...De como un burócrata desprecia un milagro

En plena Semana Mayor, específicamente el viernes Santo, en vez de irnos a la playa o la montaña, mi esposa y yo aprovechamos una Jornada Especial de despistaje que realizaban en un CDI cercano a mi casa en Paraguaná, a solo dos cuadras, a hacernos un Chequeo General que nunca está de mas, en mi caso tenia mas de 20 años de no realizármelo desde mis días de servicio activo en la Armada. Definitivamente uno entra a estos centros y no parece que estuviese en un hospital publico a los cuales estábamos acostumbrados acá, primero la atención tan personalizada y el trato tan humano que le dispensan a sus pacientes estos hermanos antillanos junto con unos pocos, y bien pocos, venezolanos. Nos hicieron de todo: Ecocardiograma, Ecosonograma, Exámenes de Laboratorio, Examen de foniatría, de la vista, me dieron unos lentes adaptados…es decir un examen completo sin cancelar medio y en atención a lo que pauta la Constitución referente a la gratuidad de la Salud y Educación.

Yo salí bien a Dios gracias, con los valores en el limite permitido y no requerí tratamiento; con mi esposa la cosa fue diferente, le detectaron carnosidad en la vista la cual estaba provocándole fuertes molestias y dolores de cabeza e inmediatamente fue referida a operarse a Maracaibo la siguiente semana, donde fue llevada en Ambulancia hasta Coro y junto con otros pacientes del estado fueron trasladados en una buseta hasta el Zulia, con todos los gastos de alojamiento y alimentación por cuenta de la Misión Milagro. Al llegar a Maracaibo fueron alojados en un hotel transformado en un hibrido de consultorio y dormitorios, siendo chequeados y trasladados al IPASME donde fueron operados satisfactoriamente, era increíble la cantidad de pacientes que había y la rapidez y eficiencia con que eran intervenidos; en este Centro operan mas de 100 personas diariamente de todos los estados cercanos, al paso que van no quedaran ciegos en Venezuela, y no por que van a morir sino porque ahora van a ver bien.

Esa noche pernoctó en una suite del hotel con otras tres damas para su recuperación post-operatoria y al día siguiente fueron a consulta, y a media mañana ya venían de retorno a su casa operadas y con todo el tratamiento y medicinas en la mano en una unidad con toda su comodidad, compartiendo las anécdotas del viaje cumplido en medio de una total camaradería, gente de todos los estratos sociales, profesionales, técnicos, personas muy humildes, jóvenes, adultos, ancianos…es decir PUEBLO QUE CREYÓ EN UN MILAGRO Y SE DIO. Hasta aquí todo marchaba bien y agradecido eternamente a estos abnegados médicos, el problema y vía crucis empezó cuando mi esposa tramitó el reposo respectivo ante el IPASME de Punto Fijo, ya que es docente, allí inició el calvario, primero una funcionaria muy burócrata ella, que me pregunta ¿De que la operaron? y le digo que le rasparon el ojo, muy ruiseña ella celebró mi ocurrencia; pero la expresión del rostro le cambio al enseñarle el reposo expedido por el respectivo CDI y firmado por el medico cubano tratante, la expresión cambió a un rictus de desprecio y con una total displicencia manifestó que eso no servía porque era de los “cubanos”, pero dicho esto ultimo de una manera despectiva …”cubanos”… como si fuese el propio Fidel Castro que operó a mi esposa (Gracias Fidel por el apoyo) y que por que motivo no había ido a ver primero un medico particular, la respondí que como iba a ir a otro medico teniendo un CDI tan cerca con tan buenos servicios gratuitos.

Al ver la reacción de esta funcionaria le pregunto entonces como hace un docente para tramitar el respectivo reposo a lo que responde que debe venir a consulta oftalmológica, pero el medico está de vacaciones; le expresé airadamente mi molestia de ver tanto saboteo a un plan nacional como la Misión Milagro, lo que hizo que la funcionaria de mala gana y a regañadientes consiguiera una cita a la semana siguiente. Las autoridades del IPASME y también del IVSS deben estar atentos a la conducta de algunos funcionarios, no todos, que torpedean todo lo que huela a Misiones Sociales dando este tipo de respuestas que dejan mucho que desear de este proceso revolucionario de cambios. No puede ser que después de tanto esfuerzo humano y logístico de tantas personas, indistintamente del país que sean, ya sean cubanos, rusos, chinos, norteamericanos, marcianos o de donde sea que vengan en una misión tan noble y loable, sean saboteadas esta acciones por la intolerancia política de unos funcionarios que anteponen sus mezquinos intereses personales y cometen este tipo de actos que dejan mal parado a la institución:

Los respectivos Ministerios deben buscar el mecanismo para que sean validados estos reposos o que en las Misiones asignen médicos criollos que si quieran ayudar y apoyar a estas Misiones; igualmente pasa en algunos hospitales públicos y la gran mayoría de las clínicas privadas que no aceptan pacientes o exámenes referidos por Barrio Adentro; el Gobierno debe aplicar mano dura contra estos indolentes que anteponen su intolerancia y discriminación antes que el juramento hipocrático OJO PELA’O ¿SERA QUE LA REVOLUCION NO HA LLEGADO AL IPASME?

achue2@gmail.com

achue2@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3752 veces.



Juan Carlos Achue Jordan


Visite el perfil de Juan Carlos Achue para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /misiones/a33449.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO