(Barrio Adentro, gracias)

Un proceso de autocrítica

Un proceso de autocrítica
(Barrio Adentro, gracias)

Una de las perversiones del neoliberalismo fue sin lugar a dudas destrozar nuestra credibilidad en todo lo que llevara el sello del Estado Venezolano, la ineficiencia fue, por muchos años, la caracterización de los servicios públicos.

La Revolución Bolivariana ha cambiado ese paradigma, y hoy vemos como las misiones que ha implementado nuestra Revolución, se hacen eficientes para garantizarnos un nivel de vida más elevado.

Debo reconocer algo de incredibilidad, y con ello mi proceso de autocrítica. En días pasados, por problemas de salud, tuve la necesidad de ir a una clínica privada (no tengo seguro médico) para una consulta con un internista, estuve por espacio de 2 horas esperando que me atendiera, cuando llegó mi turno se hizo presente el visitador médico, lo cual me molestó sobremanera ya que eso significaba media hora más de espera, por lo que reclamé sin prosperar ante el mismo. Después de dos horas y media fui atendido (un cliente más) y fue tan grande la orden de exámenes que me refirieron para hacerme que intuí que, dado mis niveles de ingreso, simplemente me sería imposible costeármelos, pagué la consulta y me fuí. En vista de lo cual, me dirigí al modelo de Barrio Adentro (Las Veredas “Rafael Urdaneta”), situado muy cerca de donde vivo, atendido por el Dr. Ariel Martínez, no esperé más de 15 minutos para ser atendido, ya dentro de la consulta pude comprobar que era un paciente (no un cliente) con dolencias, el trato fue humano.

Para el proceso de descarte me mandó a hacer una cantidad mucho menor de exámenes, me remitió a la clínica “Salvador Allende”, dado el volumen de pacientes, tuve que esperar (algo lógico), pero pude realizarme todos mis exámenes. Hoy sábado he podido mostrar los resultados de mis exámenes al Dr. Ariel Martínez, quien con mucha mística me atendió, despejó de mí algunas dudas y ahora sigo un tratamiento (medicinas incluidas, por todo lo que dure el tratamiento).

He sido un producto más de alienación del neoliberalismo ¡qué virus tan criminal nos inocularon en nuestra mente, los depredadores del mundo capitalista, que aun con una realidad práctica no he querido ver!

Todos los esfuerzos que ha adelantado el Gobierno Revolucionario para adecentar el servicio de salud, construir el servicio primario tan importante y necesario para mejorar nuestra calidad de vida, devolviéndonos lo que por derecho constitucional nos pertenece, el acceso a la salud, digna, eficiente y gratuita.

Hoy la atención primaria forma parte de un sistema de salud integral vinculado a un nuevo modelo del sistema de salud que a nivel nacional se desarrolla, constituyendo el núcleo principal del sistema, acercando la atención a la familia y las comunidades.

El mercantilismo de la salud fue un eje de desarrollo en las fases de implantación de las corrientes neoliberales, que paguen la salud quien tenga dinero, los que no puedan ¡que se las arreglen como pueda!

El Estado Revolucionario debe hoy seguir priorizando la salud del pueblo venezolano, la conclusión de obras en pleno progreso de construcción, así como algunas que sufren retrasos inconcebibles (por ejemplo, el CDI de la Ciudadela en la Urbanización Urdaneta, casi dos años en construcción), revisar las políticas de las compañías de seguro y de las clínicas privadas quienes desangran al Estado con las altas primas y costos de servicios clínicos, viven del Estado, el negocio es impresionante.

El camino más adecuado es seguir reafirmando el sistema de salud del cual hoy nos estamos posesionando como principio fundamental en el avance en la construcción de ese nuevo modelo de país que queremos, una sociedad más justa, plena de beneficios, incluyente, solidaria y por sobre todas las cosas, humanizada.

Mis sinceros respetos a todo el personal Cubano (a pesar de algunas ovejas descarriadas) que solidariamente se encuentran en el país, había olvidado la calidad humana de estos compañeros cubanos, de la cual fui testigo en un pasado remoto en el Hospital “Hermanos Almejeira”. Cuántos médicos y médicas de nombre Ariel Martínez tenemos hoy en el país ¡compañeros(as) aprendemos de su solidaridad!

¡El trabajo no ha sido en vano Fidel!

Pa lante presidente Chávez.

NO HAY NADA MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE.

Patria, Socialismo o Muerte…
Venceremos

http://chamosaurio.blogspot.com/
http://chamosaurio.wordpress.com/

chamosaurio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3068 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /misiones/a56258.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO