombros de todos los venezolanos. Estos amos delincuentes de estas mencionadas clínicas, hacen su gran agosto con los seguros HCM, con lo cual desangran el erario del Estado, con la complicidad de muchos “médicos” delincuentes que se prestan a esta actividad delictiva, y cuando el mencionado seguro se agota y no cubre totalmente el mal que agobia al paciente, lo lanzan a la calle y que se pudra.

Es necesaria la corrección de estos medios de explotación y poner a funcionar todos los hospitales públicos, para la justa prestación de servicio al pueblo venezolano. Se deben regular con leyes las huelgas de estos “médicos” reposeros y delincuentes. Su profesión se la pagó totalmente el Estado, con los recursos de todos los venezolanos, para la prestación del servicio de salud a todos los ciudadanos igualitariamente y no para que se enriquezcan acosta de nuestros sufrimientos y sacrificios.

Es urgente la toma de estas medidas para la prestación de un buen servicio de salud, y con ello se logra la paz social y la felicidad de todos los que moramos en esta Gran Patria, y con tales medidas se estará construyendo el Socialismo Bolivariano y Revolucionario, para el uso-fruto de todos en sana paz.

Me perdonan el desorden de lo aquí narrado, pero la indignación que me provocan los abusos de estos “médicos guarimberos” contra el sistema de salud que tenemos los pobres y excluidos, fue lo que lo originó.

Salud Camaradas Bolivarianos.

Hasta la Victoria Siempre.

Patria, Socialismo o Muerte.

¡Venceremos!


manueltaibo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2182 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /misiones/a75017.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO